NO PODRÁS SALIR por Shorby

Portada de NO PODRÁS SALIR

Estamos de nuevo ante el segundo homenaje a esos libritos de los setenta de la conocida Bruguera. Con esa edición tan apetecible, esas portadas tan tétricas que me encantan ¡y ese precio!, imposible resistirse.
Espero de verdad que vengan muchos más.

Esta vez nos situamos en las islas Canarias, concretamente Las Palmas, donde nos adentraremos en una lectura de esas que te ponen tan nervioso que no puedes hacer otra cosa que leer a toda prisa para saber qué pasa a continuación.

Ya en su inicio nos salpica alguna gotilla de sangre, pues empieza fuerte; un demente se dedica a cargarse a todo el que pretenda pasar la noche (o echar el rato) en lo profundo del bosque, entre niebla y aullidos. En este punto he de decir que la gran mayoría de los damnificados son adolescentes.
Poco más adelante, Wake presenta al policía que anda investigando las desapariciones y brutales masacres como un irlandés al que llaman Rojo (aka Matt), que se hace cargo de su hija quinceañera. Y hasta aquí puedo leer, que la novela es muy cortita y si no destripo (jejeje) todo el contenido.

Así, tenemos una novela al más puro estilo que baña los slasher de los ochenta, con su hilo argumental, su giro final… su perturbado en forma de cazador enorme, empuñando un hacha con la que intenta –y consigue- endiñar a diestro y siniestro a sus víctima, haciendo que más de una (o dos) pierda algún que otro miembro y chorree de lo lindo por todas partes.

Como decía al principio, el ritmo es endemoniado y las descripciones de lo más gráficas, con lo que me gustan a mí los toques gore. El desarrollo es bastante dinámico, en cuyos renglones caminan (o más bien corren despavoridos) personajes bien perfilados, con carisma, sobretodo teniendo en cuenta la cantidad de páginas de nuestra historia.

La verdad es que había en partes de la historia donde estaba realmente inquieta, pues conseguí meterme de lleno en cada página. Es admirable leer una novela de tan breve duración donde el autor sea capaz de hacer sentir al lector impresiones de este calibre.

Obligatorio para todos aquellos a los que les guste el género.

Escrita hace 9 años · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Jorge_E_Pulido_Paz hace 9 años

Un ambiente rural siniestro e insano con tipología humana "singular" tipo la America profunda del gore trasladado a las Canarias, la existencia misma de un hipotético serial killer y un paisaje inquietante aunque bello, la verdad hubiese sido mejor elegir La Palma antes que Gran Canaria.