LAS OVEJAS DE GLENNKILL por Shorby

Portada de LAS OVEJAS DE GLENNKILL

Con esta interesante y original novela, debutó su autora en 2005, siendo el quinto libro más vendido del 2006 en Alemania, con –por entonces- más de trescientos mil ejemplares. Así, Swan se estrena en el panorama literario de misterio con esta peculiar historia.

Su punto fuerte son nuestros detectives, nada parecidos al habitual personaje al que todos estamos acostumbrados. Esta vez son ovejas. Más concretamente, un rebaño, donde hay de todo un poco: ovejas jóvenes, un carnero con cuatro cuernos, la oveja más inteligente de todo Glennkill, la que tiene mejor olfato, la más lanuda, la que jamás olvida nada…
Todas ellas, son testigos a medias del asesinato de su pastor, con el que no estaban especialmente contentas, pero al que echan mucho de menos. George aparece una mañana empalado en lo alto de la colina, por lo que, tras el susto inicial, las ovejas no hacen otra cosa que indagar para tratar de descubrir al asesino; se ayudan de su instinto, su sabiduría ovina y de los conocimientos adquiridos gracias a los variados libros que el pastor les leía de vez en cuando.

Nos adentramos en una novela bastante peculiar, desenfadada, que se lee en un periquete, donde vamos descubriendo todo el meollo de mano –¿o pezuña?- de dichas ovejas. Deciden perseguir a los sospechosos, hasta el punto de dividirse en pequeños grupos e ir indagando por el pueblo y la colina, dejándonos curiosos diálogos que no tienen desperdicio.

La autora nos va dejando muy hábilmente pequeñas pistas sobre los hechos, lo cual nos lleva a averiguar que no todo es tan sencillo como en principio aparenta, pues hay una trama más truculenta de lo que parece detrás del asesinato del pastor. Y es que el rebaño humano es tan complicado…
Las mismas ovejas nos relatan sus historias, cómo llegaron al rebaño, qué hacían antes… lo cual se agradece porque nos ayuda a entender su carácter, pero en alguna que otra ocasión no es más que paja. Me explico. Me ha gustado mucho la descripción de cada animal, por lo que acabo de decir, sin embargo deja de lado el tema del asesinato para centrarse en anécdotas que no añaden nada a la historia, más que páginas.
También cambia un poco el estilo de narración una vez vamos llegando a la mitad del libro, cosa que choca un poco y no sé si lo hace adrede o simplemente es un descuido de autora novel.
Todo ello va encabezado por un Dramatis “personae”, donde se nos explica quién es cada oveja y las cualidades que la caracterizan; personalmente, aconsejo saltarse esta parte, pues puede revelar algún detalle interesante que, opino, es mejor descubrir según avanza la lectura (aunque tampoco destripa nada importante de la trama).

No dejaría de ser una novela negra más sino fuese por las mentes pensantes que ocupan la narración.
A ratos un pelín densa, pero igualmente es bastante recomendable. Un libro diferente =)

Escrita hace 9 años · 4.7 puntos con 3 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios