BOLIVAR Y EL "REALISMO MÁGICO" por Hipatia

Portada de EL GENERAL EN SU LABERINTO

Con la publicación de El general en su laberinto (1989), un acercamiento mítico, histórico y humano a la figura de Simón Bolívar, el Libertador, García Márquez realizó uno de sus grandes sueños como escritor. Es una novela histórica en la que García Márquez relata los últimos meses, los menos documentados, de la vida del general Bolívar. El autor dice en sus “Gratitudes” que trató de respetar al pie de la letra lo que se conoce de la vida del prócer, corrigiendo hasta la más mínima contradicción que pudiera haber entre la novela y la biografía.
García Márquez realiza una mezcla de ficción y realidad que funciona muy bien. Que el personaje principal fuera real no implica que los hechos narrados en el libro sean verídicos. Es una novela y como tal pertenece al mundo de la ficción, aunque el autor haga continuas referencias a sucesos ocurridos en la vida del General Bolívar.
El realismo lo aporta el General y la magia, la naturaleza y la gastronomía. La primera por sus excesos: “fue un aguacero prematuro de una violencia arrasadora, que desempedró las calles y desbordó las aguas en los barrios pobres” y la segunda por sus sonoros nombres: “carne fosforescente con sabor a jazmín”, “mazamorra de maíz tierno”, “un plato de alboronía”, “una totuma llena de guayabas”, etc.
Después de veinte años de guerras y sin poder alcanzar el objetivo de una América unida en una gran república, Bolívar realiza, por última vez, un nostálgico viaje por el río Magdalena en el que vuelve a visitar ciudades en sus orillas donde revive sus triunfos, sus pasiones y las traiciones de su vida. Recordando el poder que tuvo y su sueño de unidad no realizado, enfermo, derrotado y traicionado, vaga más muerto, física y espiritualmente, que vivo.
El 8 de mayo sale Bolívar de Bogotá a su destino final. “Vamonós”, dijo. “Vamonós, que aquí no nos quiere nadie”. Turbaco, Soledad, Barranquilla, Santa Marta, hasta llegar a San Pedro Alejandrino el 6 de diciembre. En el transcurso de viaje Bolívar recibe la noticia del asesinato de Antonio José de Sucre lo que le conmovió profundamente.
A lo largo de las páginas del libro García Márquez nos muestra la ideología política del general Bolívar, más que por la independencia, luchó por la unificación de América del sur, “un solo país libre y único desde México al Cabo de Hornos”.
Algo que refleja muy bien García Márquez es la decadencia, el ocaso del héroe. Nos presenta su lado humano, sus últimos días, sus miedos, sus odios, sus fantasmas, sus pesadillas. Consumido por la fiebre y perdido en su laberinto, Bolívar aun piensa en defender la integridad de la republica como soldado y como ciudadano y pide a sus compatriotas reunirse en torno al gobierno de Urdaneta.
Es “el canto del cisne”. La tuberculosis pulmonar que padece ha acabado con las energías del general. Moribundo, llega a la quinta de San Pedro Alejandrino, propiedad del español Joaquín de Mier, el 6 de diciembre de 1930. Es el final.
El 17 de diciembre, Simón Bolívar muere en la quinta de San Pedro Alejandrino, rodeado de muy pocos amigos.

Escrita hace 9 años · 4 puntos con 2 votos · @Hipatia le ha puesto un 7 ·

Comentarios