ATRAPANTE, DIVERTIDO Y MISTERIOSO por Lunatica

Portada de SOMBRA NOCTURNA

La sinopsis del libro te atrapa, te deja diciendo “lo llevó o lo llevó” en cuanto la lees. Lo mejor es que no desvela mucho, todo es superficial y no te daña la lectura como otras, en cambio te inicia y te quedas con ganas de más.

El libro es narrado por Cala Tor, la loba alfa que formará una nueva manada para ayudar a los Bane y los Nightshade en las patrullas de la zona. Es una chica que siempre ha vivido con las creencias de que los custodios son sus amos, sus acciones son sagradas y por eso les deben obediencia y protegerlos, son sus guerreros; pero de repente su mundo da un giro de 180 grados cuando Seamus Doran, Shay, llega a su vida; este nuevo chico pone en tela de juicio todas sus creencias y además la hace sentir cosas que no debería estar sintiendo por otro hombre que no fuera Renier Laroche, su futuro compañero.

Aunque di por sentado que Cala elegiría entre Ren y Shay antes de dejarse “meter mano” por alguno de los dos, tuve que retractarme en los primeros capítulos. Entre los tres suceden escenas que te suben los colores y te frustran al ver la poca claridad con la que cuenta Cala.

Vamos, que dejarse besar y manosear por dos hombres no es lo más sensato del mundo, menos cuando debes llegar casta al enlace/matrimonio. Se dejaba tocar por Ren, aunque no era lo más adecuado, porque era su próxima pareja, el alfa con el que compartiría el liderazgo de la manada Haldis y con él que pasaría el resto de su vida como guardiana. Pero al mismo tiempo se besaba con Shay, con el que se sentía libre y relajada, porque su cuerpo lo deseaba y muy en el fondo ella también lo hacía.

Cuando me presentaron el “triángulo amoroso” hice mi elección: Shay. Se preguntarán porque no elegí al sexy alfa de la manda Bane, pues porque él se deja manosear por cualquier chica y él mismo manosea también, ha salido con demasiadas chicas mientras Cala se guardaba para él y en ciertas ocasiones da la impresión de ver a Cala sólo como una adquisición y no como su esposa/pareja.

Por su parte, Shay la ve como lo que en realidad es: una chica. La ama por su belleza, la respeta y tiene en cuenta sus opiniones; durante todo el libro jamás se refirió a Cala como una guardiana ni como a la alfa que debe seguir todas las ordenes de sus amos, sino como un ser que debería escoger lo que mejor le pareciera y no lo que los custodios deseaban para ella, un ser libre.

Los custodios fueron insufribles, desde que se explicó quienes eran y como funcionaban las cosas entre ellos y los guardianes los deteste; usan a los guardianes como sus escudos, hacen de ellos lo que quieren y no los dejan elegir. Pero no sólo los deteste a ellos, también a los guardianes ignorantes que no se negaban a creer que deberían ser libres, no someterse ante unos cuantos a cambio de cosas materiales.

Efron, el custodio de la manda Bane, es un depravado. Hacer lo que hace con Sabine solo porque tiene “el poder” no es suficiente razón. Es desagradable ver el temor y la frustración a la que somete a la manada, no es digno de ser un amo pero al ser un custodio no hay nada que se pueda hacer al respecto.

Logan es hijo de Efron, como es de esperar es igual a su padre, de tal palo tal astilla. Por su parte prefiere algo más masculino, si me entienden, pero sigue siendo igual de desagradable. Espero que pase al otro mundo antes de poder si quiera acercarse a los miembros de la manada Haldis o que Mason sepa defenderse de sus garras.

Emile Laroche, el padre de Ren, es un hombre detestable; no te lo presentan hasta bien avanzado el libro pero con una acción ya te desagrada. Es un hombre controlador, desagradable, rencoroso y competitivo; acepto que sea un líder de manada pero no su comportamiento con la madre de Cala.

Como leen, tenemos una gran variedad de personajes, aunque los tres últimos son de lo peorcito que puede haber, y están bien construidos, la trama está pensada con antelación ya que no te salen con disparates a la mitad del libro y la historia da para que sean alrededor de dos o tres libros más, que según veo en la página de la autora, así es.

El libro es bueno, no lo niego pero la indecisión de Cala es demasiado para mí; hubiera sido más aceptable que se debatiera por los dos sin darle esperanzas a ninguno, pero meterse con los ambos me exaspero. Tal vez soy demasiado dura en el tema pero no me parece, antes de dejarse besar por los dos debió elegir a alguno. Además vi un ligero machismo en cuanto a la jerarquía de las manadas; me explico, aun cuando Cala seguiría siendo un alfa cuando se uniera a Ren, en el preciso instante en que pasara a ser su compañera dejaría de tener “autonomía”, es decir responder ante él. No perdono las indecisiones alargadas y el machismo, espero que ambos puntos mejoren en el segundo tomo.

Aún tenemos muchas preguntas por responder y algo me dice que se formularán muchas otras en los siguientes títulos.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @Lunatica le ha puesto un 9 ·

Comentarios