DESDE LA PRIMERA LETRA HASTA EL PUNTO FINAL por Jota_Qu

Portada de CRIMEN Y CASTIGO
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

Obra maestra es quedarse corto, muy corto.
La disección psicológica de Raskolnikof, en esta época de análisis superficiales impresiona, lo bien que ha envejecido, porque la temática es absolutamente universal, los personajes satélites. Uff.

Pero sobre todo, el ataque frontal a la línea de flotación de uno de los pilares del pensamiento y la moral judeo-cristiana: el sentimiento de culpa. Raskolnikof postula, y actúa en consecuencia, que el fin justifica los medios de según quien y tras asesinar no se siente culpable del asesinato en sí en ningún momento, porque ha librado al mundo de una rata, de un gusano. Sin embargo, el protagonista va a protagonizar un vertiginoso descenso a los infiernos, por la presión social, por lo que pensarán su madre y su hermana de él, porque las cosas no salen como él las había previsto y por decepcionarse a sí mismo, al no poder considerarse un hombre por encima de la ley, como él mismo pretendía. Es la sociedad la que no "comprende" o asimila su crimen y este rechazo del mundo es lo que tortura a Raskolnikof, la presión del entorno, como dicen en los periódicos deportivos.
De ahí, solo podrá salvarlo el amor incondicional de Sonia. Si encuentra a alguien capaz de aceptar sus actos, no se sentirá completamente rechazado y podrá volver a vivir.
Impresionante.

Escrita hace 9 años · 3.4 puntos con 10 votos · @Jota_Qu le ha puesto un 10 ·

Comentarios