TODOS LOS AÑOS PERDIDOS por Carlos84

Portada de TODOS LOS AÑOS PERDIDOS

Estoy de acuerdo con algunos de los comentarios que aparecen en la anterior reseña sobre este libro. El tema de las erratas, en determinadas editoriales, es impresionante. Mi amiga Maru, que se dedica al tema, lo achaca a la ambición, las prisas y la chapuza, vaya, de algunos editores.
Ahora bien, dicho esto, me sorprende que se despache alegremente una novela que, a mi juicio, es de lo mejor que se ha publicado en el último año. Una historia apasionante que te engancha desde la primera página, contada con un pulso narrativo que te deja sin aliento. Tierna, brutal, sorprendente...
La narración arranca en los años ochenta, aquellos de la movida que dieron tanta buena música y cuyos discos sonaban terriblemente mal, lastrados por producciones torpes, grandilocuentes y vacuas (me dedico a ello, se bien de lo que hablo). ¿Les negamos por eso el pan y la sal a los artistas?
Esta novela es una auténtica maravilla para todos los que les guste la buena literatura. Un hermoso regalo, aunque el torpe tendero lo haya envuelto en un papel vulgar y con manchas. Esto no lo harían si fuera un escritor más famoso. Así es este país.
Por mi parte, me haré con la otra obra de este autor que estoy deseando leer, aunque suponga darle dinero a su editorial.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @Carlos84 le ha puesto un 9 ·

Comentarios

@PYLY hace 9 años

Si yo estoy de acuerdo en que el problema es de la edición y no de la historia, que también me ha gustado, aunque no tanto como a ti. Y sé que no soluciona nada contarlo aquí, como quien lo grita a los cuatro vientos, pero necesitaba desahogarme, porque me ha resultado tan incómodo que no he disfrutado el libro tanto como lo habría hecho de haber estado escrito sin erratas. Y es una auténtica pena. No me importaría leer la otra novela de Miguel Rubio, pero desde luego no pienso pagar nada por ella. Encontraré la manera de disfrutar del libro sin dar ningún beneficio a una editorial que no solamente no hace bien su trababjo, sino que lo vende como lo estuviera. Me parece una estafa y no voy a dejarme estafar.