DETRÁS DE CADA NOMBRE, UNA HISTORIA por EKELEDUDU

Portada de TOPONIMIA DEL PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI

Con bastante frecuencia nos pasa que no tenemos la menor idea de la procedencia del nombre de un río, una montaña o incluso una simple calle; y quizás con menor frecuencia nos pase que al enterarnos de dicha procedencia, nos sintamos asombrados de la historia que hay detrás de ese nombre y nos sintamos como avergonzados de haber ignorado tanto tiempo lo que descubrimos era una parte importante de la historia nacional, provincial o municipal y que debería ser, sin duda, una parte importante del pasado personal. Pues bien, si tal sentimiento nunca nos ha embargado, ya es hora de que caya sucediendo, porque la toponimia de cada país es muy rica en acontecimientos y personajes interesantes, y como para demostrarlo aquí está esta TOPONIMIA DEL PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI que escribió Juan martín Biedma, para mí un desconocido pero al que respeto más que a muchas celebridades que puedan hallarse en cualquier campo -literario inclusive- a partir, precisamente, de esta obra que publicó el Servicio de Parques Nacionales de la República Argentina.

Digamos para los legos que el nahuel Huapi es un lago patagónico vinculado con muchos cursos hidrográficos. En la zona se creó en 1934 el Parque nacional del mismo nombre.

Según proclama el entusiasta prólogo, el profesor Juan martín Biedma es un estudioso de reconocido prestigio en el campo de las disciplinas históricas... Ha recorrido todos los rincones del Parque Nacional Nahuel Huapi, siendo su trabajo el fruto de esos viajes y de largos años de paciente investigación. Además, una nota preliminar nos informa que el autor se tomó el trabajo de incluir topónimos que no figuraban entonces en las principales cartas oficiales de la región, las del Instituto Geográfico Militar y de la Dirección de Parques Nacionales; excluyendo en cambio los que desde su punto de vista no revestían el menor interés histórico o geográfico.

Desde ya, no estamos ante un libro para leer de corrido, aunque sin duda con el tiempo acabaremos leyéndolo todo. Es, más que nada, un libro de ésos que se hojean deteniéndose en una página que llama nuestro interés, o bien para consultar ante la curiosidad que nos inspire el origen de un topónimo en particular.

El libro sigue un orden estrictamente alfabético y cada entrada comienza describiendo geográficamente aquello que designa el topónimo -cerro, río, isla- para luego entrar en los detalles históricos que correspondan. Algunos topónimos son voces aborígenes; otros homenajean a exploradores, religiosos, militares, caciques. Muchos de ellos son localizables en un mapa desplegable que se incluye al final de la obra.

Si algo podemos extrañar los argentinos de la última dictadura militar es la intensa difusión de la cultura que había entonces, y que derivó precisamente, entre otras cosas, en publicaciones como ésta. Nada que ver, por desgracia, con muchas otras cosas que ahora son llamadas cultura y que disimulan muy bien su condición de tal.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios