AHORA LE TOCA A LA GUERRA MEDIEVAL por EKELEDUDU

Portada de TÉCNICAS BÉLICAS DEL MUNDO MEDIEVAL

He aquí el segundo volumen de la colección de Libsa dedicada a examinar la evolución de las ténicas bélicas a través de los tiempos. Hay al menos tres tomos más, uno dedicado a la Edad Moderna, otro a la Edad Contemporánea y el tercero dedicado a Oriente. Es dudoso que los comente, pero aclaremos que esto no significa que no tenga confianza en la calidad de esas obras sino, más bien, a que se ocupan de períodos que no me interesan mayormente, excepto el dedicado al mundo oriental.

Del equipo que preparó el primer volumen volvemos a encontrar aquí a Phyllis G. Jestice, acompañada ahora por Matthew Bennett, Jim Bradbury, Kelly DeVries y Iain Dickie. No enmumeraremos las sólidas credenciales habilitantes de cada uno de ellos, que el lector encontrará detalladas en una de las solapas del libro, pero sí destacaremos que el hecho de que sean cinco los especialistas dedicados a la preparación del mismo le concede cierto sello de mayor confiabilidad, tanto más cuanto que la tarea encarada no fue precisamente pequeña o sencilla. Se examinan cinco aspectos de la guerra en sendos capítulos, a saber: "El papel de la infantería", "La guerra a caballo", "Mando y control", "Las técnicas de asedio" y "La guerra naval". La experiencia me va enseñando que es bien cierto aquello de que el que mucho abarca, poco aprieta; y si sólo una persona se hubiera encargado de todo, habría sido más factible, por nobles que fueran sus intenciones y dedicada su labor, que la misma se viera empañada por una serie de errores y dudas. Por supuesto, nunca hay garantías absolutas, pero así ya es más difícil.

Como en el caso del precedente volumen, no sólo se trata de detallar el equipamiento, las técnicas y tácticas de combate sino, además, de mostrarlas en acción mediante la descripción minuciosa de batallas célebres como Hastings, Bannockburn, Agincourt, el asedio de Constantinopla y la campaña vikinga en el Sena. En estos casos, el texto se complementa con gráficos exponiendo posiciones de ejércitos, orden de avance, maniobras, etc., para facilitar la comprensión de dichas batallas. También encontramos magníficas ilustraciones del equipo de los guerreros, las armas y las máquinas de asedio, y en estos casos también es preciso recalcar que dichos dibujos, aunque muy bien realizados, no pretenden estar sólo de adorno, sino que un epígrafe al pie hace comentarios particulares sobre el mismo, señalando por ejemplo alguna peculiaridad del armamento defensivo u ofensivo.

La verdad es que hablar detenidamente de esta obra y de otras de la colección es algo que temo que esté, no sólo fuera de mi alcance, sino también fuera del alcance de cualquiera que disponga de un espacio limitado para hacer reseñas. Tal vez, por otra parte, ni con espacio ilimitado le haríamos justicia; de modo que ni vale la pena gastarse. Basta con apenas ver la portada: se trata del tipo de libros que impacta desde la misma presentación por su belleza gráfica, que es sencillamente un sueño.

Ningún apasionado del Medioevo o lo militar debe dejar pasar esta obra, que lo deleitará de principio a fin. A quien le vaya más la Edad Moderna o la Contemporánea, ya dijimos que Libsa también ha pensado en ellos... Y estoy seguro que con la misma soberbia calidad exhibida hasta ahora.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios