Y LA SERIE VA A MEJOR por PYLY

Portada de LAS HIJAS DEL FRÍO

Ahora está muy de moda escribir series, como mínimo trilogías, y la novela negra sueca también. Podría parecer que se está más pendiente de vender libros que de escribir buenas historias, pero no es el caso.
Estoy encantada de volver a leer un caso de Patrick y Erica, aunque haya tenido que vérmelas con otros personajes. ¡Cómo he llegado a odiar a la puñetera niña rica!
Es increible la maldad que puede llegar a generar el egoismo, y lo fácil que es transmitir esa maldad, incluso cuando la genética no juega ningún papel. Cuántas vidas se destrozan o se truncan en esta historia por el egoismo de un solo personaje. El único consuelo que me queda como lectora es que nunca llegó a ser feliz, a pesar de todo el esfuerzo que hizo para conseguirlo, a costa de cualquier cosa y de cualquier pesona que se cruzase en su camino. Es más, vivió siempre amargada pensando que la vida le negaba lo que ella creía merecer por el simple hecho de existir, y me alegro de que esa amargura no la abandonase nunca, porque ese fue su castigo.
Y cómo me gusta ir descubriendo detalles de la historia según avanza la investigación policial. Muy bien construida la trama.

Escrita hace 10 años · 3 puntos con 1 voto · @PYLY le ha puesto un 7 ·

Comentarios