ORDENO Y MANDO por Shorby

Portada de ORDENO Y MANDO

Este fue mi primer acercamiento a la obra de esta autora francesa, de estilo realmente peculiar a la hora de narrar, no por la forma, sino por el contenido.

Al comienzo de esta novela, contada en primera persona por Baptiste (el protagonista), un individuo le está explicando qué es lo que debe hacer si alguien muere en su casa. Así, del tirón y para ir abriendo boca.
Si alguien siente curiosidad, es tan sencillo como llamar a un taxi para llevar al pseudo-muerto –que “en realidad” no está muerto, sino muy grave o sin conocimiento- al hospital más cercano. Al llegar allí, no hay más que decir que ha fallecido en el vehículo, de camino. Así te quitas el marrón y no quedas como sospechoso de homicidio.
Buen consejo.

Lo que son las casualidades… porque –oh, sorpresa- al día siguiente, un tipo corpulento entra en casa de nuestro individuo con la excusa de que su coche se ha averiado y la cabina más cercana no funciona. Baptiste, generoso él, le deja usar su teléfono.
Y de repente, el hombre cae a peso plomo al suelo, muerto.
Sin embargo, Baptiste, en plena histeria, en vez de hacer lo que le habían aconsejado tan sabiamente, decide registrar al muerto. Averiguar dónde había telefoneado, por qué, su nombre (Olaf), su dirección…
El caso es que acaba dejando al muerto en su casa y subiéndose al flamante cochazo, que el señor ya no podrá volver a disfrutar, para ir hacia la vivienda del mismo y ¿por qué no?, suplantarlo.

Baptiste/Olaf, comparte protagonismo con la mujer del fiambre, a la que decide llamar Sigrid, sin que esta se oponga o extrañe. Aunque tampoco nos podemos esperar otra cosa de alguien que basa su dieta en champán carísimo y ocupa su vida yendo de compras o dando de comer a su gato.

Es una novela bastante cortita, pero a la vez intensa –sobretodo en su comienzo-, que va desinflando un poco a medida que llega el desenlace, pues a mí al menos se me hizo un tanto lineal llegada ya cierta parte de la historia; no hay apenas giros en la trama.

Desde luego, es una lectura que no deja indiferente; creo que es de esos libros que, o bien te gusta, o bien todo lo contrario. A mí personalmente me ha gustado, aunque no lo consideraría una lectura imprescindible.

Escrita hace 10 años · 3.5 puntos con 2 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios