LOS JUEGOS DEL HAMBRE por Shorby

Portada de LOS JUEGOS DEL HAMBRE

Los Juegos del Hambre es la primera parte de una trilogía de literatura juvenil –le siguen “En llamas” y “Sinsajo”-, que perfectamente puede ser para adultos.
La verdad es que era una novela que no me llamaba especialmente la atención. Hasta que empecé a leerla y no podía parar. Literalmente.

La historia transcurre en una Norteamérica desolada y destruida por guerras brutales y sanguinarias; más concretamente, en la nación de Panem, un lugar gobernado por el poder tiránico del Capitolio. El sitio está dividido en doce Distritos, cada uno de ellos con gente y trabajos diferentes, pero todos ellos sumidos en la pobreza. Los derechos humanos son tan sólo un recuerdo del pasado y el hambre prima sobre todas las cosas.
En el Distrito 12 -en la zona minera: la Veta-, se encuentra nuestra protagonista, Katniss (desde ahora, otra de mis favoritas en lo que a literatura se refiere). Una chica de dieciséis años que cuida de su madre y hermana pequeña, yendo a cazar fuera, a los límites del Distrito, lo cual está prohibido, y cuya compañía consta de un chico de dieciocho: su amigo Gale, que también ha de alimentar a su madre y hermanos. Ambos cazan juntos durante todo el día para después llevar el botín obtenido a diferentes puntos del Distrito, consiguiendo alimentos y provisiones mediante trueques.
Y tras la presentación, “¡que den comienzo los septuagésimo cuatros Juegos del Hambre!”.

De cada Distrito, serán elegidos “al azar” un chico y una chica para participar en esta mezcla de reality show y Battle Royal, es decir, una lucha a muerte, en la que hay veinticuatro participantes de entre doce y dieciocho años de edad. La batalla se celebra una vez al año y es televisada a diario, minuto a minuto, donde el resto de los habitantes de la nación son meros espectadores; se realiza en un medio hostil, del que no saben nada hasta que están una vez dentro y donde no sabes si el que tienes al lado es un aliado o tu peor enemigo; donde tampoco saben las facilidades que se les ofrecerán en el campo de batalla... si es que se les ofrece alguna.
El premio consta del sustento durante todo un año para la familia del vencedor o vencedora, pues sólo ha de quedar uno.

La historia está contada por la misma Katniss, una muchacha coherente, con carácter, que intenta imponer sus principios, pero es a la vez agreste e imperfecta, lo que la hace más humana en vez de ser la típica heroína a la que nos tienen acostumbrados. Ella se ve en los Juegos del Hambre por ocupar –sin dudarlo- el lugar de su hermana, de doce años, que es la elegida este año para participar en el sanguinario espectáculo. Gracias a que sabemos en todo momento lo que piensa y cómo se encuentra, Collins nos hace súper fácil meternos en la piel de la chica, es más, lo narra de tal forma que deja de ser ciencia-ficción para creernos todo a pies juntillas.

Nuestra novela se divide en tres partes.
La primera, “Los tributos”, es donde se presenta la historia y a su protagonista. Se habla del mecanismo de los Juegos, del porqué de estos y nos muestra la preparación de los tributos (que no son otros que los “elegidos” de cada Distrito), centrándose por supuesto en los dos del Distrito 12.
En la segunda, “Los Juegos”, tenemos el plato fuerte, toda la carnaza. Comienza casi en el mismo instante en que se inaugura la batalla, se nos cuentan los últimos preparativos y entramos de lleno al lío. Nos sueltan en un bosque junto a Katniss y hemos de luchar para sobrevivir con ella.
La tercera y última, “El vencedor”, que no es otra que el desenlace. Y ese, hay que leérselo.

Una novela con tintes de ciencia-ficción, aventuras e incluso un toque de amor (que nunca viene mal), en la que te sumerges fácilmente habiendo leído tan sólo un par de páginas. Una historia muy fácil de leer, bastante original, que está plagada de acción y donde no paran de suceder cosas en todo momento, pues el capítulo acaba siempre en un punto fuerte, por lo que necesitas saber qué va a pasar y la autora va manteniéndote en vilo hasta el final.

Hacía mucho que no me pasaba esto con un libro (desde “El nombre del viento”), la sensación de necesitar leer y leer hasta finalizarlo, cosa que me ha sorprendido muchísimo. Para bien.
¡Ahora a por la segunda parte!

Escrita hace 10 años · 4.3 puntos con 6 votos · @Shorby le ha puesto un 10 ·

Comentarios

@Kementari hace 10 años

Vaya Shorby. Al empezar a leer esto sólo pensé en "El artista del hambre" de Kafka. Ya veo que no. ¡Un saludo!

@Pulgacroft_Salta_Rin hace 9 años

A mí también me gustó!! Una buen libro para que los más jóvenes empiecen a disfrutar de la lectura y para que todos disfrutemos de un buen rato de entretenimiento también.
;)

@Tharl hace 8 años

Me acabo de ver la película, un desastre, espero que el libro sea mucho mejor, aunque no pienso leerlo. Si la historia es mínimamente la que muestra el film, el libro es un plagio edulcorado para adolescentes de Battle Royale y con unas pretensiones sociológicas igual de poco originales, simples y mal llevadas.
Siguiendo con la película, el director no podía hacerlo peor. Odio acabar con mareo y dolor de cabeza por culpa de la cámara. Lo que más llama la atención de este tipo de películas es la acción en la "arena" y es algo que tarda en arrancar y queda estropeado por lo malas que son las set-pieces de acción.

@Shorby hace 8 años

Como digo en la reseña, me recordó a una mezcla de Battle Royale y Ácido Sulfúrico =)
La peli no me gustó nada, está bastante bien ambientada, pero en cuanto a historia, le quita toda la chicha...
Por otro lado, es obviamente juvenil, así que mucha carnaza y gore tampoco puede salir xD