DU MAURIER: MÁS MISTERIO Y SUSPENSO, PERO ESTA VEZ OPRESIVO Y ANGUSTIANTE por EKELEDUDU

Portada de EL VUELO DEL HALCÓN

Nos hallamos en Italia, en fecha imprecisa pero no después de 1965, fecha de edición de este libro. Armino Fabbio llega a Roma en un autobús de Excursiones Rayo de Sol, guiando un contingente de turistas. Al recibir de uno de éstos una propina de diez mil liras, esa misma noche coloca el billete en la mano de una anciana mendiga dormida ante la puerta de una iglesia. La anciana -en quien luego Armino cree reconocer a su vieja nodriza Marta- es hallada asesinada a la mañana siguiente, sin que se conozca la identidad del asesino ni el móvil del crimen. Por supuesto, Armino está casi seguro de que el móvil fue el robo, pero no se anima a declarar ante la policía por temor a verse incriminado. No tardará en descubrirse ante los lectores como una persona acosada por viejos fantasmas, con los que le ha llegado el turno de enfrentarse. Con ese fin parte hacia su ciudad natal, Ruffano, donde espera, en primer lugar, evacuar sus dudas acerca de la identidad de la difunta.

Alguna vez, durante la Edad Media, gobernó en Ruffano el duque Claudio, apodado "el Halcón": un demente con manías justicieras que, junto con algunos compinches, acostumbraba apoderarse de supuestos culpables y capturarlos vivos para torturarlos, hasta que se alzó un motín contra él. El duque intentó entonces una loca e infructuosa huida, conocida como "el Vuelo del Halcón", durante la cual halló la muerte. Algo de esto sabe Armino por haberlo oído en su niñez, y no tardará en enterarse de lo que le falta. Llegado a Ruffano, Armino, quien antes de Fabbio solía apellidarse Donati (el cambio obedece a intrincados conflictos familiares arduos de detallar aquí) consigue empleo como ayudante de bibliotecario sin que nadie lo reconozca, habida cuenta de que regresa a su ciudad natal luego de una ausencia de más de dos décadas.

No tardará en descubrir que Ruffano se encuentra en condiciones muy similares a las del tiempo del duque Claudio, con dos universidades enfrentadas y los miembros de una de ellas haciendo justicia por su cuenta, persiguiendo, golpeando y humillando. Armino contempla estas cosas con creciente alarma y se va complicando involuntariamente en ellas, tanto más cuanto que todos los años se hace en Ruffano una representación teatral al aire libre, de gran realismo y con la participación de los ciudadanos. Y el tema a representar ese año es, precisamente, el Vuelo del Halcón... Ahora bien, organizando dicha representación hay un profesor universitario que forma parte del pasado de Armino y a quien éste creía muerto. Y a medida que se avanza en la narración, se empieza a llegar a conclusiones espeluznantes. Todo indica que este profesor planea llevar el realismo de la dramatización al extremo de repetir en vivo la matanza producida por el motín contra el duque Claudio. Posteriormente trasciende también que la mendiga asesinada en Roma es efectivamente Marta Zampini, la vieja nodriza de Armino... Y las sospechas de éste recaerán asimismo sobre el profesor en cuestión, que parece estar tan loco como el propio duque Claudio.

Daphne du Maurier, la autora de REBECA, nos trae otra novela pródiga en climas opresivos, suspenso y mucha angustia. Demasiada, quizás. La terrible sensación de que todo derivará en una aterradora, descomunal efusión de sangre, hacen que la tensión resulte por momentos difícil de soportar, máxime porque son unos cuantos personajes, y no sólo el citado profesor, los que parecen no estar del todo en sus cabales. Por lo tanto, Armino no sabrá a quién recurrir para evitar la aparente catástrofe, y tendrá que ir sondeando a sus principales conocidos para saber en qué medida puede confiar en ellos.

Pero si con cada supuesto descubrimiento nuevo vamos de horror en horror, la autora desconcierta a sus lectores hacia el final. Que si bien es trágico, difiere mucho del previsto y resulta bastante menos siniestro, ya que la realidad revela no ser por completo lo que parecía.

Todos estos ingredientes hacen de EL VUELO DEL HALCÓN un cóctel quizás demasiado fuerte, pero indudablemente no malo. Si de relecturas se trata, me quedo con algo más suave, caso por ejemplo de REBECA, pero para una única ingesta a título de mera degustación, este libro no viene mal.

Escrita hace 10 años · 3 puntos con 1 voto · @EKELEDUDU le ha puesto un 8 ·

Comentarios