MÁS MISTERIO Y SUSPENSO DE LA MANO DE DAPHNE DU MAURIER por EKELEDUDU

Portada de LA POSADA DE JAMAICA
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

A Mary Yellan, su valiente madre, ya agonizante, le rogó que una vez muerta ella, no se quedara en la granja familiar de Helmsford, o a semejanza de ella acabaría marchitándose en una estéril lucha contra la corriente. Le hizo prometer que se iría a vivir con la única pariente que le quedaba. Y es en cumplimiento de tal promesa que Mary, de 23 años, escribió una carta a Patience, tía por parte de su madre. La joven guarda de Patience el recuerdo de una mujer alegre y hermosa, pero nada se sabe de ella desde hace diez años. En su última carta, más digna de una adolescente que de una mujer de treinta años -edad que tenía entonces-, comentaba su reciente matrimonio con un hombre llamado Joshua Merlyn, a quien ni Mary ni su madre habían llegado a conocer siquiera de oídas.

LA POSADA DE JAMAICA -que no transcurre en Jamaica sino en Inglaterra, en un sitio que existe hasta el día de hoy y, cosa habitual en las obras de Daphne du Maurier, en fecha imprecisa, pero en este caso con toda seguridad antes de 1810- se inicia con Mary a bordo de la diligencia que la reunirá con sus tíos, quienes son dueños de la posada del título. En una extraña similitud argumental con DRÁCULA, de Bram Stoker, durante una parada en el viaje, una mujer y el cochero intentan disuadir a Mary de ir allí: parece que el lugar arrastra una negra fama por motivos imprecisos, y que ahora la gente honrada lo evita. No obstante, Mary permanece firme a la promesa hecha a su difunta madre, y sigue adelante.

En la posada -donde se la esperaba, por haber anunciado su viaje en carta previa- la recibe tío Joss en persona: un gigante de aire lobuno, modos brutales e inquietante destreza en el manejo del cuchillo. En cuanto a tía Patience, se ha convertido en una prematura anciana de triste apariencia, y Mary no tardará en descubrir que, sin estar exactamente loca, de todos modos la mujer vive en un mundo de fantasía que la acoraza en parte contra la desagradable, chocante realidad que la rodea. Extrañamente dependiente de su marido, sin embargo le teme, y experimenta alivio cada vez que Joss Merlyn se ausenta de la posada por largas temporadas, durante las que permanece en vaya a saber dónde o haciendo qué; ausencias bastante frecuentes, según descubrirá también la joven.

La posada en sí es un lugar tétrico, casi sin muebles, con algún misterioso cuarto cerrado bajo llave y habitaciones en las que hace mucho no se alberga huésped alguno y que tampoco están en condiciones de albergarlo, por otra parte; lo que mueve a preguntar de qué viven sus propietarios. Durante la primera ausencia prolongada de Joss, Mary intenta sonsacar información a tía Patience, quien al fin, arrinconada por su sobrina, confiesa que en la posada tienen lugar cosas diabólicas. Es cierto que Joss había advertido a Mary, la noche de la llegada de ésta, que algunas noches oiría carruajes deteniéndose a la puerta de la posada, y que entonces más le valdría quedarse en cama y no hacer preguntas al respecto, si no quería que le rompiese todos los huesos del cuerpo. La muchacha -que a esta altura de los hechos permanece en el lúgubre establecimiento sólo por tía Patience y hasta que pueda huir con ésta- no se atendrá a esta recomendación de su brutal tío, y hará nuevos descubrimientos; entre ellos, que la posada nuclea a una red de contrabandistas liderados por su tío. A pesar de otros macabros hallazgos, hasta ahí nada parece hacer honor al calificativo de diabólicas usados por Patience para describir ciertas actividades ocurridas en aquel sitio, hasta que pronto surgirá otro término: raqueros... Y la forma en que éstos ejercen sus actividades sí que se ajustará al calificativo empleado por Patience, por lo que Mary sentirá cada vez más urgencia de escapar.

Otros personajes se irán añadiendo a la trama, como un ladrón de caballos hermano de Josh, un enojado ex dueño de la posada y un clérigo albino. De alguno se enamorará Mary, alguno resultará ser todavía peor que tío Joss (no necesariamente hablamos aquí de dos personajes distintos), varios pueden resultar ser otra cosa diferente de la que parecen. No adelantaremos más aquí de la trama. Sí diremos que con esta novela de aventuras, Daphne du Maurier vuelve a demostrar su magistral dominio del suspenso, en clave de aventura en esta ocasión. Admira sobre todo que ese suspenso no sea exactamente igual al de REBECA o EL VUELO DEL HALCÓN, por hablar sólo de dos títulos suyos. También exhibe gran talento en la creación de personajes, ya que en este aspecto muchos escritores tienden a repetirse, haciendo que los protagonistas o personajes secundarios sean iguales o se parezcan demasiado entre sí aun pasando de una obra a otra; problema que esta autora no tiene.

Puede resultar chocante a nuestros ojos la descripción prejuiciosa y discriminatoria que en este libro se hace de ciertas minorías, caso de los gitanos; pero tengamos en cuenta la época en que fue escrita, no adhiramos a tales prejuicios y sólo disfrutemos esta excelente novela alguna vez llevada al cine por el maestro Alfred Hitchcock.

Escrita hace 10 años · 3.5 puntos con 2 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios

@Hamlet hace 10 años

Aunque no es de mis películas favoritas del maestro Hitchcock no es en absoluto desdeñable, pese a que haya quedado eclipsada por "Rebeca" . En ella Hitchcock da muestras de una versatilidad que a algunos les cuesta admitir. Además, cuenta con las actuaciones del siempre soberbio Charles Laughton y una joven MaureenO' Hara, para satisfacción de los admiradores de su indómita belleza (como yo). Curiosamente, Hitchcock eligió dos novelas de Du Marier para finalizar su etapa en Inglaterra (1939) y para empezar su etapa norteamericana (1940), ambas con un tono muy británico como no podía ser de otra forma.

@Faulkneriano hace 10 años

No pienso hablar de la pelirroja. Ni de mi querido y pasado de rosca Laughton. Que no. Que luego nos echan la bronca. Hay que hablar de la novela, Hamlet, que, por cierto, no he leído.

@Hamlet hace 10 años

jajaja Sí. Tienes razón. Ya veo la que se ha liado con los comentarios de "Rebeca" y continuo goteo de cinéfilos. Sin embargo, yo pienso que es interesante para la página que hayan comentarios que hablen de la comparación entre las novelas y sus adaptaciones a la gran pantalla.
Por cierto, yo tampoco la he leído, aunque tengo la edición de Circulo de Lectores y cuando pueda la leeré. Mi mujer ya la leyó y por lo que me comentó es una novela que se lee bien. Parece que sin ser una joya es una novela más que correcta.