CELDA 211 por Shorby

Portada de CELDA 211

El autor nos deja su ópera prima, una novela de temática carcelaria, por completo novedosa en nuestro país –cosa que la hace, si cabe, todavía más interesante-, una mezcla entre thriller y drama donde nos sumergimos con pasmosa facilidad y el cual no podemos dejar de leer más que para pasar página.

Juan es el nuevo funcionario, introvertido e inteligente, que de golpe y porrazo (jeje) se ve metido en una rebelión en la prisión donde debía comenzar a trabajar al día siguiente. Concretamente en la celda 211 de la misma. Para su suerte, los presos le confunden con uno de ellos, recién llegado en pleno motín, que no duda en aliarse con el mandamás: Malamadre, un tío al que hay que temer y al que más vale tener como “amigo”.

Relatada por tres voces: la de Armando, uno de los funcionarios de prisiones que conoce en primer lugar nuestro protagonista, nos cuenta todo en pasado, pero según va transcurriendo la acción; Juan (Aka Calzones), el chico que queda atrapado en el motín y se hace pasar por preso, nos explica todo en presente, de manera que nos metemos en su piel con suma facilidad; y Malamadre, el pez gordo, quien narra su parte de la historia con un lenguaje completamente coloquial, también en pasado y siempre dirigiéndose a Tachuela.
Los tres personajes cuentan paralelamente y a caballo la misma historia, pero bajo sus puntos de vista y en diferentes situaciones y escenarios, lo que es acertado, ya que da un dinamismo muy bien conseguido.

Todo esto nos ayuda a meternos de cabeza en la historia, aún sin esperar nada de lo que va a pasar, como si formásemos parte de ese motín en Sevilla… lo grave es que incluso nos ponemos de parte de los presos en alguna ocasión.

Una novela con un ritmo endiablado, abarrotada de sorprendentes giros argumentales, muy realista, con personajes, aunque cabroncetes, bastante cercanos y fáciles de entender, que no quieren más que su bienestar y comodidad, como querríamos cualquiera. Cada uno a su forma, dependiendo de su situación, carácter y necesidad en ese momento.
Una descarada y potente crítica hacia el sistema, clara y directa, donde vemos en Juan al superviviente por excelencia, contra todo pronóstico, cosa que nos sorprende a la vez que agrada.

Espero que no sea su primera y única obra, porque me ha encantado.

Por supuesto, no puedo dejar de recomendar el peliculón basado en esta novela, con Tosar como Malamadre (ñam ñam).
Es de esas pocas (muy pocas) veces donde no sé quedarme con una u otra.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios