HARRY POTTER: OPUS 2 por EKELEDUDU

Portada de HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA

En un tono algo más oscuro que el volumen inicial de la saga, HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA se inicia con el joven aprendiz de mago tratando de convivir como mejor pueda con sus desagradables tíos y su insufrible primo, cuando Dobby, un elfo doméstico, se presenta para aconsejarle en tono imperioso que ese año no asista a Hogwarts pues, si lo hace, correrá un grave peligro. La verdadera amenaza parece ser en realidad el propio Dobby, quien para tratar de convencer a Harry lo meterá en problemas cada vez que se encuentre con él. De cualquier manera, pocas cosas pueden ser peores que quedarse con la familia que le ha tocado en suerte; de modo que, previo paso por la casa de la familia Wesley y por el Callejón Diagon para comprar el material que le solicitan para este año escolar (y a propósito, en Londres se cruza un par de veces con Lucius, el padre de Draco Malfoy, tan indigesto como su hijo), el muchacho se dirige a su segundo año escolar en su Colegio de magia y hechicería.

Incluso allí le traerá dolores de cabeza Dobby, pero no tantos como el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Gilderoy Lockhart, un blondo y carilindo autor de varias obras sobre el tema y muchos otros. Lockhart es un aburrido y vanidoso ególatra que piensa que el mundo gira en torno a él. Según se comprueba pronto, no sabe nada de nada, y si lo aceptaron para el puesto fue sólo porque no se presentaron más candidatos que él.

Como si esto no fuera poco, de buenas a primeras empiezan a aparecer petrificados alumnos, animales y hasta fantasmas, lo que parece indicar que, sea cual sea la causa de aquello, nadie está a salvo. Las petrificaciones parecen tener relación con una misteriosa Cámara Secreta que habría en Hogwarts, cuya leyenda narrará el espectral profesor Binns en la que seguramente será la clase más emocionante que jamás haya impartido.

Todo lo cual, a estas alturas debe ser archiconocido aunque más no sea por la versión fílmica que tuvo este libro; de modo que no será necesario seguir avanzando en el argumento. Sí será interesante seguir profundizando con cada volumen en las causas que hicieron de esta saga el sensacional éxito de ventas que fue. Aquí podemos subrayar algunos detalles, como por ejemplo los matices satíricos que notamos en el curso de Embrujorrapid que se propone seguir Argus Filch, el celador, o la manía de Arthur Wesley por todo cuanto tenga que ver con los muggles, las personas sin poderes mágicos. Aquí asistimos a una divertida discusión al respecto entre Arthur y su esposa Molly sobre ese tema. Por cierto que ese matrimonio es impagable y fiel reflejo de muchos otros de la vida real, en los que una muy enérgica esposa por momentos parece luchar por arrebatarle los pantalones a su marido... Es decir, que es reflejo de todos los matrimonios, bah. También está el quidditch, ese singular deporte del mundo mágico que despierta tantas pasiones como el fútbol en nuestro propio mundo muggle y que, es más, contagia en su fervor a los propios lectores.

Detalles como los mencionados, que acercan el universo de Harry Potter al nuestro, se combinan con los que lo alejan, es decir, las criaturas fantásticas y la magia y la hechicería en general. Sumemos a eso los toques de terror, que se hacen más intensos con cada nuevo volumen y que no depende tanto de lo que se describe sino de cómo lo describe la autora, y las lecciones de humanidad que se imparten al pasar, y tendremos una exquisita masala literaria, una singular mezcla de ingredientes muy disímiles que sazona muy bien este verdadero festín para amantes de la buena lectura.

Escrita hace 9 años · 4 puntos con 2 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios