UNA SÁTIRA DESDE EL PROPIO TÍTULO por Nastenka

Portada de LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO

"De veras que no veo nada romántico en declararse. Estar enamorado es muy romántico. Pero no hay nada romántico en una declaración en toda regla. Sobre todo porque puede ser aceptada. Con lo que la emoción desaparece por completo. La esencia del romanticismo es la incertidumbre. Si me caso alguna vez, haré todo lo posible por olvidarlo."

"La importancia de llamarse Ernesto" se podría interpretar en inglés como "La importancia de ser honesto/serio", pero nuestros dos protagonistas principales y algún que otro secundario, fracasan estrepitosamente(o ni siquiera lo intentan) en esa causa; todos mienten..
Representada en Londrés allá por el año 1895, nos introduce en la Inglaterra victoriana del siglo XIX, donde los dos protagonistas masculinos, van a adoptar una especie de "doble personalidad", en la que el nombre de Ernesto les va a ser de mucha utilidad para gozar de una buena reputación en asuntos de índole amoroso, en los que les será necesario "aparentar" aquello que no se es.

La obra, cae a veces en un tipo de comedia que, mal llevada, podría acabar resultando burda o superficial, incluso insulsa, pero la mano maestra de Wilde consigue elevarla a su máximo exponente, creando situaciones realmente hilarantes.
Una comedia deliciosa, donde la fina ironía y la genialidad de Wilde asoman en cada diálogo, en cada frase... con un excelente manejo de los personajes, que, empezando con un galimatías de confusiones y coincidencias, concluye en un(para mí) impecable desenlace.


Una lectura que refleja la hipocresía de la época(que bien podría trasladarse a la actual, o a cualquier otra, la hipocresía es un mal muy arraigado en el género humano) y el absurdo de la sociedad, pero en la que yo también encontré un canto a la libertad; Seamos lo que queramos ser. Llamémoslo como lo queramos llamar...

(Quién sabe cuántos "Ernestos" tenemos a nuestro alrededor)

Esta es, una lectura, que debido a sus ingeniosos juegos de palabras(como el del título, por ej.) que se pierden en su traducción a nuestro tan loable idioma, yo recomendaría leer, si fuera posible, en su idioma original

Escrita hace 10 años · 3.8 puntos con 10 votos · @Nastenka le ha puesto un 8 ·

Comentarios