LADY GEORGE ELIOT por sedacala

Portada de EL MOLINO DEL FLOSS

EL MOLINO DEL FLOSS es un libro que, como SILAS MARNER (el otro suyo que leí con anterioridad) se asemeja mucho a otras novelas de algunos escritores con los que parece tener cosas en común. Empecemos por ubicar en el tiempo a esos y a otros escritores ingleses del siglo XIX.: Jane Austen (1777–1817), William Tackeray (1811–1863), Charles Dickens (1812–1870), Charlotte Bronté (1816–1855), Emily Bronté (1818–1848), George Eliot (1819–1880), Wilkie Collins (1824–1889). Las fechas nos dicen que Jane Austen no pertenece a ese grupo, está treinta años por delante en la llamada época georgiana. Pero los demás encajan en una horquilla de trece años, lo que les hace coetáneos y con ciertas características comunes. En mi opinión, Dickens es, literariamente hablando el mejor; también el más prolífico de todos ellos excepto Collins quizá; pero Dickens es de esos grandes escritores que lo son en mayor medida por su talento natural, que por sus logros como innovadores o anticipadores de nuevas tendencias. Y es en ese sentido, el de su modernidad, en el que creo que George Eliot está a la cabeza de este grupo de escritores.

Básicamente, nos presenta la clásica novela inglesa de pleno siglo XIX inscrita en lo que, aludiendo al reinado de su época se viene llamando literatura victoriana; con un esquema, que podría haber sido de folletín por entregas. En ella se cuenta la historia de los Túlliver, familia de la pequeña burguesía con dos hijos, de ocho años ella y de trece él, que se han de enfrentar a problemas de todo tipo, familiares, económicos, sociales, y al crecer los niños, también sentimentales. Está ambientada en una pequeña ciudad de la Inglaterra rural sumida en la mentalidad provinciana y en las reglas sociales características de la época; normas, costumbres y comportamientos que se describen en el libro, se analizan, se critican, y se ironiza sobre ellos de manera sutil e inteligente. Hasta aquí el argumento no diferiría mucho, de cualquiera de las novelas de Jane Austen.

Pero esto es sólo una visión superficial de la novela, si nos proponemos profundizar más, encontraremos la impronta de su autora como profunda estudiosa de los sentimientos humanos. Esas novelas antes citadas eran historias más o menos costumbristas en las que había una inquietud por despojar las reglas sociales de la hipocresía y el cinismo más rancios y caducos. Pero lo que en aquellos casos era una leve brisa reformista, tenue aunque decidida, en Georges Eliot deviene en recio vendaval, con su actitud beligerante a favor de las mujeres y los más débiles, y con la exaltación de las dudas, conflictos y contradicciones de sus personajes. Aquí se exponen y se desarrollan conceptos como: el duro pulso contra los convencionalismos, el entramado de relaciones afectivas entre unos y otros, el dilema de cómo actuar ante decisiones trascendentales, la afluencia de exquisita sensibilidad de algunos, la eclosión de rudeza ancestral de otros…; pero no se limita a desarrollar esos conflictos que acabo de enumerar, además se moja. Toma claramente partido en su condición de persona (sin que ser mujer merme esa condición), expone sus ideas seguidas de pautas de actuación; lanza mensajes de clara intención socializadora y anuncia su objetivo de aspirar a ocupar en la sociedad el puesto que cree merecer (también sin que influya su sexo). Todos estos mensajes Eliot los enuncia a través de la joven Maggie, su protagonista femenina; dulcificando con su característica sutileza la excesiva brusquedad que estos modernismos tendrían en los ambientes literarios decimonónicos, y que además son una seña de identidad de esa literatura británica.

George Eliot era su seudónimo, Mary Anne Evans su verdadero nombre, y he leído por ahí que influyó en los naturalistas franceses y fue objeto de la admiración de Henry James y de Virginia Woolf. Se la considera encuadrada en la literatura del realismo, pero leyéndola creo entrever elementos que sobrepasan ese encuadre para sacarla fuera de su momento histórico y hacerla avanzar en el tiempo.

Escrita hace 10 años · 4.5 puntos con 8 votos · @sedacala le ha puesto un 9 ·

Comentarios