LA NIÑA DEL CRISTAL por Shorby

Portada de LA NIÑA DEL CRISTAL

Con su peculiar estilo surrealista para la fantasía, Ford nos retrata esta historia de mediums timadores, datada en el Nueva York de los años 30 y merecedora del Edgar 2006.

Diego es un inmigrante mexicano de diecisiete años, acogido por Thomas Shell, una leyenda del timo durante la Gran Depresión. Junto al ex guardaespaldas Anthony, forman una pintoresca tropa que se dedica a hacerse pasar por mediums, estafando a los neoyorkinos pudientes de entonces mediante falsas sesiones de espiritismo que preparan detalladamente.
Hasta que un día Shell ve algo que cambia todo. El supuesto espectro de un niña se le aparece en un cristal, días después ven en el periódico que esa misma niña desapareció hace relativamente poco. Así que aún sabiendo que no posee poderes paranormales de ningún tipo, de ofrece a buscarla.

Nos zambullimos así en una historia, narrada en cortos capítulos llenos de imaginación y magia, pero sin embargo creíbles. En ella se mezclan a la perfección elementos fantásticos con otros históricos, que siempre son explicados levemente para enlazarlos con la trama; la crisis financiera de la época, el Klu Klux Klan, el fenómeno migratorio, las falsas sesiones de espiritismo…
Lo que empieza siendo una simple visión, acaba desencadenándose en un thriller en el que se mezclan fantasía y misterio a partes iguales, con algún que otro toque de romanticismo y humor; de mano de entrañables personajes bien dibujados que el lector puede imaginar a la perfección. En especial el trío protagonista.

Aunque la novela no decae en ningún momento, punto fuerte comienza hacia la mitad del libro, donde van encontrándose pistas y parecen irse atando cabos… nada más lejos. El lector no puede dejar de leer, ya que cada capítulo nos deja de manera sutil, como una mariposa, una nueva píldora, un nuevo hilo que nos hace zambullirnos en la historia y pensar en un desenlace posible.

Me parece una pena que haya pasado tan desapercibido y no se vean apenas críticas sobre este libro prácticamente por ningún lado.
De manera que sin más, tras dejarme un muy buen sabor de boca, por supuesto lo recomiendo.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios