RECHICERO por Shorby

Portada de RECHICERO (MUNDODISCO 5)

Bien es sabido que el octavo hijo de un octavo hijo siempre es un hechicero.
Y si a los magos les está prohibido rotundamente el sexo, es porque cabe la posibilidad de que puedan tener hijos… por poner un número, ocho.
Si tuviesen ocho, ese octavo sería un hechicero al cuadrado, es decir, un rechicero.

Así pues, esta es la base de otra rocambolesca aventura del inepto Rincewind… y de una panda de personajes que parecen recolectados de cualquier centro psiquiátrico. Tenemos al entrañable Equipaje, aterrando a todo ser con el que se cruza, una heroína bárbara cuya meta es ser peluquera, un chaval esmirriado que quiere ser convertirse en héroe bárbaro siguiendo los consejos de un libro firmado por Cohen –ahí es nada-. Aderezado todo con alguna pincelada rollo Las Mil y Una Noches, aventuras tan chocantes como exóticas y, como guinda del pastel, el auténtico héroe del libro: el bibliotecario.

Una vez más, el destino del Disco está en manos de cierto personaje bastante torpe. Y una vez más, Pratchett nos lo narra con un estilo elaborado y de forma amena y ocurrente.

Los objetos cotidianos del mundo de la magia tienen papeles bastante jugosos en esta novela. Por supuesto, el Equipaje, destrozando el país de las dunas, se lleva la palma; pero no es menos interesante un cayado en el que habita el alma de su antiguo dueño, que rivaliza con un sombrero mágico pensante (que a su vez se encuentra en manos de la persona menos adecuada).

Se siembra el caos en todo el Mundodisco, empezando por la Universidad Invisible y llevándose por delante a sus magos, que nos dejan momentos memorables, como el de la toma de poder de Ankh-Morpork. Simplemente genial.

Y poco más que decir… salvo Oooook!

Escrita hace 10 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios