BUENA NOVELA, EXCELENTE PELÍCULA por Alvaro03

Portada de LA COLMENA

La novela se estructura en pequeños episodios, generalmente leves anécdotas protagonizado por un conjunto muy amplio de personajes (alguien se entretuvo en contarlos y llego a la conclusión de que pululan en la novela unos 300).

En la mayor parte de los casos, la anécdota argumental es mínima, son breves diálogos entre personajes que, una vez que “hablan”, Cela decide prescindir de ellos en el resto de la novela. No obstante, existen varias líneas argumentales principales (entre la que quizás cabe destacar como más extensa la que deriva de la muerte de la madre de “la fotógrafa” y (calculo) unos 30 personajes que tienen cierto protagonismo sobre el resto. Esto confiere a la novela cierta organización en el caos aparente que podría derivarse de tal profusión de personajes.

Colabora en esa sensación de estructura bien definido el hecho de que muchos de los episodios de desarrollen en un centro “geográfico” concreto como el café de Doña Rosa o el burdel, por citar algunos.

No obstante, aconsejo leer la novela con cierta continuidad pues, de otro modo, es bastante fácil perderse (como a un servidor le ha pasado)al recordar incluso a los personajes que protagonizan las historias principales.

Sin duda, lo que más me ha gustado de la novela es la brillante forma de dialogar: esos diálogos breves y certeros revelan a un minucioso observador del lenguaje popular y coloquial transmitiendo una sensación total de verosimilitud. Esos personajes son reales, “demasiado reales”.

La novela editada en Argentina en 1951 no se pudo publicar en España hasta 1.963, dada las numerosas referencias de carácter sexual, especialmente las relaciones homosexuales y la naturalidad con la que describe el mundo de los prostíbulos.

En los años 80, ese genio de las adaptaciones literarias llamado Mario Camus (“Los santos inocentes”, “La regenta”, “La casa de Bernarda Alba”, entre otras) llevó a la pantalla la novela, respetando gran parte de la obra (el propio Cela, personaje difícil, se mostró contento con la adaptación) pero incorporando otros episodios que no están en la novela pero que rematan el resultado final convirtiéndola en una autentica Obra Maestra de nuestro cine. Para mí, en esa siempre discutible comparación que se hace, es bastante superior la película a la novela.

Creo que en los últimos años se ha olvidado bastante a este escritor. Sus últimos y frecuentes exabruptos de todo tipo (recuerdo uno especialmente hiriente sobre los jubilados) quizá perjudicaron su prestigio de novelista, tornándole en un personaje antipático, polémico, molesto y excéntrico, lo cual ha podido producir injustos efectos colaterales perjudiciales en la valoración de su obra. Otro gran escritor, Fernando Fernán Gómez siguió en sus últimos años semejante estela con algún episodio sonado lamentable (“a la mierda”....!!!)

En la novela, hay también algún rastro de este tipo de exabruptos a los que luego se abonaría Cela con entusiasmo en los últimos años. Transcribo este pasaje gratuitamente hiriente y despectivo hacia las mujeres(Pág. 174 edición Espasa 1.999:

“La alcoba de la señorita Elvira huele a ropa usada y a mujer: las mujeres no huelen a perfume, huelen a pescado rancio” (sic)

En resumen, buena novela superada por su traducción cinematográfica.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 6 votos · @Alvaro03 le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 10 años

Buena reseña, Alvaro.

Yo no soy tan entusiasta de la obra de Camus en general y de la película en particular. Así que, más cautamente, le daría la vuelta al título: buena película, excelente novela.