LA ESCRITORA KAREN BLIXEN por sedacala

Portada de VENGADORAS ANGELICALES

Isak Dinessen, seudónimo de Karen Blixen, es bien conocida por su novela MEMORIAS DE AFRICA, llevada al cine con un éxito universalmente reconocido.
Esto puede hacer pensar a mucha gente, que la novela en que se basa, no tendrá ninguna importancia, como ocurre en tantos y tantos casos. Esta apreciación, aquí, sería un notable error; por que la novela es un libro bien llevado, con una historia muy interesante, y magníficamente escrito. Sé, que es famosa también por sus relatos cortos y cuentos; uno de los más conocidos, llevado al cine, en la primera película danesa en ganar un Oscar, es EL FESTÍN DE BABETTE. Bueno, pues aparte de todo esto, Dinessen, escribió también esta novela casi desconocida (no está en Wikipedia) aprovechando el paréntesis de la Segunda Guerra Mundial.
Esta introducción era, creo yo, necesaria para situar a la autora y a su obra.

Esta novela, hay que analizarla, a mi modo de ver, en dos bloques claramente diferenciados: El argumento, por un lado y el lenguaje utilizado, por otro.

Cuenta, en mitad del siglo XIX, la historia de una muchacha huérfana muy joven, que se ve empujada enseguida a tomar una serie de decisiones que provocan vuelcos brutales en su vida. Comienza así una peripecia, en cuya trayectoria hay varios puntos de inflexión abordados mediante bruscos y repentinos giros, convirtiéndola en un viaje entretenido, imprevisible y sorprendente. En todo momento se lee con interés y no cuesta nada seguirla hasta el final. Solamente, que en el momento culminante de la trama, uno empieza a sospechar, que lo que le cuentan, es… un poco novelesco, un poco traído de los pelos, por decirlo así. Pero apenas es una insignificante sensación. No quiero tampoco, caer en el vicio de ser, de esos a los que todo les rechina, cuando las cosas pudieran parecer un poco inverosímiles.

Pero, aunque la historia está muy bien y resulta divertida, el lenguaje con el que Dinessen la cuenta, es realmente soberbio y marca la diferencia; estilo sobrio, capacidad para explicar la trama de manera natural, sin esfuerzo; describir los sentimientos de los personajes; y arrastrar de la mano al lector hacia delante, quemando rápidamente etapas, que te van aproximando, poco a poco, hasta el desencadenamiento final de los hechos; es en definitiva, la manera de contar, que a mi me gusta. Magnífico estilo, eficiencia narrativa, capacidad para crear tensión, un gustazo.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @sedacala le ha puesto un 8 ·

Comentarios