EN EL BOWERY por Maria

Portada de MAGGIE, UNA CHICA DE LA CALLE

Me esperaba algo más y finalmente me ha quedado una sensación de insatisfacción, de que he leído un primer borrador de algo más grande. No es que tenga nada en contra del género del relato y la novela corta (no es el caso, me gusta mucho y me parece uno de los más complicados de dominar); no, es que la novela está algo deslavazada. Entiendo que en parte ésa era la intención del autor, pero a mí no me ha terminado de convencer el invento.
Los personajes y las situaciones son muy extremas, quizás tan “exageradas” que llegan a deshumanizarse y cuesta entender algunos de sus motivos. En realidad esto se soluciona con solvencia con el final, pero me han faltado datos, un contrapunto, a lo largo de la historia. Maggie es enternecedora, y su historia es espeluznante, pero me ha faltado algo más que las cortinas con los lacitos azules (precioso detalle) para empatizar con ella. Eso sí, las elipsis están muy conseguidas, el vecindario jugando a ser un coro en una tragedia griega, y el principio y el final son cautivadores. Pero me ha dejado con ganas de más.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 2 votos · @Maria le ha puesto un 7 ·

Comentarios