SE ME PASÓ EL ARROZ por Alvaro03

Portada de LA ISLA DEL TESORO

En el proyecto en que me he embarcado desde hace algunos meses de concentrar mis lecturas en novelas u obras de teatro llevadas al cine, he acabado la “Isla del Tesoro”, que según el cómputo de Filmaffinity ha sido materia de 6 largometrajes (sin tener en cuenta series de TV y animación).

Leyéndola pienso que, - aunque se me contraargumentará de contrario-, hay un libro para cada edad y una edad para cada libro, pues siendo un servidor ya talludito, las aventuras que se suceden en el libro no han despertado el interés que en mentes mas joviales sin duda despertará como clásico de la novela de aventuras juvenil. Tampoco hay excelencias estrictamente literarias que compense las carencias de lo narrado.

En mi opinión es todo lo contrario a lo que se suele calificar como “trepidante” novela de aventuras. De hecho, hay pasajes en donde lo que ocurre se cuenta desde varios puntos de vista, dedicando un capitulo entero a contra lo mismo desde la perspectiva de cada uno de los personajes- narradores. Quizá en su momento un recurso novedoso pero que obstaculiza la dinámica de la narración.

Y una vez mas hay que decir “Traductore, Traditore!”. Edición de Aguilar del año 1973 haciendo uso y abuso del arcaizante y pesadísimo expediente de colocar los pronombres al final del verbo “díjome que trajerale la espada, y respondile...” (y en este plan). Mas chocante resulta que en uno de los pasajes se nos diga que uno de los piratas dudaba de hacer tal y cual cosa, porque se hallaba “entre Pinto y Valdemoro”. ¿No encontró el traditore otra alternativa que usar tan castiza expresión en un escenario tan poco propicio al casticismo?

Nota: Aprobadillo (5)

Escrita hace 10 años · 3.1 puntos con 7 votos · @Alvaro03 le ha puesto un 5 ·

Comentarios

@Faulkneriano hace 10 años

Pues lástima que se te pasara el arroz... Aunque no creo que para leer esta magnífica novela haya que tener trece años.