ADIÓS, AMIGO. HE SIDO MIL VECES MÁS MALVADO QUE TÚ por Hamlet

Portada de ELRIC: PORTADORA DE TORMENTAS

Con esta frase se despide Stormbringer, el demonio encarnado en forma de espada, de su portador, el brujo albino Elric de Melniboné, dando así fin a una de las sagas más interesantes de la fantasía heroica.
Y una saga interesante merece una adaptación interesante, y he de decir que así es en este caso. ¿Quien si no P. Graig Russell, que ya había adaptado las historias de Elric al cómic con éxito en el pasado, podía emprender la realización de ésta, su última aventura? Y esta vez con una aportación si cabe mayor, ya que en esta ocasión el guión corre también a su cargo (y no de Roy Thomas, como hasta la fecha). El resultado: notable.
A nivel gráfico, Graig demuestra de nuevo que es uno de los autores más dotados para este género, ya que su estilo expresionista y efectista le viene como anillo al dedo a este tipo de historias de magia y brujería, donde no se pretende tanto representar una realidad objetiva como crear una realidad alternativa y fascinante. Se puede observar, pasados los años desde LA CIUDAD DE LOS SUEÑOS, que sus retratos en primer plano han mejorado muchísimo. No obstante, cuando esos rostros se integran en una escena mayor, pierden demasiada consistencia y se tornan intolerablemente simples, e incluso yo diría que infantiles (una raya por nariz y dos puntos por ojos no se pueden tolerar en un ilustrador de su talla). Es, sin duda, lo que menos me ha gustado de la evolución del estilo de Russell. Básicamente, porque me resulta incomprensible ( a no ser que sea por dejadez o prisas) que un dibujante que te demuestra su habilidad para el retrato en una viñeta en la siguiente te ofrezca esas caras de risa. Todo y esta irregularidad, yo creo que evitable si se lo hubiera propuesto, el apartado gráfico del cómic es notable. La inventiva de Russell sigue siendo excelente a la hora de crear viñetas impactantes, donde paisajes, mobiliarios y criaturas cobran un atractivo inusitado. También como ya era habitual en él, flojea ilustrando escenas de acción y combates a espada, pero como decía: el conjunto es más que satisfactorio.
Se nota, aún no sé si para bien o mal, la influencia en Russell de otro genio del dibujo como Mike Mignola. Desde el principio queda claro que ha adoptado elementos del minimalismo de Mignola, eso sí, adaptándolos a su propio estilo.
En cuanto a su faceta de guionista decir que ha logrado una correcta y fiel adaptación de la novela. Se nota que conoce la obra y el personaje, su estilo lingüístico, y consigue lo impensable: ¡no se echa en falta a Roy Thomas en el guión!
Mención destacada merece también el color a cargo de Lovern Kindzierski & Digital Chamaleon. Unos colores vivos, fuertes y puros, que insuflan vida a las ilustraciones, haciéndolas aún más impactantes.
Resumiendo, PORTADORA DE TORMENTAS me ha parecido una interesante, dignísima y notable adaptación de la última novela de Elric. A recordar, la excelente interpretación gráfica de las últimas páginas, donde asistimos a la transformación de Stormbringer (la verdadera protagonista en la sombra) en demonio. Y no un demonio cualquiera porque, tal y como yo lo entendí, ¡se trata del mismísimo Diablo!

Escrita hace 10 años · 0 votos · @Hamlet le ha puesto un 7 ·

Comentarios