MÁS REALISMO MÁGICO A LA JAPONESA por GoodyAlien

Portada de CRÓNICA DEL PÁJARO QUE DA CUERDA AL MUNDO

Segundo libro que leo de Murakami, tras el muy interesante 'Kafka en la orilla'. Dicen de esta obra que es la más oriental de un escritor que ha sido muy criticado en su país por su marcado carácter occidental. Fue escrita sin embargo durante un periodo de su vida en que estuvo viviendo en EEUU, trabajando para varias universidades.

En general, y tras leer solo dos libros, me parece que el estilo de Murakami es muy acusado: historias en un mundo muy contemporáneo, perfectamente entrelazadas con sucesos de lo más anormal. Como le dice May Kasahara a Tooru Okada en el libro:

"¿Sabes, señor pájaro-que-da-cuerda? Me lo he pasado super bien contigo. Hablo en serio. Y tú eres una persona de lo más normal. Normalísimo. Pero, a la vez, haces cosas anormales, raras. Eres... ¿cómo se dice eso?¡Imprevisible! Contigo nunca me aburro."

En este caso, la historia parte de una serie de sucesos perfectamente 'normales': la desaparición de un gato, y después de Kumiko, la mujer de Tooru Okada, el personaje que vertebra todos los acontecimientos. En un momento dado, empiezan a cruzarse personajes en la vida de Tooru, cada uno con su propia historia, que poco a poco se irá entrelazando con las demás:

- el teniente Mayima, superviviente a su pesar del frente japones en Manchuria en la segunda guerra mundial, y de campos de prisioneros en Siberia.
- las hermanas Malta y Creta Kanoo, con poderes difíciles de entender y de sobrellevar, especialmente Creta.
- Noburu Wataya, un extrañísimo personaje, hermano de Kumiko, cuyo mutuo odio entre Tooru hará tomar decisiones difíciles a ambos.

Tooru deja su trabajo, pierde a su gato, su mujer se va sin decir ni mú, empiezan a dejarle llamadas obscenas en su teléfono... Todo eso es compartido por May Kasahara, una niña del vecindario con su propia historia, su propia forma de ver el mundo, y de enfrentarse a sus miedos y a los extraños sucesos que van ocurriéndole a Tooru. Esta relación entre Tooru y su vecinita, es la parte más entrañable del libro, y en sus conversaciones y cartas están algunas de las reflexiones más interesantes del libro.

En fin, Murakami de nuevo va desgranando en este libro sus pequeñas y grandes historias, muy pausadamente, tomándose su tiempo, y sin obviar ningún detalle, como si fuera un grifo que gotea y acaba inundándote la casa. Parecía que no era nada, y al final tienes el cerebro lleno de ideas y momentos mágicos, y la crónica del pájaro que da cuerda al mundo te ha dejado mucho más poso de lo que creías...

Escrita hace 10 años · 3.8 puntos con 4 votos · @GoodyAlien le ha puesto un 7 ·

Comentarios