EXCELENTE SEGUNDA PARTE por GoodyAlien

Portada de LA VOZ DE LOS MUERTOS

Continuación del premiadísimo y popular 'El juego de Ender', cosechó el mismo inaudito éxito en los premios más prestigiosos, y una reacción dispar entre el público: entre los que consideran esta novela muy superior a su predecesora y los que no encontraron lo que buscaban, tras leer el comienzo de las andanzas de Andrew Wiggin, media un abismo de opinión.

Yo soy de los que disfrutaron con 'La voz de los muertos' como mínimo tanto como con el 'El juego de Ender', pero entiendo a los que se sienten frustrados tras leer la adictiva 'El juego de Ender', se dirigen a su continuacion cabalgando el mono... y se encuentran con algo muy diferente. De lectura igualmente atrapadora, pero con una historia que pese a compartir universo y personajes (evolucionados, eso sí), no tiene
nada que ver.

Han pasado más de 3000 años y Ender ya no es un crío (estaría bueno), pero sigue vivo gracias a las peculiaridades del viaje a velocidades relativistas, y a su nueva etapa en la vida: busca un nuevo hogar para la madre en forma de crisálida de los erradicados insectores. Saltando de planeta en planeta, como humilde portavoz de los muertos, un ministro de una nueva religión creada a raiz de unos escritos suyos posteriores al xenocidio de los insectores.

Su destino se acabará cruzando con Lusitania, un planeta donde se ha encontrado la primera raza de seres posiblemente inteligentes... aunque el ser humano, precavido y cuidadoso, todavía no está seguro de que sea capaz de entenderse (no digamos llevarse bien), con los pequeninhos. En este planeta está el meollo de la historia, y Orson Scott Card desarrolla por un lado una biología extraterrestre realmente interesante y peculiar, a pesar de su tremenda y extraña sencillez, y por otro lado unos personajes, emotivos, inteligentes... y tremendamente incoherentes a veces. Lo que no deja de ser un rasgo tremendamente humano, aunque a veces (en la realidad y en el libro) da rabia ver cómo personas supuestamente racionales y con cerebro, son capaces de hacer las mayores tonterías de su vida dejándose llevar por los sentimientos.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 1 voto · @GoodyAlien le ha puesto un 10 ·

Comentarios