NANA por Shorby

Portada de NANA

Quienes hayan leído a Chuck Palahniuk, sabrán que es un escritor provocador o desvergonzado, de hecho se ha ganado a pulso esa fama con historias tales como “El club de la lucha”, “Asfixia” o la recopilación de relatos “Fantasmas”.
Aún así es, hoy en día, de los pocos capaces de construir una novela y conseguir que todo encaje por utópico que parezca, haciéndonos creer episodios absolutamente surrealistas encontrando de la nada una justificación para ellos.

Así pues, tenemos “Nana”, una historia rebuscada y original que no deja respiro en ningún momento.
Su protagonista, Streator, es un periodista de mediana edad cansado de artículos de relleno. El último resulta algo más interesante: la muerte súbita infantil, sin motivo ni causa aparente, en la cuna.
No le cuesta nada involucrarse en una enérgica investigación, ya que su propio hijo murió en extrañas circunstancias años atrás. Tan extrañas como encontrar en cada escenario de muerte infantil el mismo libro de poemas abierto por la misma página. Este libro contiene una nana letal, una canción de sacrificio. Casualmente, nuestro protagonista le leyó esta nana a su hijo, la misma noche de su fallecimiento.
Streator se encuentra entonces con un inmenso poder entre sus manos, ya que no le basta otra cosa que memorizar esta nana y hacer que todo aquel que odia, caiga sin vida en el mismo instante en que es recitada, aunque sea mentalmente. Lo cual le da mucho miedo, pero a la vez un regustillo invicto.

Tenemos entonces una singular historia, protagonizada por un involuntario y, más adelante, caprichoso asesino en serie. Este mismo, comparte guión con Mona, una secretaria prosélita, su novio, Ostra, por excelencia el personaje freak de la novela, quemado por la sociedad que nos rodea, y Helen, la jefa excéntrica, vendedora de casas habitadas por espectros.
La novela va un poquito más allá de las historias de sujetos descentrados a los que nos tiene acostumbrados, acaba siendo una rocambolesca mezcla de thriller, ciencia-ficción y road movie(que diríamos en términos cinematográficos), con personajes extravagantes, situaciones de misma índole y descripciones que te hacen masticar cada escena e incluso notar su mal sabor.
Involuntariamente, te planteas qué harías tú en su lugar, qué harías con ese poder de matar a voluntad y si la forma de usarlo sería la correcta. A veces te pones de su parte, otras no.

En conclusión, siendo una novela mórbida a la vez que potente, es cuanto menos, muy recomendable.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 5 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios