DESENLACE FALLIDO por Shorby

Portada de AMANECER

Tras no demasiada espera, Meyer nos trae la cuarta y última novela de la saga Crepúsculo dejándonos un cierre un tanto descafeinado para la historia de amor más famosa de los últimos años.


Escrito de manera diferente a los tres libros anteriores, Amanecer viene en forma de diarios (por decirlo de algún modo), cada uno de ellos protagonizado por los tres personajes principales. Quizá por ello no nos produzca las mismas sensaciones al leerlo, pero resulta gratificante que podamos meternos en la mente de otros que no sean Bella por unos momentos y saber qué piensan y por qué actúan de determinada forma.
Se puede decir que cada uno de ellos ha evolucionado, cambiando la historia de manera un poco brusca y llevándonos a situaciones un poco más adultas de lo que Meyer nos tenía acostumbrados hasta ahora. Lo cual también es de agradecer, aunque de vez en cuando tiene un cierto tufillo a culebrón que se hace denso, pues no a todos nos gusta, faltando relleno más contundente y sobrando paja.


De lectura bastante ágil, como los demás, y sin embargo expresiones algo más infantiles, las cuales a veces te hacen dudar y pensar en si la traducción es un tanto deslucida o bien la autora quería terminar el libro deprisa y corriendo.


La mayoría de seguidores esperábamos el desenlace con la lucha final, la gran batalla contra los Vulturis y a medida que se acerca el momento, la autora nos regala curiosos personajes, todos ellos vampiros de diferentes partes del mundo, que aportan un soplo de aire fresco a la novela.
Pues bien, aquí es donde se desinfla, no hay tal conflicto. Te encuentras leyendo expectante, los buenos a un lado y los malos a otro, preparados para el ataque y la sangría… y el problema máximo al que se llega se resuelve en dos páginas, sin generar un clímax final y dejándote a medias e incluso sintiendo algún pinchazo de decepción.


Eso sí, el happy end no falta.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios