INSPIRADOR Y DESESPERANTE A LA VEZ por GoodyAlien

Portada de CONGRESO DE FUTUROLOGÍA

Perteneciente a la serie de historias que tiene como protagonista a Ijon Tichy, comienza de una forma abrumadoramente deslabazada, incoherente, surrealista y antes de la mitad del libro, y de forma sorprendente, se convierte en algo mas filosofico y pausado.
Siempre con el humor en mente, este no es el Lem que mas disfruto, pero en 'Congreso de Futorologia' hay unas cuantas ideas buenas, que podrian estar inspiradas en Philip K Dick, y que posteriormente fueron saqueadas sin ningun tipo de disimulo en la película Matrix.

A pesar de estas ideas buenas, me cuesta recomendar este libro a aquellos que no sean ya admiradores de este tipo de humor. Durante el primer tramo del libro, en el que Ijon Tichy esta asistiendo al congreso de futurologia que da nombre a la obra, todo es tan desconcertante para el lector pero absolutamente normal para los personajes, que no sabes nunca que esperar. Es imposible imaginar a donde te va a llevar la pagina siguiente el bueno de Lem, a traves de los ojos de un Tichy que tras terminar el libro, no consigo hacerme una idea de como es en realidad, que personalidad tiene, a donde va, de donde viene. Quizá me haya perdido esas cosas por no leer libros anteriores.

El consabido congreso es atacado por unos terroristas muy peculiares, y de pronto comienzan a pasar cosas aun mas raras, que no sabe si forman parte de alucinaciones personales o colectivas, y cuando Tichy despierta, se encuentra en un futuro muy diferente, en el que la sociedad humana esta basada en el uso de la quimica que controla sus emociones y sentidos a cualquier nivel. Las reacciones de un recién llegado a esa sociedad como es Ijon Tichy permiten una serie de reflexiones sobre las incongruencias del ser humano, y nos llevan a un final no se yo si inesperado o totalmente previsible, tras decadas y decadas de saqueo de estas ideas por otros autores.

Escrita hace 10 años · 3.5 puntos con 2 votos · @GoodyAlien le ha puesto un 6 ·

Comentarios