EN REALIDAD, UN DURO ENSAYO SOBRE LA CONDICION HUMANA por GoodyAlien

Portada de ENSAYO SOBRE LA CEGUERA

Ensayo sobre la ceguera, es en realidad un ensayo sobre la condición humana, o en todo caso, ensayo y reflexión sobre la ceguera de la humanidad. En cualquier tiempo y lugar, pues en esto de no ver, no oir y callar en demasiadas circunstancias llevamos milenios de experiencia.

Saramago en su novela aprovecha un planteamiento que me recuerda a la de grandes novelas de CF como Flores para Algernon o Muero por dentro: una situación hipotética cuyo origen en realidad no importa. Lo importante aquí es como reaccionan los personajes, qué sentimientos, qué reflexiones, qué piensan, qué hacen, ante la angustiosa y misteriosa epidemia que amenaza con dejar a toda la humanidad ciega, inmersos permanentemente no en la oscuridad, sino en una luz blanca absoluta que no sirve para iluminar ni sus pensamientos (oscuros), ni sus actos (tenebrosos, macabros, penosos)

Sin llegar a ser totalmente explícito, el resultado es un libro duro, con escenas realmente desesperadas, de una presencia putrefacta y brutal. La imaginación es poderosa, y me resultan mucho mas impactantes estas escenas narradas de forma elegante pero directa, que el excesivo detalle que podemos encontrar en otras obras como las escritas por Palaniuk. Supongo que es la eterna diferencia entre la pornografía y el erotismo.

Además de la propia historia, Saramago sale airoso de un experimento estilístico en la escritura, que en manos menos talentosos habrian llevado a la ruina el libro. Su forma de escribir, se hace al principio rara, te cuesta saber quien ha dicho qué, cuando hay un diálogo o una reflexión de un personaje (todos sin nombre) o el narrador. Pero pronto te acostumbras y no es mas que un recurso que da más personalidad al libro.

Por último, destacar que en una novela llena de tantos personajes y actos oscuros, Saramago deja siempre abierta una puerta a la esperanza, en muchos casos simbolizada por el personaje de la mujer del médico, tan especial en tantos sentidos. Y entre odiosos humanos, siempre queda un lugar para alguien tan entrañable como el perro de las lágrimas. Todos deberíamos tener uno, y todos deberiamos leer Ensayo sobre la ceguera de vez en cuando.

Escrita hace 10 años · 4.5 puntos con 2 votos · @GoodyAlien le ha puesto un 8 ·

Comentarios