UNA DE LAS NOVELAS DE CF MÁS IMPORTANTES DE LAS ULTIMAS DÉCADAS por GoodyAlien

Portada de HYPERION

Hyperion, por su ambición temática y estilística, es una de las novelas de ciencia ficción más importantes de las últimas décadas. Publicada en 1989, contiene una cantidad desacostumbrada de referencias a la literatura más culta, sin dejar de lado en ningún momento la búsqueda del sentimiento de descubrimiento de lo desconocido y lo ignoto que caracteriza a la ciencia ficción.

Hyperion es la primera parte de una saga, y estructurada como los famosos Cuentos de Canterbury (que a su vez se estructura como el Decameron de Bocaccio), cuenta las historias de unos peregrinos que se dirigen al planeta que da nombre al libro. Este planeta resulta marginal en la extensa Red de Mundos debido a varios factores. Los principales, la presencia de las Tumbas de Tiempo, una zona donde el tiempo se comporta de forma rara (un campo antientrópico, lo llama Dan Simmons); y sobretodo, el misterioso ser llamado Alcaudón, alrededor del cual se ha creado toda una religión. Es precisamente esta religión la que ha nombrado a los personajes como los últimos peregrinos que deben dirigirse al Templo del Alcaudón, una construcción increible en su aspecto y su antigüedad.
Los siete peregrinos, reunidos sin conocerse previamente, e inmersos en lo que parecen los prolegómenos de la mayor batalla espacial de la historia, deciden contarse en sus dias de viaje hacia al Templo la historia de cada uno, con la idea de que quiza eso les ayude a entender la situación, y poder salvarse.


Dan Simmons aprovecha esas historias para variar de registro, reflejando la personalidad de cada uno de ellos, dandonos en el proceso y de forma tangencial una visión incompleta pero muy rica de la situación actual de la Humanidad y de como se ha llegado a ella.


Un poeta que ha subido al cielo y bajado al infierno demasiadas veces, un militar y su amor perdido, un profesor erudito con una hija de misteriosa enfermedad, una investigadora privada con el caso mas raro de su vida, un diplomático que estuvo destinado en Hyperion, un templario en cuya nave viajan los peregrinos, y un sacerdote que tras haber estado en Hyperion, no podia mas que pensar en volver. Todas y cada una de las historias completamente diferentes, pero todas ellas con un punto en común: la extraña y a menudo sangrienta presencia del Alcaudón o de su culto al Angel del Dolor.

Escrita hace 10 años · 0 votos · @GoodyAlien le ha puesto un 8 ·

Comentarios