INTIMISTA, NOSTALGICA, REALISTA, PRECIOSA por GoodyAlien

Portada de TOKIO BLUES (NORWEGIAN WOOD)

Una novela intimista, nostalgica, que se recrea en los primeros encuentros con el amor, el sexo y la pérdida de seres queridos para el protagonista, el joven Takanabe. En su prosa se percibe perfectamente el estilo de Murakami, aunque no tiene absolutamente nada de ese realismo mágico con un toque oriental que impregna las otras novelas que he leido de él.
La historia comienza cuando un maduro Takanabe escucha una cancion de los Beatles (Norwegian Wood, nombre original de la novela) que le trae unos recuerdos que se han ido desvaneciendo.

No se puede contar gran cosa sobre la trama, lo importante son los pequeños detalles que tanta importancia acaban teniendo en nuestras vidas. Como en otros libros de Murakami, el protagonista masculino tiene una impronta tranquila, de no alterarse por nada aparentemente, una persona que busca la sencillez, pero con un fondo un poco más complejo que se ve afectado por las contradicciones.

Sus personajes femeninos son bastante más llamativos. Tanto Naoko como Midori, tan peculiares como pueden ser, tienen detalles que me recuerdan a personas concretas de mi vida, y creo que es uno de los principales puntos fuertes de la novela: el reconocer que todos somos especiales, todos tenemos defectos, y el aceptarlos y convivir con ellos es lo que nos permite seguir cuerdos.

Otro tema que siempre me ha sorprendido en Murakami es la naturalidad con la que narra la sexualidad, tanto cuando está relacionado con el amor, como cuando se trata solo de un polvo o una mamada para pasar el rato. Todo narrado con detalle, pero con una elegancia dificil de conseguir, ya que los mismos hechos y los mismos detalles narrados por otros escritores probablemente producirian la sensación de estar leyendo una novela erótico o un relato porno. Con Murakami la sensación es diferente.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 2 votos · @GoodyAlien le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@sedacala hace 10 años

Esto del tratamiento desapasionado del sexo, debe ser propio de japoneses, Kenzaburo Oé, utiliza exactamente el mismo sistema.

@Dreamy hace 10 años

Estoy con sedacala, y lo menciono más arriba en otro comentario, a mí también me pareció algo frío el tratamiento del sexo e incluso de los sentimientos, y como es la primera vez que leo un libro de un japonés, no sabía si era porque ellos son así en su intimidad, o es su forma de escribir sobre estos temas...

Un apunto GoodyAlien, el protagonista se llama Watanabe, que veo que se te han ido las letras y le llamas Takanabe ;)