DEJA VU por sedacala

Portada de EUGENIA GRANDET

Me gustó y mucho, disfruté leyendo Eugenie Grandet. Esta es una novela de las antiguas, de las clásicas, de las de antes, de cuando yo era pequeño, en fin, no sé como expresarlo, de aquellas cosas que nos hacían leer entonces (hace mucho) con las que nos querían involucrar en las buenas costumbres, en los elevados sentimientos, nos querían convertir en bienpensantes ciudadanos que actuásemos como era debido, sin dejarnos distraer por los cantos de sirena de una modernidad desviada o libertina. Y para satisfacer esas tendencias oficiales de entonces nos interesaban en lecturas de los clásicos, de los cuales se suponía que extraeríamos un buen provecho. Pero, hay que decir que ya en aquellas lejanas fechas, estas teorías no vivían su mejor momento y, claro está, leíamos aquello, como cubriendo el expediente, pero sin creernos nada. Ese tiempo pasó y aquella propaganda (que no tenía otro nombre), desapareció como si se la hubiese llevado el viento. Alegres como pajarillos por el desahogo aquel, dimos en leer otras cosas, digo leer, como podía decir oír música, ver cuadros, edificios, obras de teatro o películas y nuestras entendederas se fueron adaptando a los nuevos tiempos, como el bebé se adapta a caminar, cuando antes solo sabía andar a gatas. En esta nueva situación, nos tragábamos de todo, bueno y malo, incluso más de esto último, pero todo nos parecía bien. Hizo falta tiempo y mucho rodar para empezar a discriminar y valorar solo lo que era acreedor a ello. Y hete aquí que un buen día lees algo que te suena, que te hace pensar aquello de “deja vu”, con perdón por la cursilería ¡Pero si es de esas cosas de cuando yo era chico! ¡Y resulta que me gusta! ¿Quién me lo iba a decir? En fin, no voy a estar siempre leyendo libros tan anticuados, lo reconozco, pero uno de vez en cuando, resulta gratificante, es casi, casi, una liberación.

Escrita hace 10 años · 4 puntos con 3 votos · @sedacala le ha puesto un 8 ·

Comentarios