En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LOS MUTILADOS

Autor: HERMANN UNGAR
ISBN: 9788498415896
Género: Narrativa
Editorial:SIRUELA
Edición: 2012
Número de páginas: 160


Ficha creada por Krust

PERTURBADORA
4.67 con 3 votos

Otro de esos libros que muerden y pican, que diría Kafka. Personas atormentadas y atormentadoras, mutiladas física y/o mentalmente. Traumas familiares (mucho Freud), sentimientos patológicos, cobardías enfermizas que incitan al sometimiento y a la humillación, violencia, sexo, fanatismo religioso.

Novela perturbadora por la fría exposición de las debilidades, de las crueldades, por la continua sensación de drama inminente. Dice Ricardo Menéndez Salmón en el prólogo que el libro debe leerse de una sola vez, como en estado de apnea. No es que se deba, es que da rabia tener que dejar de leer, un placer malsano y morboso te empuja hasta descubrir cuál será el fin de este ser hipocondriaco de la maldad ajena que es su protagonista.

Un protagonista que, marcado por su niñez en la que fue víctima de malos tratos y origen de un serio trauma sexual (hay incesto aunque él no es el protagonista), se va desdibujando poco a poco en un trabajo anodino, en una monotonía estricta, y en una soledad obsesiva. Un protagonista débil y cobarde hasta extremos patéticos que, cuando no consigue la invisibilidad ansiada, es manejado y humillado por todos, en un mundo intrínsecamente perverso y enfermo. Una vida automanejada como si de un feo y pesado reloj se tratara y en cuya maquinaria se va a introducir un mínimo grano de arena que lo desajustará por completo.

El estilo de Ungar es sobrio; el ritmo, in crescendo; el ambiente, sórdido; el efecto que produce, desagradable; su conclusión “nada se arregla, nada ha quedado atrás”.

Muy recomendable.

Escrito por Guille hace 7 meses, Su votacion: 8

Faulkneriano hace 7 meses

Me gustan mucho los escritores de entreguerras: es uno de los periodos más efervescentes de la literatura europea. Pero de este hombre no tenía la más ligera noticia. Si busco su nombre en google, lo primero que aparece es una página que se llama "Escritores que nadie lee".

¿A qué, a quién, se parece este hombre, Guille? Para hacerme una idea, digo: ¿A Kafka, a Walser, a Zweig, a Meyrink...?

Guille hace 7 meses

Yo también lo desconocía. No es raro si tenemos en cuenta que esta es la única obra que hay en castellano. Esperemos que alguna editorial (me escuchas, acantilado?) se decida a publicar más cosas suyas (aunque tampoco hay mucho, el hombre murió joven).

¿A quíen se parece? Si lees lo poco que se dice de él, siempre se cita a Kafka (y a Zweig y a Thomas Mann, aunque a estos dos solo por los elogios que le prodigaron). Quizás sí tenga cierto parecido, pero por el tema y la perspectiva pudiéramos hablar de Dostoievsky y su hombre del subsuelo, aunque el estilo no tiene nada que ver. Ungar usa un lenguaje seco, duro, despiadado.

Poverello hace 7 meses

Pues será verdad que nadie lo lee, porque la biblioteca me devuelve cero resultado. Y me ha llamado mucho la atención.

Guille hace 7 meses

¿Te llama la atención el libro o que la biblioteca no tenga ejemplares? El libro lo recomiendo, y esa biblioteca tuya, Poverello, no te merece.

Poverello hace 7 meses

Las dos cosas. Que soy yo quien no se merece la biblioteca.

Tendré que buscar alternativas.

Krust hace 6 meses

Coincido contigo, Guille, en recomendar esta novela de otro de esos autores injustamente perdidos en la memoria del tiempo literario. A modo personal una obra de culto desde ya, en lo referente a Ungar creo que le sentaría muy bien un traje del que colgara la etiqueta de ‘Escritores que los buscadores de joyas librescas deberían descubrir’… ‘Perturbadora’, como titulas tu reseña, es un adjetivo que le va como anillo al dedo, también es cierto que esta cortita novela reclama a gritos leerla de un par de tirones (ese ha sido mi caso) como comenta el más que interesante prólogo de Menéndez Salmón (intuyo que hemos leído la misma edición, la de 2012 de BackList, con una excelente traducción de Ana María de la Fuente, dicho sea de paso…).

En cuanto al personaje principal, Franz Polzer, hipocondríaco de raíz y al cuadrado, entra por derecho propio en mi galería de personajes favoritos de la literatura centroeuropea, y en cuanto a Ungar comentar que a mí me recuerda al Kafka primerizo, del que fue coetáneo, ambos murieron jovencísimos, ambos escribían en alemán y ambos tuvieron una infancia de las que marcan el resto de la existencia. Bueno, que no se me olvide remarcar lo perplejo que me ha dejado la manera en que Ungar retrata los pasajes sexuales, explícitos y retorcidos hasta decir basta (desagradables también, absténganse escrupulosos varios), parece mentira que esta novela se escribiera en 1923, ¡chapeau!

Ah! Lo encontré a la primera en una de las bibliotecas que frecuento, así que no creo que sea demasiado complicado de pescar por diferentes vías, ya que existen diferentes ediciones: BackList (insisto, muy recomendable) pero que yo sepa también la de Seix Barral (esta creo que fue la primera) y la de Siruela (que es la de la ficha de SdL).-

Guille hace 6 meses

Me alegro de que te haya gustado tanto como a mí. Es de esas novelas que te deja un runrun que tardas en sacarte de encima. Y tienes razón, el estilo recuerda a Kafka en cierta manera, aunque Ungar, al menos en esta novela, es mucho más explícito, menos simbólico.

Debes estar logueado para escribir un comentario