En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL RUIDO Y LA FURIA

Autor: WILLIAM FAULKNER
ISBN: 9788420468129
Género: Ficción literaria
Editorial:ALFAGUARA
Edición: 2006
Número de páginas: 368

A LA TERCERA FUE LA VENCIDA...
5 con 8 votos

Pues a la tercera fue la vencida. A la tercera. Tres intentos, tres, quedándome en los dos anteriores en el segundo capítulo, el de Quentin, en mi opinión también el más complicado y desanimante. Tres veces que releí, por tanto, el primer capítulo, el de Benjy, lo que quieras que no también fue una ayuda mental para ir haciéndome con los dramatis personae. Ayuda innegable que también ha sido, por qué negarlo, "Jota Erre" de William Gaddis, al lado de la cual el ruido de esta novela es menos ruido.

Y vencido el ruido... queda la furia.

Y la furia de esta novela de Faulkner es poderosísima, furia a descubrir entre la narración desordenada, furia a unir con pegamento desde las teselas desperdigadas que conforman estas voces inusuales. Y claro, el esfuerzo no es minúsculo, pero vale la pena. Los Compson, cerrada la última página, quedan retratados y perfectamente perfilados. Su historia ha sido contada.

¿Quiero con esto decir que me parece Faulkner el genio incontestable por encima de todos? ¿El puto amo del universo sideral? Sin duda es un escritor solvente y arriesgado ("Mientras agonizo" es magnífica, a mí me gustó incluso más que "El ruido y la furia"), pero en lo personal, si tengo que elegir un escritor estadounidense del siglo XX, me sigo quedando con Scott Fitzgerald. Incluso retratando el Sur hay otro Nobel, Steinbeck, que me parece más emotivo y cercano en su sencillez, pese a que le tachen de maniqueo. Pero es mi opinión, ojo. Entiendo que muchos sientan pasión por los puzzles de 10000 piezas de Faulkner.

No obstante, repito, a la tercera fue la vencida. Leí "El ruido y la furia". No solo eso, la leí y la entendí. Y el locurón, la entendí y la disfruté...

Ameeeeeeeeeeeén.

(nota ‘ad hoc’: leída esta novela y cuando termine la de Gaddis, me voy a dar una cura de sencillez y mansedumbre y durante una temporada solo leeré a Coelho y/o sombras de Greys y/o cómics de Spiderman: esto es, que me lo den todo bien mascadito, que me empalme bien empalmado en una perfecta vacuidad de mente, o mundos sencillos donde no haya problema que no se solucione a hostias. Porque qué cansado, joer. Qué esfuerzos ímprobos. Me pesan los ojos...

Escrito por salakov hace mas de un año, Su votacion: 8

Faulkneriano hace mas de un año

Hijo mío, qué orgulloso me siento... Mi Salakov se ha leído El ruido y la furia. A la tercera, como el carné de conducir... Tú vales mucho, muchacho. Claro que después de Jota Erre, cualquier cosa... Eso sí, son distintas clases de ruido.

Ya sin bromas, aunque pueda suponerse mi opinión sobre Faulkner, no puedo dejar de estar de acuerdo con una cosa: Scott Fitzgerald escribe al menos tan bien como él. Lo que dices del rompecabezas es muy exacto, con una salvedad: que no falta ni sobra ninguna pieza y que todas encajan. Otra cosa es la habilidad del lector y su predisposición a los puzzles.

Temo por tu estabilidad mental: a quién se le ocurre alternar Faulkner y Gaddis. Ya puedes, como dices, dedicarte a Spiderman unos cuantos meses. Bueno, pensándolo mejor, es preferible una dieta más blanda: mejor léete a Coelho.

Saludos, y tómate algo, que yo invito.

salakov hace mas de un año

¡Gracias, aita! Pero le recuerdo que el carnet de conducir me lo saqué a la segunda, ya sabe usted, me metí por una dirección prohibida y se pusieron tiquismiquis. Malditos examinadores, qué dignos se ponen por naderías... Así, "El ruido y la furia" me ha costado más.

Y sí, claro que las piezas encajan... aunque seguro que alguna se me ha quedado ahí, fuera de lugar, encajada a la fuerza, apretando. Cuando lo relea dentro de algunos años, veremos si las recoloco bien.

Y Spiderman, ahora que lo pienso bien, está con el rollo "Superior" y tal, y me da pereza. Y leer a Coelho me dan ganas de matar, de morder, de descuartizar animalitos, lo tengo comprobado. Tengo por casa "Pizcas de paraíso" de Scott y Zelda Fitzgerald y quizá sea hora ya de leerlo, que siempre he tenido curiosidad por la escritura de Zelda.

Me tomo ese "algo" a su salud. Evohé!

Krust hace mas de un año

¡Falta desarrollar la pieza principal, la de Caddy Compson!, ese es el recuerdo que siempre me quedará de este libro, claro que es muy posible que yo no supiera resolver el puzzle como Faulkner me lo planteó y es que siempre me preguntaré el por qué no le dedicó a Caddy un capítulo completo como a sus hermanos, es de esos libros que necesitarían de una RELECTURA para entenderlos en su máxima expresión y yo no soy de releer. El de Benjy, sigue siendo el capítulo que más me gustó y a pesar de su dificultad el que más permanece en la memoria...

Salut!

Guille hace mas de un año

Es curioso, yo llevo dos intentos con ella y tu buena reseña me insuflan ganas de hacer como tú e intentarlo por tercera vez con la esperanza de parecido resultado. Habrá que pensárselo.

salakov hace mas de un año

¡Ánimo, pues! Y si lo consigues a la tercera piensa que te has ahorrado un intento, que el bueno de Faulkner, en plan gallo, dijo lo siguiente en una entrevista...

=================
http://escribaplagiario.blogspot.com.es/2008/08/unos-cerdos-s.html

Alguna gente dice que no pueden entender su obra a pesar de leerla dos o tres veces. ¿Qué enfoque les recomienda?

—Que la lean cuatro veces.

Guille hace mas de un año

jajajajaja, qué jodío.

Poverello hace mas de un año

Pues qué voy a decir yo. No puedo hablar de Scott Fitzgerald ni con propiedad ni sin propiedad porque no he leído nada de él pero como lector nunca he disfrutado tanto de la literatura como leyendo a Faulkner, aunque para hacerlo en toda su extensión no puedo meterle mano a más de un libro suyo al año y según mi momento. Aunque haya obras que me han tocado más, aunque haya personajes más emotivos, aunque sea una jodienda entenderlo sin perderse dos tercios de lo que en realidad hay de fondo en todas sus obras...

Será como la relación del sádico y el masoquista, incomprensible para el resto pero inimitable e indescriptible para los implicados. Una auténtica gozada.

sedacala hace mas de un año

Yo la leí hace mucho, y si la leí entera es que algo debí entender, si no, no hubiera podido terminarla; pero el recuerdo que me quedó, es que es bastante poco lo que entendí. ¿Tantos a favor? La fuerza del relato; por más que se entienda poco, el relato rebosa energía por todas partes y eso, a lo largo de sus páginas, fue estímulo suficiente para llegar hasta el final.
Ahora bien, ¿balance final? pobre, le puse un 5, leerlo para mí supuso un aprobado, aunque entiendo perfectamente que, para los que lo asimiláis, sea magnífico. Con “Absalón, Absalón” me pasó algo muy parecido.
En el caso de “Mientras agonizo”, se entiende perfectamente lo que es la trama; lo que ya no me resulta tan fácil, es entender el sentido de la historia, el porqué de todo aquel conflicto.

Después de lo dicho, lo que me queda claro es que sus novelas no son amables. Muy al contrario, son irritantes, contundentes y amargas. Son fiel reflejo del carácter de sus personajes, son, en definitiva, despiadadas con un lector que ha de tener redaños para disfrutarlas. Yo no los tengo, y eso que no niego que puedan gustarme historias de este tipo con fuertes dramas personales, ¿por qué no? es más, a menudo esas son las que más me gustan; las novelas al final, se nutren de conflictos basados en las relaciones humanas, y no precisamente en las más sosegadas. Lo que ocurre es que en ese rebuscar en el fondo del alma humana, propio de este tipo de literatura, William Faulkner baja mucho más al fondo aún de lo que yo lo haría, por territorios que, ya de por sí, me resultan inhóspitos. Por eso sus novelas me afectan de dos maneras distintas; rechazo su carácter duro, no digiero bien el grado de violencia que comportan; pero a la vez, me atraen sus temáticas basadas en el análisis del fondo del alma humana, me gustaría ser capaz de aceptarlas, pero me cuesta mucho sobrellevar su dureza; es decir, se dan en mi mente rechazo y atracción, de manera simultánea.

Como veis me gusta cambiar el paso de vez en cuando.

Faulkneriano hace mas de un año

Matizado comentario, sedacala. Fino filipino. Pues claro que Faulkner es amargo: es bourbon, no mistela.

sedacala hace mas de un año

Tanto me da, yo no pruebo el alcohol.

salakov hace mas de un año

Pffffh, pues un lector que no bebe...

:P

Y usted, Poverello, ya está tardando en descubrir a Scott Fitzgerald. Le sugiero que pase de Gatsbys famosos, y la emprenda directamente con "Hermosos y malditos" (fantástica) o "Suave es la noche" (dolorosísima). Y ya me contará...

Poverello hace mas de un año

Acabo de descubrir (no sé si con dolor o es que es muy mala) que la versión fílmica que el insensato James Franco hizo de "Mientras agonizo" (titulada horrendamente en castellano El último deseo, tal vez para explicar eso del motivo de tanta vaina que comentaba sedacala) no pasa ni por las pantallas. Directamente a DVD hoy justito. Me arriesgaré.

¿Y un escritor en ciernes que no bebe? ¿Peor, no?

Estoy tardando, sí, y no era mi idea leerme el Gran Gatsby, sino la primera que nombras o "A este lado del paraíso", pero no descartaré ni mucho menos la opción que apuntas. Aunque tan suave no debe de ser por mucho que lo diga el título.

sedacala hace mas de un año

Ya sé yo que es bourbon, pero ese es el problema, que a la vez que me atrae, me doy cuenta que no puedo con ello. Total, que por ahora no tengo más ganas de leer nada suyo; cuando pase el tiempo quizá coja Santuario..., o Las palmeras salvajes, pero tengo que dejar pasar tiempo, a ver si cambia mi forma de leer.
Al Gran Gatsby le puse un 6, y a Suave es la noche un 7, pero hace mucho y casi no lo recuerdo.
Poverello, te vas a tener que tomar algo para poder medrar.

Faulkneriano hace mas de un año

Estoy leyendo un intimidante tocho de crítica literaria, El desguace de la tradición, de Javier Aparicio, y mira por dónde el tercer capítulo está dedicado a esta novela. El ambiente de la alta crítica es algo enrarecido, pero pueden sacarse algunas conclusiones. Entre otras, por qué la obra tiene esa estructura tan rara (Benji-Quentin-Jason-Dilsey) y por qué no aparece el monólogo de Caddy, tal como indica Krust. Es un poco lioso para contarlo en notas, así que me limito a recomendar su lectura.

Por cierto,es curioso cómo cuenta el propio Faulkner la génesis de esta novela: "El ruido y la furia empezó con una imagen mental. En aquel momento no me di cuenta de que era simbólica. Era la imagen del trasero manchado en las braguitas de una niña subida a un peral, desde donde, a través de una ventana, podía ver el lugar donde se estaba celebrando el funeral de su abuela y contar lo que estaba ocurriendo a sus hermanos que estaban abajo". A veces conviene no hacer mucho caso a los autores...

Faulkneriano hace mas de un año

Conocía lo de los colores, pero no que se hubiera llevado a cabo. Curioso:

"Más de ochenta años después de su publicación, y aprovechando la efeméride del 50 aniversario de la muerte de William Faulkner, The Folio Society ha publicado El ruido y la furia exactamente como el escritor quería: a todo color. El libro, que narra la decadencia de la familia Compson, tiene muchos saltos temporales y a Faulkner le hubiera gustado utilizar distintos colores para que el lector no se despistase con tanto vaivén cronológico. En 1929 el estadounidense escribió: "Ojalá la edición estuviese más avanzada para usar tinta en color... Me guardaré la idea para cuando se haga mayor". Faulkner se tuvo que conformar con utilizar la cursiva para distinguir los distintos periodos temporales pero, por fin, en 2012, The Folio Society, a sugerencia de uno de sus miembros, ha trabajado durante un año con dos expertos en la obra de Faulkner, Stephen Ross y Noel Polk, para editar esta colorida versión de El ruido y la furia.

SokraM hace mas de un año

Pensando en si compro o no las obras de Faulkner en inglés reeditadas por Modern Library en una edición bastante atractiva he llegado aquí y he visto lo que comenta Faulkneriano de la edición de Folio Society de The Sound and the Fury.

Pues bien, una pequeña búsqueda ha bastado para que me horrorice aún más con todo lo relativo al coleccionismo de libros: 1.700 euros costaría hacerse ahora con una de las copias de esa edición. Casi nada.

Tengo por casa algún libro de Folio Society, aunque no soy uno de esos locos que han decidido que Folio es el Santo Grial de las editoriales (hay gente que sólo compra sus libros), y puedo decir que ni mucho menos son algo extraordinario. Son ediciones bonitas, desde luego, muy bien seleccionadas y con ilustraciones y diseños de cubierta bastante interesantes, pero ahí termina lo excepcional. El papel podría ser mejor y las tapas suelen perder el lustro con un par de lecturas al no llevar sobrecubiertas. Vamos, que me parece una exajeración los precios de salida de esta editorial y más aún los precios que alcanzan algunas de sus ediciones descatalogadas en internet.

Perdón por el pequeño off-topic, pero no todo va a ser hablar del contenido de los libros en Sopa. De vez en cuando podríamos hablar un poco del soporte.

Faulkneriano hace mas de un año

Anda, no había visto esto. Pues claro que el soporte interesa: no va a ser siempre hablar de las ventajas de los ebooks.

Pronto es mi cumpleaños: si alguien quiere quedar bien, la edición de Folio Society será bienvenida.

nikkus2008 hace mas de un año

Bueno, hice un alto porque me perdí un poco, pero un comentario que puso Faulkneriano: "a Faulkner le hubiera gustado utilizar distintos colores para que el lector no se despistase con tanto vaivén cronológico." me deja tranquilo y pienso seguir... hasta ahora no me está resultando tan difícil... creo que le tenía tanto miedo que pensé que sería algo peor que Ulises (nada peor que ese imposible libro)... en un momento, en la parte donde Quentin, Caddy y Versh juegan en el lago en el primer capítulo la narración pareciera retroceder hasta la infancia de ellos... así que me quedo tranquilo... ¿me quedo tranquilo? jaja... ayuda!

Poverello hace mas de un año

Aquí uno al que le quedan 10 páginas para terminar Ulises, y a su lado la complicación de El ruido y la furia es como si fuera una novelita rosa ('hiperboleando' un poco). Ya estoy preparado: mañana empiezo La broma infinita y luego Jota Erre.

Ulises es un monumento al estilo literario y al lenguaje como expresión de lo inextricable. Faulkner, desde luego, tampoco es manco.

nikkus2008 hace mas de un año

Poverello!!...¿Estás loco? jajaja... meter a Ulises, La broma infinita y Jota Erre juntos?.... apenas si yo puedo ultimamente leer el diario!.... muy bien por vos amigo.... yo creo que a Ulises jamás lo voy a poder leer... no hay forma... me pierdo siempre... arranco muy bien, pero es inevitable la confusión. Intenté leerlo como se escucha la música, sólo sintiendo la escritura, tratando de no analizar línea por línea... pero fracaso, una y otra vez... Ulises no será para mi por lo visto.

Respecto a "El ruido y la furia" voy progresando... pero estoy en este momento en el trabajo, es imposibe concentrarse del todo... encima hoy es el estúpido día de la primavera... no para de entrar gente... este capítulo de Benjy es molesto por momentos, pero voy a seguir... veremos.

nikkus2008 hace mas de un año

Transcribo (textual): "¿Tienes una hermana No pero son todas unas zorras. Zorra no durante un segundo pero ella permaneció en la puerta Dalton Ames. Dalton Ames. Dalton Camisas. Siempre creí que eran color caqui, como las del ejército, hasta que vi que eran de gruesa seda china o de la más fina franela porque le hacía la cara tan morena y los ojos tan azules. Dalton Ames. Sólo que carecía de clase. Guardarropía teatral. Papier-maché, toca. Ah. Absestos. Ni siquera bronce. Pero no le verás en casa."

¿?.... sobre todo desde "Guardarropía teatral" en adelante es una broma quiero creer.... por Dios Santo... ¿soy yo?

Poverello hace mas de un año

Monólogo interno, fluir del pensamiento. Ya es follón con una persona normal tratar de transcribir lo que piensa y siente, pues imagínate si tiene retraso mental (Benjy) o una depresión profunda (últimas partes del capítulo de Quentin).

Que es un follón. Sí. A mí me gusta, aunque sea un mejillón, ji.

nikkus2008 hace mas de un año

Pove, esta parte que transcribí no es de Benji, sino de Quentin. La pregunta eterna para poder continuar es saber que hacen ustedes ante algo como esto: ¿siguen adelante aun sin haber entendido o cortan la lectura?. Yo, por ahora, mejillón.

Poverello hace mas de un año

Sí, nikkus, ya sé que es de Quentin, por eso comentaba lo de la depresión profunda. Hay partes del segundo capítulo que son más difíciles que el primero de Benjy.

Yo sigo, la literatura no sólo es comprensión para mí, del mismo modo que entender a las personas no es simplemente escucharlas. Hay que conocer más, de su historia personal, sus traumas, su relación con otras personas de su entorno, por qué puede ser que repitan determinadas cosas una y otra vez. Para mí ahí reside la grandeza de Faulkner, Joyce, Vargas Llosa, Bernhard... Que no los entiendes del todo, porque no hay quien entienda del todo a un ser humano en su complejidad, por muy bien que lo conozcas.

nikkus2008 hace mas de un año

Bueno, gracias. Como soy espantosamente impaciente, ya empecé "Por el camino de Swann" pero pienso seguir con "El ruido y la furia"... creí, en serio, que era el único en el mundo que no había entendido esa y otras partes así, tan cerradas... eso me deprimió... hasta llegué a pensar que me estaba volviendo idiota, te lo juro. A seguir con Faulkner entonces!

Poverello hace mas de un año

Vaya, es de lo más lógico, como eres muy impaciente te pones con En busca del tiempo perdido, jeje.

Sigue con Faulkner, sin agobios, a la buena de Dios.

nikkus2008 hace mas de un año

Update:

¿Como, me pregunto, es que este tipo pudo lograr semejante milagro?. Juré que no podría gustarme, y sin embargo ya disipadas esas nubes, atenuado ya el ruido, del capítulo primero y casi todo el segundo, Faulkner retoma las riendas de la cordura y la genialidad al mismo tiempo. Insisto, no me explico el momento en que ocurrió esto... estaba leyendo a la deriva, descorazonado, y de golpe, zas!, chau nubes, adiós tormenta... Quentin encuentra a una niña perdida, busca a sus padres, es acusado de secuestro... a partir de ahí (salvo algún que otro escollo) todo se me hizo más fácil... milagro!... todos los personajes, todo lo que había leído sin entender, todos los personajes confusos, mezclados, empezaron a ordenarse en mi mente....

Aun no terminé, pero jamás hubiera creído posible cambiar tanto de opinión.

Gracias, amigos, por alentarme a seguir leyendo. El premio es más esplendoroso de lo que hubiera imaginado.

nikkus2008 hace mas de un año

Ah, por cierto... peste este Jason!

Poverello hace mas de un año

¡Qué orgulloso estoy de ti, hijo mío! Ja.

Me alegro una barbaridad, en serio. Sólo con que disfrutes a Faulkner una cuarta parte de lo que lo hago yo ya merece la pena haber 'sufrido' el esfuerzo inicial. Ahora, de seguido, Absalón, Absalón.

nikkus2008 hace mas de un año

Jajaja, sí... sabés, estaba pensando en eso... Absalón o mejor Mientras agonizo?... los personajes son los mismos?...

Gracias, de nuevo Pove por alentarme a seguir... y a Santi, desde luego... ya diré algo cuando lo termine...

Guille hace 4 meses

Yo también lo he conseguido a la tercera. No deja de ser curioso que en las dos primeras no pudiera terminar el primer capítulo y que esta vez no solo haya leído la novela del tirón sino que además la haya disfruto bastante tirando a mucho, incluido, por supuesto, ese gran primer capítulo. Cosas de la mente.

Y no me ha gustado más porque, como Krust, yo también echo en falta el capítulo de Caddy (es más, tampoco me hubiera sobrado un capítulo de la pasiva agresiva Caroline Bascomb Compson).

Debes estar logueado para escribir un comentario