En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LA NARANJA MECÁNICA

Autor: ANTHONY BURGESS
ISBN: 9788445076613
Género: Ciencia Ficción
Editorial:MINOTAURO
Edición: 2007

¿LIBERTAD O VIOLENCIA?
4.13 con 8 votos

Esta reseña contiene spoiler
Leer

Escrito por FAUSTO hace mas de un año, Su votacion: 10

Faulkneriano hace mas de un año

Tenía gran curiosidad por leer la novela, sobre todo para poder compararla con una de mis películas favoritas.

Mi sorpresa ha sido mayúscula. No es que Kubrick haya seguido al pie de la letra la novela de Burgess: ¡es que pareces estar leyendo el guión! Eso sí, Kubrick añade punch visual a las escenas (el Moloko Bar con que se abre el film a los sones distorsionados de la música de Purcell me sigue poniendo los pelos de punta) e incorpora pequeños detalles para dar corporeidad a los personajes. Un ejemplo: la insinuada atraccción homoerótica del agente de la correccional por el "pequeño Alex" y el plano impagable en que, un tanto confuso por su avances, se bebe el vaso de agua donde descansa la dentadura postiza. También unifica los ataques al vagabundo y al desdichado usuario de bibliotecas (un guiño al muy negro futuro) para evitar redundancias. Pero la labor de Kubrick es sobre todo de puesta en imágenes de un texto más que curioso, respetando incluso los latiguillos de Alex (sus vaya vaya vaya o fuera fuera fuera fuera) La única diferencia significativa es la no inclusión del capítulo final y el aumento en la edad de los jóvenes (está claro que MacDowell no tiene quince años)

Coincido contigo, Fausto, en que el final tampoco es tan decisivo y el capítulo 21únicamente aporta una extraña nota nostálgica, de pérdida de la juventud, que no deja de ser algo discutible porque parece que la madurez se equipara con el acatamiento a las normas, como si la ultraviolencia fuera cosa de adolescentes.

Otro día hablamos del Nadsat.

FAUSTO hace mas de un año

Algo parecido me ocurrió a mí cuando comencé con este libro: tenía bastante curiosidad y, a la vez, temor por si resultaba un fracaso al contrastarla con la película, una de mis favoritas (me niego a escoger cual es la mejor entre la filmografía de Kubrick). Y, como a ti, la sorpresa fue grande y, sobre todo, agradable, pues me encantó la novela.
Kubrick a partir de su tercer film, “Atraco perfecto”, ha recurrido a la literatura para basar sus películas, pues bien, de los cinco libros que he leído (no incluyo “2001…” de Clark, pues es posterior al film, pero sí su relato “Centinela”) y que luego Kubrick versionó, la película es la más fidedigna al texto con que ha trabajado. Aunque la fidelidad al texto no es sinónimo de éxito y calidad, ahí está el ejemplo de “Eyes wide shut”, si ha conseguido plasmar lo mejor del relato incluyendo y enriqueciendo sus personales aportes al argumento. Una de estas contribuciones (el film está lleno de anécdotas) que más recuerdo es cuando el director le pidió Malcom McDowell que cantase lo que quisiera mientras interpretaba la escena de la paliza y la violación. Y al igual que hizo Hitchcock con “Psicosis” que tomar una ducha nunca iba a ser relajante, la melodía dulce e inocente de una canción como “I’m singing in the rain” ahora está llena de imágenes violentas.
En fin, una novela excelente y, además, película la está a la misma altura, o viceversa.

Llamativo el nadsat, si.

Debes estar logueado para escribir un comentario