En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO

Autor: J.D. SALINGER
ISBN: 9788435034760
Género: Literatura contemporánea
Editorial:EDHASA
Edición: 2007
Número de páginas: 276

EL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO Y EL TRIGO
4.6 con 5 votos

Cada vez que leo u oigo un comentario sobre este libro observo que provoca reacciones contrapuestas en los lectores; a unos les gusta, a otros les resulta inmerecida su fama, escasean los realmente indiferentes. No parece que en ello intervenga ninguna dificultad especial de lectura o comprensión que se lo ponga cuesta arriba a algunos. Al contrario, parece un simple caso de elección estética, a unos les gusta y a otros no. Pero esa opción estética, no se establece en función de criterios esencialmente literarios, no es que a unos y otros les guste o disguste por su estilo o su esquema argumental o cualquier otra cosa relacionada con la escritura. Lo que marca las diferencias, es la historia en si misma, y más que la historia su protagonista y la filosofía que aplica en el transcurso de las páginas de la novela. A muchos, les cayó bien este tipo, sintieron una corriente de simpatía hacia él y a partir de ahí les pareció estupendo y divertidísimo; y digo muchos, por la evidencia del éxito de la novela. Pero otros, muchos también sin duda, la leyeron atraídos por la recomendación de los que les había gustado y se encontraron con algo, diría que contrario a su forma de ver la vida, algo que es casi un ataque frontal contra unos ciertos valores, o simplemente algo estúpido y sin gracia. Y así, defraudados o más aún ofendidos mostraron su disgusto y su estupor ante lo que consideran injustificada fama de la novela.

Parece mentira, pero el comportamiento del protagonista de la novela, su actitud y sus idas y venidas, determinan la opinión que los lectores van a tener del libro. Así de fuerte; es como si a las personas a las que les parece mal asesinar ancianas con un hacha, por la misma razón no les guste CRIMEN Y CASTIGO y en cambio, la gran novela de Dostoievski solo fuese del agrado de aquellos que tienen tendencias criminales. Reconozco que es una comparación muy exagerada, pero sirve muy bien para indicar exactamente mi tesis: que gusta o no gusta en función de como caiga el comportamiento del protagonista.

Llegando a este punto del análisis hay que tratar de responder acertadamente a la pregunta obvia, la que cae por el propio peso de la lógica. ¿Tan sensible es el tema de la novela para que provoque esas fobias y filias? Y también ¿Acaso el éxito de este libro puede residir precisamente en su temática rompedora? Indudablemente está bien escrito y su trama argumental está bien montada, por ahí no hay nada que objetar; pero tampoco eso por si solo, llevaría a EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO a la posición privilegiada que ocupa en la estimación de tantos lectores.

En efecto, creo que hay algo más que tiene que ver con el momento histórico en que se sitúa. Es un momento clave; pasada la Segunda Guerra Mundial se producen cambios en muchos terrenos. Económicamente hablando, los países ganadores de la guerra reactivan un pulso emprendedor para superar el desgaste bélico. Atrás queda la depresión del 29 y los años de la guerra. La tecnología, en parte como consecuencia del desarrollo de la industria armamentística, disfruta de un despegue espectacular; el estado del bienestar se instala entre las clases medias. Los americanos que han vivido ese proceso se sienten exultantes, convencidos de que es un logro que ellos mismos, han contribuido a forjar.

Si, pero. ¿Y las nuevas generaciones? ¿Asumen bien esta situación; la entienden? Evidentemente muchísimos de ellos se adaptan a los nuevos tiempos, pero está claro también, que hay sectores juveniles que no se centran, por decirlo vulgarmente. En la situación dura y difícil de los años anteriores con escaso trabajo o en un momento de guerra declarada, bastante hay con sobrevivir, pero en un ambiente cómodo, donde todas las necesidades materiales están cubiertas, surge la figura del joven insatisfecho e incomprendido. Me estoy refiriendo a esos individuos que tan bien representó en el cine un tipo como James Dean, sobre todo en AL ESTE DEL EDEN y en REBELDE SIN CAUSA. Es obvio que el tono de estas películas de Elia Kazan era denso y dramático, mientras que el de Salinger, es ligero y distendido, pero de alguna manera se está hablando de lo mismo; esos jóvenes plantearon problemas a sus padres y a ellos mismos y el mundo de la ficción los reflejó de manera desgarrada en muchos casos y de manera optimista en el caso que aquí tratamos. Esas películas impactaron en los cines de todo el mundo y de igual manera EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO, causó impacto en el mundo literario, y quizás una de las causas de su éxito, fuera precisamente la originalidad de ese tratamiento ligero y desdramatizado.

Sea como fuere, ahí vemos la peripecia urbana del protagonista, que actúa descaradamente; que es a la vez simpático; que tiene su propio código de lo que es sensato y lo que no lo es; que aplica su lógica “sui-generis”, pero lógica al fin y al cabo; que trata de vivir de la forma más estimulante que puede. Ésta peripecia, decía, le hace ser el icono de algunas personas que enfocan la vida de una manera un poco… individualista, o incluso anarquizante, me atrevería a decir. Del otro lado, en cambio, esa misma actitud del protagonista le convierte en el punto de mira de aquellos que tienen un enfoque racional, trascendente y comprometido de la función del hombre en la sociedad, a estos el aspecto canalla y desvergonzado de Holden les parece tan moralmente nocivo, que paraliza en sus mentes todo lo que de acertado, literariamente hablando, pueda tener la novela. No procesan bien sus virtudes, no las ven, están bloqueados y la ponen a parir o sencillamente consideran absolutamente idiota a su protagonista. Los otros, por el contrario, activan al cien por cien sus neuronas, y disfrutan, y se ilusionan pensando que, seguramente nunca se hubieran atrevido a hacer lo que este chico hace pero, en el fondo, les hubiera encantado hacerlo.

Mi opinión, si algún despistado no se ha dado cuenta todavía, coincide claramente con la de estos últimos; recuerdo haber leído pasajes del libro que me provocaron autentica risa mal contenida, que estoy seguro, que lectores del otro bando habrían pasado serios como palos sin verle la más mínima gracia. Ah, lo de la lectura juvenil no viene a cuento; este es un libro como cualquier otro, para leerlo a cualquier edad, y yo particularmente no creo que influyan demasiado los años del lector en la adopción de una u otra postura.



PD. La división en dos bandos de los lectores de éste libro, es una conclusión que he extraído de comentarios boca a boca con amigos o conocidos. En Sopa de Libros creo que ocurre algo parecido, pero aquí en cambio, las votaciones no lo reflejan. Es decir, los votos de 5, 6 y 7, están muy equilibrados con los de 8, 9 y 10, pero yo creo que los 5, 6 y 7, aún siendo objetivamente notas no muy bajas, reflejan sin embargo la opinión de los que yo digo en la reseña, que no les ha gustado nada, pero que por alguna forma de pudor, no han querido ponerle abiertamente un suspenso. Y esto último lo digo por el mensaje, más o menos subliminal, que creo extraer en las reseñas ya publicadas.

Escrito por sedacala hace mas de un año, Su votacion: 8

Faulkneriano hace mas de un año

Muy perspicaz tu comentario, Sedacala. La novela tiene sus incondicionales, primero por lo mìtico de su autor, el esquivo Salinger; segundo, por su aire, como bien dices, de novela generacional (si bien de hace ya mucho: de los norteamericanos que eran jóvenes a fines de los 40) y, tercero, porque solía ponerse mucho como lectura obligatoria en los institutos (aunque esto nunca sé si favorece o perjudica a las novelas)

Queda "bien" (o quedaba) mencionarla en ciertos ambientes, aunque ya no creo que esté tan de moda. Salinger tiene cosas mejores, pero no es en absoluto una novela despreciable. Yo estoy en el centro: soy de los del 7. Otros autores norteamericanos me gustan mucho más, aunque no sean tan "míticos".

Nastenka hace mas de un año

A mi me parece, Sedacala, que generalizas en exceso, yo soy de las que le puso un 5(aprobado justito, como ya dije), pero no me identifico con ninguno de esos dos bandos a los que te refieres, personalmente no me desgradó el personaje, y no baso mis puntuaciones únicamente en la personalidad de los protagonistas.
Quiero decir, que si lo califico con un 5, quiero decir un 5, sin pudores de ningún tipo. Un 5 porque me resultó entretenido y no me desagradó, no más nota porque no pasó de parecerme justo eso, entretenido, sin más.

sedacala hace mas de un año

Como digo aquí, este libro me gustó mucho. A partir de comentarios con otras personas formé esa idea que contiene la reseña y la he transmitido. El que le coincida en alguna medida, que lo diga y el que no, también. Acepto todas las interpretaciones. De todas formas Nastenka si das un repaso a todas las votaciones de Sopa de Libros verás que un 5 es una nota que habitualmente se pone si no te ha gustado un libro. Aunque tú dices que no te desagradó. Ese “pudor” que yo digo realmente lo tiene casi todo el mundo a la hora de valorar, si no, muchos cincos serían doses. Creo yo.

¡Ah, Faulkneriano! Me alegro que estés de vuelta otra vez. A mi personalmente no te creas que me influye tanto la fama de un autor. Sí me gusta lo digo, y si no también. Cuando leí este libro hace unos cinco años, no había oído nunca hablar de él hasta un mes antes, o sea que fíjate lo que me puede a mí influir el que lo manden en los institutos. Habrá a quien le influya pero no a mí. Si quizás reconozco que hay mito en el asunto y que literariamente no hay para tanto. Salinger no es Faulkner.

Nastenka hace mas de un año

Puede que tengas razón, Sedacala, a la hora de valorar las votaciones... pero me reitero, "mis cincos", son cincos...ni cuatros, ni tres, ni dos...
A la hora de evaluar una lectura, lo hago sin basarme en los antecedentes conocidos, en si es una obra más o menos valorada, es decir, cuento única y exclusivamente con lo que dicha obra me haya parecido a mí, ya que no creo que esto se trate de ensalzar o degradar, simplemente de opinar(individualmente)... Así que, mejor nada de pudores..

Tharl hace mas de un año

Pues yo creo que Sedacala acierta bastante con su reseña. No es cuestión de juzgar los libros por la simpatía que te inspiren los personajes, es cuestión de que el punto fuerte -hace tiempo que lo leí pero creo que es así- que se refleja en el contenido y en la forma de "El guardián entre el centeno" es precisamente el protagonista: la visión del mundo que tiene y se plasma en todos los aspectos del libro.
Hay a quien le parece una visión simple, artificial, tonta, infantil, únicamente adolescente, “(H)Emo”, “de ahostiarlo”o simplemente sin clase, profundidad, genio o yo que sé! El caso es que otros comprendemos o nos identificamos más con esa mentalidad que los anteriores, la enmarcamos más en su contexto, o simplemente no la juzgamos tanto, y por ello valoramos más positivamente el libro, pues partiendo sin ningún prejuicio hacia esa visión e incluso con simpatía hacia ella, apreciamos y valoramos más todos los aspectos del libro donde se refleja y perfecciona.

sedacala hace mas de un año

Exactamente a lo que dice Tharl, me refería yo.

Hamlet hace mas de un año

Interesante tesis la tuya Sedacala; vamos, nada nuevo bajo el sol en ese sentido, ya que tus opiniones siempre lo son. Aún así, corregir una cosa que dices (seguro que debido a un despiste) y que no sé como se le pasó a un cinéfilo como Faulkneriano!!! AL ESTE DEL EDÉN si que es un film de Elia Kazan pero no REBELDE SIN CAUSA, que es de Nicholas Ray. De hecho para muchos es la mejor película de Nicholas Ray, con perdón de otras de sus joyas como JOHNNY GUITAR, EN UN LUGAR SOLITARIO, 55 DÍAS EN PEKÍN o la formidable, e injustamente poco conocida, LA CASA EN LA SOMBRA. Sin duda, James Dean debe en gran medida su talla de mito cinematográfico al trabajo de estos dos maestros del séptimo arte. Tampoco quiero dejar a un lado, inmerecidamente, al artesanal George Stevens y su arrebatado melodrama GIGANTE.

Tharl hace mas de un año

Hablando de Elia Kazán, éste mes en el círculo de bellas artes de Madrid, hay un ciclo suyo. Echarán entre otras "Al este del Edén", yo sin duda no me la perderé, que no vi nunca nada suyo ni de James Dean (me falta mucho cine, lo sé :P). Os recomiendo a todos los adictos del cine de Madrid pasaros por la web.

SESIONES
18.09.11 · 22:00
23.09.11 · 22:00
24.09.11 · 19:30
01.10.11 · 22:00
02.10.11 · 19:30

sedacala hace mas de un año

Mis conocimientos sobre el séptimo arte son muy básicos y me he dejado llevar por un supuesto e inventado vínculo Dean-Kazan, no se muy bien por que. OK Hamlet.

Hamlet hace mas de un año

A mí también me suele pasar lo de relacionar o asociar cosas no sé muy bien por qué, Sedacala!! Y seguro que tus conocimientos de cine son mucho más que básicos. Un saludo amigo y, como siempre, un placer leer opiniones tan interesantes y fundamentadas como las tuyas.

Poverello hace mas de un año

Una de las mayores películas de la Historia es sin duda "El nacimiento de la nación". Una obra maestra que logra conjugar, ya en los inicios del cine, todo el lenguaje cinematográfico y cuya influencia en todo el séptimo arte es brutal. Para quien no la haya visto es necesario decir que es xenófoba, racista e históricamente falsa hasta de decir basta... pero es una absoluta obra maestra. Yo le puse un 6 a El guardián entre el centeno, simplemente porque no creo que -literaria ni argumentalmente- se merezca más, lo cual no quiere decir que no esté equivocado. Y el personaje no me cae ni mejor ni peor (con sus diferencias evidentes de alma y espíritu) que el ínclito Ignatius Reilly, al que puse un 7.
Hamlet, sin duda soy de los que piensan que Al este del edén es la mejor película de Elia Kazan -y uno de los clásicos de toda la historia del cine-.

Hamlet hace mas de un año

Sin duda, es una gran película, Poverello. Con un magnetismo especial y una estupenda fotografía y realización. Los personajes, pese al histrionismo de Dean, estan en estado gracia. Siempre me ha fascinado la imagen de Dean, solitario, sobre un vagón de tren en marcha. Una escena enormente metafórica y con una plasticidad y belleza incuestionable. Pero es que el libro es mucho libro. Si no lo leistes te lo recomiendo. Es toda una obra maestra de Steinbeck.
Sobre el nacimiento de una nación, de acuerdo en que cinematográficamente supone un hito en la evolución del cine como medio narrativo, con sus propias formulas expresivas. Tiene incluso la curiosidad de que un jovencísimo John Ford hace de figurante del Ku Klux Klan encapuchado. ¡Menudo par de genios, Griffith y Ford! El cine sin ellos no hubiera sido lo mismo, si es que hubiera habido cine tal y como lo entendemos sin ellos.

Poverello hace mas de un año

Muy de acuerdo. Por cierto, aunque tu cultura cinematográfica creo que no lo haría necesario, pero no sé si sabes que la película de Griffith (se dice que hasta su padre era miembro del Ku Klux Klan) fue tan aborrecida y machacada por la crítica debido a su argumento, que para granjearse de nuevo el beneplácito de la industria no le quedó más remedio que rodar un año después Intolerancia.
Y dejo de hablar de cine, que para eso está Filmaffinity, ja ja.

BriGid hace mas de un año

Bueno bueno que nos andamos por las ramas... pues yo le puse un grandísimo 7 porque me resultó bien entretenido, ameno e interesante, aún así añadiré que me hizo mucha gracia que al terminar esta novela y sacar en conclusión que este chico, el protagonista, me pareció un chico normal y corriente del montón, y mi cuñaooooo jaja me comentara...¿Pues sabes que estas novelas las leyeron los supuestos asesinos de John F. Kennedy y John Lennon? pssss....sin más, no se que le ven a este libro de prohibido la verdad, yo por mi parte no encontré claves o códigos o letras pequeñas, porque en serio que me pareció una novela bien amena y entretenida.

Debes estar logueado para escribir un comentario