En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

Reseñas de sedacala Opciones de perfil

Primera Anterior ... 13 14 15 16 17 18 ... Siguiente Última

Portada de e39146b36b0809f4669
CIERTA DESILUSIÓN en CUENTO DE NAVIDAD
Nunca voté tan bajo a Dickens, pero aquí, no me entusiasmó como en sus otras novelas, yo creo que debido a la corta extensión del texto no alcanza a enganchar ni a emocionar.

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 18 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de 2e350efff3893945532f
PATRONES DE YATE, LEEDLO. en EL ESPEJO DEL MAR
Aquí, sí me gusta Conrad, leído de un tirón; aunque en mi caso algo tiene de trampa porque va de barcos. Muy recomendable para el que le guste esta materia.

0 comentarios, puntuación: 3 con 1 votos
Escrita 16 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de 1924fc2ef9988130565
METAFORAS AGAZAPADAS en EL PRINCIPITO
Opino sobre “El principito” después de leer otras críticas aquí vertidas, todas muy positivas. Desde luego, coincido con muchos en que no es un libro para niños. Aunque el lenguaje sea más o menos infantil, dudo que un niño lo entienda. Tampoco yo lo entendí. He leído por algún lado, que Momo, la novela de Michael Ende, tiene puntos de coincidencia con “El principito”. A mi me gustó, sin saber muy bien porqué, y lo leí con la fascinación propia de estas historias cargadas de simbolismo. También en esa línea “El desierto de los tártaros” me pareció raro, pero interesante. Es decir, que aunque algunas de estas cosas me gusten, es natural que no sea este terreno, en el que más a gusto se encuentra un lector de mente racionalista, como es la mía. Pero volviendo a “El principito”, no aprecié ninguna de esas fascinaciones por ningún lado, me aburrió y sinceramente, no creo que una segunda lectura me saque de ahí. A no ser que esa segunda lectura conlleve un trabajo de disección del texto, analizando qué metáfora plantea el autor en cada caso y como la ve cada uno. En ese supuesto, está claro que la obra daría mucho de si y además acabarían viéndose resaltados sus valores y por tanto acabaría gustando. Pero claro, esta no es la actitud normal de un lector, que se acerca a un texto con interés pero sin un bagaje previo. Intuir, a través de una lectura sencilla, esos valores simbólicos, solo está al alcance de dos clases de lectores: Los hipersensibles, aquellos cuya exquisita capacidad para captar ideas subyacentes o metáforas agazapadas en el texto, les permite disfrutar relajándose, simplemente leyendo. La segunda clase de lector, es la de aquellos que aún no teniendo esas capacidades innatas, estén avisados y hayan querido dejarse llevar voluntariamente por la magia del texto. Mi caso no se inscribe en ninguno de los dos supuestos, mi sensibilidad para leer entre líneas es escasa y prefiero lo explícito, y en cuanto a voluntarismo, tengo mis limitaciones y cuando no cojo algo, por más que me esfuerce lo sigo sin coger.

11 comentarios, puntuación: 3.67 con 6 votos
Escrita 15 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de ac825229c0b45a5d2899
VIAJE TONTO en EL VIAJE DE BALDASSARE
Ya lo terminé, pero no sin esfuerzo; parecía al principio no estar mal, pero no; en ningún momento me interesó lo mas mínimo el viaje de este señor, como tampoco me pareció que estuviese justificado hacer semejante viaje, que en esa época e incluso ahora, requeriría un motivo mucho mas consistente para decidirse a iniciarlo. Sin embargo el texto, atribuye a la razón del viaje una trascendencia que se vuelca en los diálogos, o más bien monólogos (tiene forma de diario), buscando que tengan una enjundia, que el lector no encuentra justificada y en consecuencia le aburre. Con esto no estoy diciendo que Maalouf escriba mal, porque creo que escribe bien, pero sí el tema no interesa y el texto carga las tintas en algo baladí, la consecuencia es que el libro cuesta terminarlo, que es lo que a mi me ocurrió. Maalouf tocando un tema más atractivo puede ser una buena lectura. En estas condiciones solo gustara a los amantes de las narraciones con aventuras viajeras varias, misterios a descifrar, libros con claves ocultas y cosas parecidas.

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 14 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de b4bf2be5e6ecada69ab0
LA CREACIÓN DEL ESTADO ITALIANO en EL GATOPARDO
Magnifico libro. Bien escrito, de lectura fácil y con esa capacidad que tienen algunos escritores de fundir el escenario geográfico, urbano y social en un todo, que con la fuerza de su prosa adquiere dimensión física. Es así que al leer, sentimos que podemos meternos en ese mundo del príncipe de Salina y como espectadores omnipresentes, ser testigos privilegiados de lo que se cuenta. Esa facultad es admirable y no está presente en todos los grandes libros, por más que sean obras maestras. Además de estar disfrutando introducidos en ese cálido mundo mediterráneo, un poco mafioso y tremendamente decadente, podemos sorprendernos de como era, comparándolo con el ambiente español de la Restauración. La creación del Estado italiano y los movimientos militares de Garibaldi, condicionaban el momento, que fue feliz como lo es cualquier nacimiento, pero como tal parto, fue también traumático y doloroso. Esa dualidad: esperanza y dolor, nada tenía en común, con el hastío, el atascamiento y la depresión colectiva de la política española de entonces. Eso sí, están presentes los particularismos meridionales italianos, que lo diferenciaban del resto del país, como el atraso secular y sobre todo, la existencia de una clase política local marcada por los hábitos cansinos y anticuados de la moribunda administración borbónica del Reino de Dos Sicílias. Son, en definitiva, ingredientes atractivos para un libro, que refleja muy bien toda una época y que destila, humanidad en sus personajes y la melancolía propia de un momento histórico, intenso pero efímero, que con el transcurso de la narración, se diluye irremisiblemente. Esos personajes, realmente no nos dan pena (eran unos parásitos), pero al estar, tan intensamente sumergidos en su mundo, como decía al principio, saboreamos esa melancolía y nos identificamos perfectamente con sus inquietudes y sus sentimientos. Esa capacidad es, a mi juicio, el valor más importante del libro, que sin embargo su autor no fue capaz de llevar a ninguna otra obra.

2 comentarios, puntuación: 4.67 con 3 votos
Escrita 13 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de a81c791151946af30c9d
DEJA VU en EUGENIA GRANDET
Me gustó y mucho, disfruté leyendo Eugenie Grandet. Esta es una novela de las antiguas, de las clásicas, de las de antes, de cuando yo era pequeño, en fin, no sé como expresarlo, de aquellas cosas que nos hacían leer entonces (hace mucho) con las que nos querían involucrar en las buenas costumbres, en los elevados sentimientos, nos querían convertir en bienpensantes ciudadanos que actuásemos como era debido, sin dejarnos distraer por los cantos de sirena de una modernidad desviada o libertina. Y para satisfacer esas tendencias oficiales de entonces nos interesaban en lecturas de los clásicos, de los cuales se suponía que extraeríamos un buen provecho. Pero, hay que decir que ya en aquellas lejanas fechas, estas teorías no vivían su mejor momento y, claro está, leíamos aquello, como cubriendo el expediente, pero sin creernos nada. Ese tiempo pasó y aquella propaganda (que no tenía otro nombre), desapareció como si se la hubiese llevado el viento. Alegres como pajarillos por el desahogo aquel, dimos en leer otras cosas, digo leer, como podía decir oír música, ver cuadros, edificios, obras de teatro o películas y nuestras entendederas se fueron adaptando a los nuevos tiempos, como el bebé se adapta a caminar, cuando antes solo sabía andar a gatas. En esta nueva situación, nos tragábamos de todo, bueno y malo, incluso más de esto último, pero todo nos parecía bien. Hizo falta tiempo y mucho rodar para empezar a discriminar y valorar solo lo que era acreedor a ello. Y hete aquí que un buen día lees algo que te suena, que te hace pensar aquello de “deja vu”, con perdón por la cursilería ¡Pero si es de esas cosas de cuando yo era chico! ¡Y resulta que me gusta! ¿Quién me lo iba a decir? En fin, no voy a estar siempre leyendo libros tan anticuados, lo reconozco, pero uno de vez en cuando, resulta gratificante, es casi, casi, una liberación.

0 comentarios, puntuación: 4 con 3 votos
Escrita 10 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de d0b8cd43d12ef7240008
LOS LEONES DE TSABO en EL SUEÑO DE ÁFRICA
El autor encontró aquí el punto justo. Narra un viaje suyo por territorios en los que en un tiempo pasado ocurrieron hechos que se han convertido en la historia de esas naciones y a la vez que cuenta lo que ve, hace una recreación del pasado, poniendo en relación lo uno y lo otro. No se trata de un pasado lejanísimo. Como estamos en Africa, hablamos de poco mas de cién años, de manera que los mas viejos del lugar, se lo han oído contar a sus mayores. Así la narración mezcla el encanto del pasado, con la frescura del presente y vamos conociendo lo que hicieron aquellos exploradores, avanzadilla que eran de la explotación colonialista y sufridos heroes que arriesgaron su vida en nombre de los descubrimientos geograficos. Lo que tuvo esa aventura de expolio se aprecia menos que lo que tuvo de romantica. Pero a los que nos gusta el tema y hemos leído sobre él, nos resulta un enfoque muy grato. Javier Reverte explotó el tema repetidas veces en otros viajes, pero o bién no le salió tan redondo como aquí, o bién otros sitios no daban tanto de sí. El mejor episodio el de los leones de Tsabo, vease la película de la construcción del puente del ferrocarril (no me acuerdo del nombre).

1 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 8 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de 5d036194573116d34704
ACASO LOS EPISODIOS GUERREROS en SALAMBÓ
No soy un entusiasta de Flaubert, pero en su momento leí Madame Bovary y me gustó bastante. Fue un libro ambicioso, que modificó el formato de la novela, tal como se entendía en la época y cuyo éxito en parte, fue debido a las explicitas relaciones amorosas que tanto escandalizaron. Sí todo eso, que es bien sabido, coincide con la percepción al leer el libro, que es la de sentirte atrapado por la fuerza de la narración, no tienes mas que concluir que Madame Bovary es un hito de la Literatura Universal. Salammbô, también supuso en su momento un impacto entre los lectores del siglo XIX, no se habían escrito novelas históricas utilizando este lenguaje. De manera que tuvo éxito y fue muy leída, se dice que la propia emperatriz Eugenia de Montijo, la leyó encantada. Pero yo me pregunto ¿como esta señora y tantos otros lectores coetáneos suyos, pudo gustar de un libro como este? ¿Tanto pesó ese estilo trabajado para deslumbrar a aquel público de entonces? Así debió ser, ya que aún con detractores, tuvo una gran repercusión. Pero no es mi caso, ni creo que el de otros muchos lectores actuales; hay que ser muy entusiasta de la prosa efectista y grandilocuente para disfrutar realmente con este texto. A mi desde luego me abruma y porqué no decirlo, me aburre un poco; en general, valoro mas en la escritura el fondo que la forma, aunque me gusta que convivan ambos, y ya puestos a elegir prefiero fondo sin forma que lo contrario. Aquí el fondo emociona poco, estás leyendo y te deja frío la peripecia de Mathô, de Spendius o de Amilcar Barca, las atrocidades que se cometen constantemente no te estremecen lo mas mínimo y cuesta bastante además desbrozar entre la intrincada maraña de una prosa tan elaborada, quien es quien y a que bando pertenece. Acaso los episodios guerreros aclaren y animen un poco la trama, un tanto oculta tras el exceso de palabrería. La labor documental ingente que requirió esta novela, se nos figura un trabajo bastante estéril, porqué igual nos da, conocer o no tanta religión, tanta geografía y en general tanto vocabulario cartaginés, que no aporta nada al relato. En fin que Salammbô, no deja de ser, sino una complicada pirueta en la producción de Flaubert, que donde de verdad brilló, fue en sus novelas de corte realista. Así y todo, como decía al principio, no es un autor que me emocione y por ello, Madame Bovary no es un libro que esté incluido, en mi TOP20 (lista de creación propia), mucho menos Salammbô.

2 comentarios, puntuación: 4 con 1 votos
Escrita 8 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de de3ec1bd2eab7728a471
INCOMPRENSIBLE en RAYUELA
Un cuatro, no puedo ponerle mas nota. Rayuela es de esos libros que empiezo a leer y me pierdo en la segunda página, algo así como lo que me pasó con “El ruido y la furia” y sobre todo con “Absalón Absalón”, pero acentuado, porque al fin y al cabo, Faulkner poco a poco, va dándole a la historia forma de rompecabezas, que luego hay que ir resolviendo con las pistas que va dejando caer subrepticiamente. En Rayuela por el contrario, no veo que historia hay detrás. Conste que terminé el libro en su orden de paginado. Conste también que aprecio la recreación del ambiente bohemio parisino y bonaerense. Conste por fin, que me pareció que el estilo del autor, es muy bueno: palpas la calidad de lo escrito: pero, al menos yo, no lo entendí. Sé que hay una mayoría de lectores que disfrutan con Cortazar. De hecho Rayuela lo leí como recomendación de un amigo, que me dijo: te encantará, porque además de ser muy bueno, toca un tema que te gusta: el jazz. A mi parecer, no toca demasiado el tema musical, pero eso fue lo de menos; cuando leo libros, también oigo música, la elijo yo y me basta. Tampoco creo que se trate de una cuestión de estilos literarios, es comprensible que a unos, les guste una forma de escribir y a otros, otra. Pero aquí mi crítica no se refiere al estilo, que sin duda es bueno. Además, no solo de estilo vive el lector, yo reclamo claridad en los hechos narrados. A muchos, Rayuela les fascina, y yo me pregunto, ¿como les puede gustar sin entenderlo? y si lo entienden, ¿como puedo yo juzgar incomprensible, lo que a otros gusta tanto? Claro que, por ejemplo, a Joyce, solo unos pocos entendidos lo comprenden (yo no soy uno de ellos), pero, a Joyce son pocos los que lo van poniendo por las nubes en los foros, de hecho no estaba en “Sopa de libros” hasta hace muy poco. En resumen y volviendo a Rayuela, un excelente ejercicio de estilo de un magnifico escritor, que cuenta muy bien cosas, a mi parecer, inconexas o ininteligibles. Se que verter aquí estos juicios sobre tres mitos de la literatura, como Cortazar, Faulkner y Joyce me va a valer a mi mismo severas criticas, pero no estamos aquí para recibir alabanzas, sino para hacernos oír. Además, quizás alguien coincida conmigo.

7 comentarios, puntuación: 3 con 5 votos
Escrita 4 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Portada de 2c92d47d69860b3e6ced
CHINA PRECOMUNISTA en TODO BAJO EL CIELO
Es desenfadada, como dice Minaith, también entretenida y la verdad un poco hueca. Pero lo llamativo es el tratamiento entre aventurero y arqueológico, de esta historia de una señora española, en la China profunda de los años veinte del siglo XX (valga la redundancia). ¿Es verosimil esto en ese país, en esa época?. ¿Alguien ha leído "Cisnes salvajes? ¿Alguien puede entender que en esa China puedan ocurrir estas cosas?.

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 1 de Febrero de 2011
Añadir a mis favoritas

Primera Anterior ... 13 14 15 16 17 18 ... Siguiente Última