En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

Reseñas de arspr Opciones de perfil

Primera Anterior ... 1 2 3 4 5 6 7 8 ... Siguiente Última

Portada de f23e63fbfe83d715a666
EL PROBLEMA DE LOS "CUENTECILLOS" en UN VIEJO QUE LEÍA NOVELAS DE AMOR
Un viejo que leía novelas de amor es muy similar a El viejo y el mar. (O a El Principito, o a...) Y todo ello sin que se parezcan lo más mínimo. Y son tan similares, a la vez que tan distintos, porque son simples cuentecillos que lo fían todo a esa tramposa sencillez con que desarmar al lector. Porque son previsibles. Porque no son sofisticados. Porque su difícil sencillez se aposenta igualmente en el estilo directo pero cautivador y engañosamente naif. Porque como decía un cartelito made-in-Ikea que he visto durante este puente: "la felicidad es un día en la playa". Y sí, es cierto, no hace falta más si consigues llegar al centro del corazón de quien te lee, (o se tumba a la bartola debajo de la sombrilla). Lo cual, como muchas veces digo no es solo cuestión del libro (o del maravilloso sol en la playa), sino del que está tumbado a la bartola. Porque si, por lo que sea, no alcanzas ese punto mágico, el día en la playa se puede convertir en lo más insulso y sosainas del mundo. Bueno pues eso creo que me ha pasado con este libro. Que no he entrado en él. Y al no entrar, al no verme mágicamente transportado en él, pues todo es demasiado simplón, manido, previsible. Todo aderezado con filosofía de todo a cien de "uy, uy, uy, qué malos somos los occidentales y nuestro progreso destructor y qué buenos los indígenas con su sabiduría ancestral en karma con la naturaleza (o algo así)". Sí, pero quizás, cuando uno de ellos se muere de apendicitis, (o dando a luz), quizá nos acordamos de que el progreso se llama progreso quizás por algo (aunque, como todo, tenga su cara B, y facturas que pagar). Pues eso, que El viejo y el mar me llegó, como exactamente me ha pasado con, (para mí), la maravillosa y cuasi-perfecta La forma del agua de Guillermo del Toro, y este libro no. Pero puedo comprender perfectamente a cualquiera que emplee exactamente el mismo argumento, palabra por palabra, pero en sentido diametralmente contrario.

1 comentarios, puntuación: 4.33 con 3 votos
Escrita 11 de Mayo de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de da244fa3f8cf9895d72b3545c0c751
VAGANDO EN EL DESIERTO en IN THE ROGUE BLOOD
Estas son las típicas lecturas que de vez en cuando cojo con mínimas referencias pero que por lo que sea me atraen. En este caso a priori un caso de realismo sucio americano versión semi-western ambientado en la confusa frontera con México en el periodo de guerra con EE.UU. tras la independencia de Texas. Además con una etiqueta de violento pero con elegancia y para más (o menos) inri y CV (aunque lo de los CV está muy hinchado últimamente), ganador de un premio por Los Angeles Times. Y sí todo eso que digo es cierto, y sí certifico que es un libro hiperviolento, pero de alguna forma consigue que dicha violencia no se lo coma todo. Y una vez salvado este escollo (y posiblemente con nota), su problema s que hay poco más. Los dos hermanos vagan sin rumbo tropezando en historia truculenta tras historia truculenta, and then repeat, sin que uno sepa muy bien cual es el objetivo del autor. Porque salvo algún ramalazo, tampoco su psicología es especialmente atractiva. Porque al final se difuminan todas las historias. Porque parece que lo importante podría ser el contexto histórico, (el decorado), pero tampoco. Porque el libro podría haber tenido 100 páginas más o 100 menos y todo seguiría igual. Y es una pena, especialmente porque el marco es extremadamente atrayente. E incluso el estilo de escritura con infinitas referencias y frases en español, y por supuesto en Spanglish, tan suave, elegante y justificadamente traídas como la ubicación demanda. Pero todo se desaprovecha en gran medida. Y además en este castellano, más o menos Spanglish, está otro de los puntos imperdonables de la novela y del editor. Lo de siempre: MUCHÍSIMAS faltas y erratas. Y no me refiero a "Rio Grande", "Dominguez" o "Mexico" que asumimos que van sin tilde por "americanización", (o al empleo de solo la interrogación o exclamación finales), sino a otras cuantas (bastantes) sin justificación ninguna. E incluso alguna en el propio inglés (y sin ser en la "jerga", vamos, que aint no cuenta). Total, que desgraciadamente creo que es totalmente prescindible.

4 comentarios, puntuación: 3.67 con 3 votos
Escrita 26 de Abril de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 17fdec444c818937809
SORPRENDENTE ENVIDIA en MISHASHO
Bueno, me resulta especialmente raro escribir esta reseña puesto que este no es un libro más. Es un libro escrito por uno de los "habituales" de esta web y en cierta manera me siento como haciendo un injusto examen a alguien sobre el que no tengo absolutamente ningún derecho a juzgar, (ni por supuesto las capacidades necesarias para ello). Pero también hay otros que se pueden beneficiar (o no) del libro y como siempre intentaré ser lo más franco dentro de mi personal e intransferible visión de él. Como siempre comienzo con lo obvio: ¡'cagoentó, la envidia que me dais los que tenéis una mínima capacidad de juntar cinco palabras para escribir algo más que 'cagoentó! Porque os voy a ser sincero: empecé a leer este libro por curiosidad (por Poverello, por la particular editorial, por el destino de la recaudación, por..., en definitiva, los accesorios al propio libro más que por el propio libro), y por ello con unas expectativas "reducidas". Y sorprendentemente, (y bofetón pa'l tonto prepotente que escribe esta reseña), el libro me ha resultado bueno. No pches, aceptable porque lo ha escrito un "amiguete", pero tengo que decir "guay" por compromiso. No, bueno y punto pelota. Una (¿sencilla?, más sobre ello más adelante) historia coral alrededor del submundo de pobreza que se esconde en nuestra consumista sociedad nada más cruzar dos calles que ¿no debías?, como muy bien recoge la sinopsis. Un libro para reflexionar y leer despacio a la vez que se disfruta porque además presenta una estructura no lineal, con bastantes personajes que, como un puzle (aunque nada especialmente enrevesado), te obliga y tienta a ir atento disfrutando de las conexiones entre las diferentes piezas. Incluso con alguna sorpresa (al menos para mí) como puede ser el ocupante de cierto vehículo en cierta escena. Con todo ello el libro posiblemente hubiera merecido más nota: un siete fijo y posiblemente incluso algo más si no fuera por dos aspectos: uno claramente "culpa mía" y otro que creo que es "culpa" de Poverello. El aspecto que es mi culpa es que el libro no oculta en ningún momento su carácter de crítica social, de reflexión personal de Poverello sobre las incongruencias e injusticias (aunque no esté de acuerdo con él al 100%) de nuestra sociedad. Es un libro escrito desde el hígado, y donde está claro (o parece claro) que Javier (estoooo, perdón, Poverello) tiene bastante que ver con él. El problema (desde mi particular punto de vista), es que esta exposición no permea solo de lo que se va narrando, de lo que va ocurriendo, sino que Poverello intercala explícitamente disertaciones al respecto que se ve que tenía que plasmarlas en algún lado, o si no reventaba. Y no es que esto esté mal, sino que particularmente no me gusta. Como suelo decir, en general prefiero que sean los libros los que me hablen, no sus autores... El segundo punto sí que creo que es culpa de Poverello: te has pasado, has querido escribir una obra maestra y te has retorcido demasiado. Creo (con mi poca o mucha sapiencia) que aquí ha faltado claramente la labor de un editor serio que te cortase las alas para evitar que te quemases como Ícaro. Ya comprenderéis a que me refiero si leéis el libro. El estilo de escritura empleado es bastante alambicado y denso. Tanto, que en muchas ocasiones se interpone entre el propio libro y el lector. Y es una pena porque en otras ocasiones, en ciertos pasajes o párrafos, es una delicia leer algo con un estilo distinto a la insipidez que suelen tener muchos "best-seller" actuales. Pero esto es como el perfume, si te pasas en referencias, frases largas y retorcidas, comparaciones (aunque muchas sean francamente originales y acertadas), es muy, muy fácil rozar un poco (o un mucho) el dominio de la pedantería y se vuelve contra el propio libro. Por eso insisto, se ve que tenías todo el alma puesto en intentar hacer una "obra maestra" y da la impresión de que faltó alguien que te pegase una colleja para que solo, (y ya es más que suficiente), escribieras "tu libro". Finalizo la reseña con algo que creo que también se merecen los señores de dyskolo (o quien quiera que sea el editor real). Estoy hasta el moño de que libros de editoriales "serias de toda la vida" sean un puto desastre. Y, por tanto, es de loar públicamente cuando una "editorialilla de mierda" es capaz sacar un producto pulido. Sí, alguna errata hay, pero firmo ahora mismo que TODOS los libros que lea tuvieran el triple de erratas que este... Es más, la "errata" más común, en mi opinión, no es ni siquiera errata: es falta de comas que se imbrica con lo que decía del estilo un tanto recargado de la escritura. Joder, (sí, "joder" bien grande y aposta), es que los señores de dyskolo hasta se han atrevido, y les ha salido bien, a meter fuentes especiales (y distintas) para los diferentes manuscritos (cartas) que contiene el libro. ¿A que no es tan difícil y estoy mirando a Planetas, Tusquets, Asteroides y demás? (PD. Poverello: Luego te enviaré un mensaje privado con algunas erratillas que he cazado).

1 comentarios, puntuación: 4.75 con 4 votos
Escrita 4 de Abril de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 5f3d8755a4705eb81fd86323fa4e0c
EL LADO OSCURO... en VICIOUS (VICIOUS #1)
Otra buena lectura de entretenimiento. Una vuelta de tuerca (o quizás sería más realista decir media vuelta) al lado oscuro de los superhéroes. Porque, ya me gustaría saber qué correlación hay entre ser Superman y ser un angelito... Más bien, dado lo "chungos" que solemos ser en modo normal, no quiero ni pensar lo que seríamos en general en modo "ExtraOrdinario" si además el resto del mundo no lo fuese y si, como ocurre por motivos narrativos, además andáramos justitos de empatía con el prójimo. Y en este marco, es donde el libro cumple con creces. Suficiente aventura y originalidad en un enfrentamiento entre dos anti-héroes (y anti-villanos), bastante bien llevado de principio a fin. Pero, por otro lado, el libro no deja de ser "juvenil". Sí, hay cierta violencia, sí hay personajes duros, pero todo el libro permea cierta simplicidad de base que lo deja como un best-seller más. Los adolescentes super listos necesarios para iniciar la trama de manera MUY simple, la "accidental" y previsible muerte para cabrearlos, una trama donde ambos quieren ser pintados de "malos" (o aunque sea "regulares"), pero donde a la autora se le ve el plumero sobre cuál es su ojito derecho, la simplicidad en las relaciones que se generan y en el tratamiento de lo que realmente sienten los personajes, etc., etc. Correcta lectura, y más posiblemente para los amantes de cómics del lado oscuro de Batman...

0 comentarios, puntuación: 4.5 con 2 votos
Escrita 30 de Marzo de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 4ef8bb08781283e99d756b53c26433
FLOJITA, FLOJITA en FALCÓ (FALCÓ #1)
Ufff, mi vuelta a Arturo Pérez Reverte ha sido un poco decepcionate. No sé si porque ya no soy aquel adolescente/jovencillo al que le impactaron sus primeras novelas, y que me decepcionarían ahora mismo, o porque simplemente este libro es un poco flojeras, pero desde luego no es lo que esperaba. Hacía tiempo que no le leía, porque en general la novela histórica como que no me atrae en general, y la saga Alatriste supuso un parón en mi relación con el autor, que ahora pretendía recuperar. Pero en mi memoria la colección de cuentos es genial (brutales El Húsar, La Sombra del Águila y Cachito), "El pintor de batallas" más que inquietante, y sus "policiacos clásicos" (La tabla de Flandes, El club Dumas, etc) más que notables. Pero este libro es, se mire como se mire, bastante flojeras. Para pasar el rato y poco más. Historía tópica, típica, llena de clichés, además absolutamente previsible en todos sus aspectos. Casi, casi al borde del bostezo. Poli/espía duro y sanguinario, corrupto y amoral (pero a la vez con su propio y honorable código de moral), guaperas que las trae loquitas, en una de misión imposible con guión cantado al respecto de todos los jefes conchabados (a la postre mucho más corruptos y asesinos que cualquiera de sus mindundis peones). Y donde es que ni siquiera Arturo se cree que Falcó no se entere de lo OBVIO en cierto momento de una "ejecución". Porque claro había que hacerle caer como un tontainas enamorado (por muy listo que me lo hayas vendido hasta el momento) para tener telefilm... Pues eso, ni mejor ni peor que cualquier telefilm yankee de las 16:00 o posiblemente que otros muchos bestsellers de intriga, acción, espías, asesinatos y demás, sean patrios, yankees o nórdicos (que parece que están de moda...) Pero francamente esperaba algo más.

1 comentarios, puntuación: 4 con 2 votos
Escrita 24 de Marzo de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de b66085847c30a3833b77ce2387fbad
SIEMPRE ORIGINAL en LEGIÓN Y EL ALMA DEL EMPERADOR (LEGIÓN #1)
Este es el tercer libro, (bueno, el quinto, pero he agrupado la estupenda trilogía de Nacidos de la Bruma como uno solo), que leo del autor y he de reconocerle una cosa: siempre es sumamente original en sus planteamientos. Y lo que es aún más importante, en plantear historias cerradas y coherentes en sí mismas. Aunque sean "simples", aunque sean para "adolescentes", aunque sean "fast food" (como titulé mi reseña de Elantris), por lo menos (y por lo más) no ofenden la inteligencia del lector... Bien pues simplemente (y afortunadamente) eso es este libro. Un interesante entretenimiento (y no se le pide más) explorando la original magia de los Falsificadores, con capacidad para alterar la realidad a través de convencer al objeto (o al alma del título) de que su pasado, su historia, fue otra. Fenomenal para desconectar la mente sin tenerla que matar a martillazos de vergüenza ajena. (Solo he leído, en inglés, El Alma del Emperador. Pero Legión queda apuntado).

2 comentarios, puntuación: 5 con 1 votos
Escrita 30 de Enero de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 4d9915c6c7e769683aa09b738a14b1
MALO. (SIN PALIATIVOS) en AL FINAL DEL ARCO IRIS
Vaya tremenda decepción... He llegado a este libro después de la agradabilísima sorpresa que en su momento me ocasionó Un Fuego sobre el Abismo, por su desbordante originalidad, por la cantidad de temas tocados, por su enorme coherencia, en fin, por todo aquello que me suele hacer disfrutar como un enano con la buena ciencia ficción (sea más o menos "seria"). Pero este libro es un verdadero desastre que solo puede contentar a los más adeptos, fieles y abnegados seguidores del género... (Un poco como Star Wars VII, que, sin entrar en fanatismos pro- o anti- a priori, -esto es cine de palomitas, no se le pide más que pasar un buen rato de "indios y vaqueros" versión galáctica-, que alguien me explique cómo puede calificar como "buena película" a tanta imbecilidad, incoherencia, absurdez y pésimas actuaciones una tras otra... Eso sí, las naves, los rayos y las explosiones preciosísimos). Ya lo decía Arthur C. Clarke: "Cualquier tecnología suficientemente avanzada será indistinguible de la magia". Y, como corolario, podemos coger el compendio de Brandon Sanderson sobre que lo importante no es la magia en sí, (que salgan uno tras otros conejos de la chistera, Deux-ex-machina variados, y a saber qué más, eso sí todo muy espectacular y grandioso), sino precisamente ponerle unas reglas claras y concisas a dicha magia y precisamente explorar (y explotar) lo que NO puede hacer. (Lo interesante no es Batman con mil cacharros "mágicos" para solucionarlo todo, sino verle sufrir como lo hizo Nolan...) Bueno pues este libro peca de todo eso y de algo más. De repente estamos con una tecnología de la información espectacular, con venga jerga inventada, donde suceden "cosas" y más "cosas" y aún más "cosas" y, luego, de repente, otras "cosas" no pueden suceder sin que en ningún momento uno entienda realmente los límites, ni de hecho la mitad de las "cosas" que pasan. (El ejemplo más paradigmático puede ser simplemente mencionar a Alice volviendo al curro y a hacer algo que cincuenta páginas antes la había vuelto loca, literal, cuando además en teoría es de lo más chungo que te puede pasar y sin solución ninguna...) Y adicionalmente el libro comete otro de los enormes errores de las novelas/películas de intriga: es muy fácil generar misterio al tun tún. Lo difícil es cerrar el argumento sin recurrir a que sea un sueño de Resines. (O a simplemente inventarse, una vez más, y ya van tres, otra puta Estrella de la Muerte...) Bueno pues este libro es que ni intenta cerrar dicho misterio. Ni bien ni mal. Si pensabais llegar al final, (como yo), para descubrir más o menos el desenlace de cada uno de los personajes, (es más, incluso quién es alguno de los personajes), os vais a quedar con las ganas... Porque según parece lo importante es el desarrollo emocional de Robert Gu... Siento chafarle sus aspiraciones señor Vinge: creo que, hombre, quizá debería usted revisar sus expectativas literarias. Porque como escritor intimista, delicado y sutil la verdad verdadera es que como que no le veo...

1 comentarios, puntuación: 5 con 3 votos
Escrita 9 de Enero de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de b0548f4053123f18e13595ef325370
POSVERDADES Y TWITTER en SAKAMURA Y LOS TURISTAS SIN KARMA
Parece que está hecho aposta... Esta misma semana aparece la noticia de que "posverdad" es oficialmente palabra pata negra y yo leyendo a Sakamura... Como ya he dicho bastantes veces, me declaro fan absoluto de Pablo Tusset/David Cameo. Bien es cierto que de "Franz y Greta" acabé un poco cabreado por circunstancias, ejem, "ajenas". Y por ello, la verdad es que tenía un poco de pereza en leer su nuevo libro sobre todo cuando además es segunda parte, y ya sabemos todos el adagio... (Paso a indicar que realmente no es necesario haberse leído el primero, pero bueno, en esta España de pandereta, quizá también sea bastante recomendable). Afortunadamente muy satisfecho me voy con las TONELADAS de mala leche que chorrean del libro. Y la ingente cantidad de absurdeces tan cómicas de tan reales que desgraciadamente son. Y en este caso son las inquietantes posverdades, y nuestra obsesión con la falsa inmediatez de los medios actuales, y los trending topics, y el consumismo, y el tener que escribir estos libros para comer, y Barna City independiente pero vendida al (mejor o peor) postor (que lo mismo da con tal de que tenga dinero que gastar)... Bien es cierto que, particularmente en este libro, quizá el humor del autor es un poco de brocha gorda. Pero claro, que me guste (¿e incluso prefiera?) la fineza y finura de El Roto, no quiere decir que El Jueves no tenga su lugar y su mérito. E igualmente el final es un poco, cómo decirlo..., ególatra... Pero claro me surgen potentes dudas (en realidad certezas) de si Pablo/David no se esté además descojonando de sí mismo a mandíbula batiente, (lo cual suele ser sanísimo para la salud mental)... Y me despido con una verdad verdadera verdaderísima (sin pos- delante): "La mitad estúpida de la humanidad siempre está a punto de ser mayoría, y en épocas de incertidumbre lo consigue con espeluznante frecuencia". (Al respecto del referéndum de permanencia de Chile en el Hemisferio Sur, es decir, el conocido Chilout... Que nadie haga asociaciones perversas de ningún tipo, aunque el que lo diga sea un barcelonés y hoy sea día del sorteo de navidad de la Lotería y de algo más que creo que copa los periódicos (y Twitter)...) (Se me olvidaba, E.L. James, -sí, esa E.L. James-, puede que haya reseñado (o no) que "Ay, por favor, casi me meo de risa..." con el libro).

0 comentarios, puntuación: 5 con 1 votos
Escrita 22 de Diciembre de 2017
Añadir a mis favoritas

Portada de 46f01b97e3bfbf94f4316aa83efcae
EL PROBLEMA DE LOS LIBROS "SENCILLOS" CON NIÑO en CÓMO COMPORTARSE EN LA MULTITUD
No sé si es una moda porque ya dura bastante, pero de vez en cuando salen una y otra vez libros similares en que un inocente niño nos narra lo que sea desde su cándida perspectiva. Y evidentemente, hay humor blanco a la vez que claramente el autor intenta narrar temas mucho más profundos detrás sin narrarlos. (Véanse "El niño con el pijama de rayas" y "El curioso incidente del perro a media noche" como los greatest hits del género). Bueno pues este libro es otro del mismo estilo. El problema que estas lecturas tienen (al menos para mí) es que, o el autor por lo que sea consigue alcanzar un punto de equilibrio perfecto, o soy yo el que por lo que sea estoy más receptivo en unos momentos que en otros, o todo depende de los hados y las meigas, o ¡qué sé yo!, pero en cuanto no se alcanza (o en cuanto se sobrepasa) ese punto dulce, los libros del estilo se me quedan blanditos, blanditos, blanditos. Algo por el estilo le pasa a este. Y eso que afortunadamente el libro finaliza algo más potente de lo que empieza, pero es que hasta pasada la mitad del mismo he estado a punto de dejarlo por irrelevante. Por no creerme a esa familia tan "perfecta" (que obviamente no es tan "perfecta"), por no creerme la mitad de nada, por no reirme con las gracietas, por bostezar de vez en cuando y darme cuenta que estaba leyendo pensando en las musarañas... En fin le voto con un seis, porque tampoco es malo. Tan solo blandito...

0 comentarios, puntuación: 4.5 con 2 votos
Escrita 18 de Diciembre de 2017
Añadir a mis favoritas

Portada de abb4ddcc0cc75aed9b3a
ME QUEDO CON CREMATORIO en LOS VIEJOS AMIGOS
Sí, tercer libro que he leído de Rafael Chirbes tras el gustazo de Crematorio y tanto como me pasó con La Buena Letra, también me ha gustado pero mucho menos que mi primer contacto con el autor. Este libro es que de hecho es un calco en estructura a Crematorio, o quizás sería más adecuado decirlo al revés, puesto que es posterior. Libro constituido por las reflexiones sobre el ying y el yang de unos cuantos amigos que se reúnen para rememorar viejas glorias. Donde allí la excusa era una muerte aquí es una reunión social cualquiera, pero a la postre es irrelevante. Lo que importa es el contenido de las visiones personales de cada uno de los personajes. Pero para mí el problema, es que este libro es como bastante más embarullado que el anterior. Me ha resultado muy difícil distinguir y acordarme de los personajes. Es como si todos los personajes fueran el mismo... No sé quizá es la pérdida de la novedad, o quizá que, por coyunturas específicas, Crematorio me tocase más, pero claramente me ha resultado como una especie de borrador de él. Un quiero y no puedo del todo... Eso sí, cuanta verdad hay en que, (afortunadamente, lo contrario solo ocurre en las pasteladas americanas de palomitas) , "Dios me cuide de mis amigos, que de mis enemigos ya lo hago yo"... Al final como todo en la vida hay dobleces, y rincones oscuros, y wateres sucios, en cualquier palacio (o relación), y el que lo niegue MIENTE. Y no tiene por qué ser negativo, dan tensión a la vida, y precisamente gran parte de las grandísimas sorpresas agradables de la vida surgen de encontrarte un balcón luminoso precisamente cuando esperabas el siguiente inodoro maloliente. (Y en verdad hay muchos balcones con vistas al campo, si uno se preocupa en mirar. Lo cual no quita para que siga habiendo también muchos cuartos trasteros con humedades).

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 2 de Diciembre de 2017
Añadir a mis favoritas

Primera Anterior ... 1 2 3 4 5 6 7 8 ... Siguiente Última