En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

SAGA DE EGIL SKALLAGRIMSON

10
1 votos
Portada de SAGA DE EGIL SKALLAGRIMSON

Comprar SAGA DE EGIL SKALLAGRIMSON en Amazon.es

Autor: SNORRI STURLUSON
Título original: SAGA DE EGIL SKALLAGRIMSON
ISBN/ASIN: ISBN: 847813005
Género: Religión, Mitología
Editorial: MIRAGUANO EDICIONES
Fecha de publicación: 1988
Fecha de edición: 1988
Número de páginas: 372

Sinopsis:
La Saga de Egil Skallagrimsson es una de las principales sagas islandesas, por su extensión y calidad. Probablemente fue escrita hacia el año 1230 por el literario y político islandés Snorri Sturlussson, autor asimismo de la Edda, un manual para poetas con interesantísima información sobre la antigua mitología escandinava y de la Heimskringla, amplia historia de los reyes de Noruega desde los orígenes míticos hasta casi sus propios días.

El libro narra las aventuras de Egil como vikingo y también como visitante en las cortes de Noruega e Inglaterra. Egil es el único protagonista de la saga, al contrario de lo que acontece en las demás sagas. Vivió en Islandia en el siglo X y fue uno de los más famosos poetas. Se le describe como avaricioso y asesino desde su infancia, pero también amante de los suyos y capaz de los sentimientos más nobles, y poeta ya desde los tres años.

Etiquetas: Mitología, Mitología nórdica, sagas, Germanoescandinavos, Vikingos

Ficha creada por EKELEDUDU

 
Ordenar reseñas:

LA FUERZA DE LO VIVO
4.8 con 5 votos

Leí la saga de Egil hijo de Grim el calvo, luego leí la saga de Nial (unas 700 páginas entre las dos) y luego un libro de relatos cortos llamado Sagas Islandesas. Son libros escritos en el siglo XIII y todos traducidos por un hombre que se ha ganado mi admiración y gratitud (debería escribirle una carta, no es broma): Enrique Bernárdez. Son sagas, “literaturización” de la vida de personas que realmente existieron. Se dice que son de lo mejor de la literatura medieval. Falso, son de lo mejor de la literatura. La saga de Egill Skalagrimson ha entrado ya en mi panteón particular. La volví a leer después de acabar el de relatos y aún la disfruté más
.
Una estructura ultramoderna, en episodios, con un narrador omnisciente muy escueto que puede cambiar el foco de la novela a cada capítulo. Dinamismo es la palabra que mejor define a la saga de Egil, dinamismo y realidad. Los personajes rebosan realidad. No son descritos sus rasgos, no hay psicología, hay hechos, ves lo que hicieron, ves como los demás los aplaudieron o censuraron y así ves cómo fueron y cómo fueron, esto es lo más divertido, respecto a la ética de su sociedad. Egil era un baddass, que se dice ahora, un cabronazo, un cabronazo entrañable. Irreverente con los reyes, rebelde ante la autoridad, fuera paterna, fuera a bordo del drakar, fuera ante un conde o en una corte… Egill fue un Escalda: un poeta guerrero. En una época en que la poesía, la lengua versada, gozaba del prestigio de la magia, pues se inscribía en las runas cuando se buscaba que adquiriera más poder y, como dice Nietzsche en la gaya ciencia, en su origen la poesía era vista como un arma de seducción, arrastraba los músculos con su compás y su ritmo y, por tanto, también las voluntades, de hombres y dioses. Eso implicaba ser escalda, versar, y entre los vikingos siempre era una buena ocasión para echar mano de la ironía y el sarcasmo.

Egill, hijo de Grim, hijo de Kveld Ulf. Estos personajes salen en los tres libros que he citado más arriba, así como Ragnar Lothbrok, también en los tres, para los que conozcáis la serie Vikingos. Y pasa con más personajes y con los lugares de Islandia y Noruega. La coherencia interna, como se suele decir, es deliciosa y le da una realidad a las sagas inalcanzable a la ficción. Podría decirse que son novelillas de aventuras, pero hay una fuerza en los momentos dramáticos, en las relaciones interpersonales, en los momentos, maravillosos y abundantes, momentos divertidos, que dejan infinitamente atrás esa etiqueta. Las sagas son cualitativamente distintas, no es una cuestión de grado, es otra cosa y al leerlas, al sentir la impactante actualidad de los problemas, las reacciones y el humor de esa gente, te das cuenta enseguida.

La mayor pega de las sagas es el trato de los personajes femeninos. Son secundarios y aparecen puntualmente, aunque cuando lo hacen tienen un peso muy grande en la trama de cada saga. Sin embargo, esto también pasa en un montón de libros actuales. Son las descripciones, infantiles podría decirse, donde más se nota que no es un libro contemporáneo, pero como ya se ha dicho el papel del narrador es mínimo, lo que prima son los hechos y lo que el lector puede ver en ellos. En éste sentido son obras modernísimas, interactivas. De hecho estaban pensadas para ser leídas en voz alta, en grupo o en familia, lo cual les daba una dimensión cultural que trasciende lo que llamamos novela o incluso literario. Las sagas eran herramientas poderosas de cohesión cultural. Como amante de la lectura la escena me conmueve.

Perdón por hacer trampas y meter en una reseña las impresiones de tres libros, pero... LEED LA SAGA DE EGILL, os alargará la vida!!

Escrito por Volsung hace mas de un año, Su votacion: 10