En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LA EDAD INGRATA

7.5
2 votos
Portada de LA EDAD INGRATA

Comprar LA EDAD INGRATA en Amazon.es

Autor: HENRY JAMES
Título original: The Awkward Age
ISBN/ASIN: 8432207241
Género: Literatura contemporánea
Editorial: SEIX BARRAL
Fecha de publicación: 1899
Fecha de edición: 1996
Número de páginas: 480

Sinopsis:
La edad ingrata (The Awkward Age, 1899), hasta ahora inédita en castellano, es una de las grandes novelas de la madurez de Henry James. En palabras del propio autor, la semilla de esta obra «brotó de este vasto criadero de insinuaciones penetrantes e imágenes concretas que se denominan, en aras de la brevedad, Londres» y aludía a «la tribulación surgida en ciertas mansiones amistosas y para ciertas madres prósperas ante el a veces temido, a menudo demorado, pero nunca plenamente impedido acceso a primera línea de alguna borrosa hija llegada a la edad de merecer... Fácilmente podía concebirse como un drama el "poder sentarse en el salón", a partir de una fecha determinada, de una inmisericorde joven virginal anteriormente confinada en el piso superior. Semejante drama, y la consecuencia del mismo en los personajes más directamente involucrados, debe ser reconocido valerosamente como la primigenia fuerza motriz de La edad ingrata». Una vez más, la sutileza analítica de James y sus extraordinarias condiciones de escritor nos deparan, sobre este aparentemente liviano cañamazo inicial, la cabal plenitud de una obra maestra.

Ficha creada por Faulkneriano

 
Ordenar reseñas:

LA HIJA MODERNA
4 con 2 votos

Esta novela me ha parecido la más perfecta obra de teatro, sir ella nada de eso. No se divide en actos, y hay lugar la extensísimos párrafos descriptivos, y sin embargo lo más importante, lo que nos ayuda a conocer –en cierta medida, porque la mayoría son crípticos- a los personajes son los diálogos. El autor no se detiene a contarnos qué pasa por la cabeza de aquel o de este otro personaje, sino que les hace hablar. Mucho, muchísimo y con ayuda de otros personajes, que le dan la réplica (y que acaban, detalle inútil, pero que me ha llamado mucho la atención, las frases los unos de los otros). La acción se divide en diez partes que llevan el nombre de un personaje, pero que en realidad corresponden cada uno a un escenario: un salón, una casa de campo… Y de ese escenario entran, salen y vuelven a entrar los actores para representar su papel. Porque la misma trama es una obra de teatro en la que no se termina de vislumbrar el rol de cada uno hasta bien avanzada la trama (al menos en mi caso).

Una situación que se plantea desde un principio y que se termina resolviendo al final. Y una muy inquietante y complicada relación madre e hija (¿y abuela?) que para mí es una de las grandes protagonistas del libro: un amor-odio que a ratos me ha remitido a la narrada por Irène Némirovsky en un relato, “El baile”. Como la señora Brook afirma que si bien su hija ya estaba preparada para entrar en la sociedad –el punto de partida de la novela, la incierta edad en la que una jovencita debía bajar del cuarto de los niños y unirse al mundo, o al menos al reducido mundo de la sociedad-, ella no lo estaba. La otra relación protagonista, la de Nanda, la hija en cuestión, con el señor Longdon y con Mitchy; incluso con la propia sociedad en general. Un personaje muy interesante, esta Nanda. En fin, una novela que me ha impresionado, por la cantidad de cosas que parecían escapárseme, que no era capaz de descubrir debajo de la superficie. Decididamente, le estoy cogiendo el gusto a perderme en las larguísimas frases del señor James, aunque de vez en cuando pierda pie.

Escrito por Maria hace mas de un año, Su votacion: 8