En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

KOKORO

Tendencia a subir 7
6 votos
Portada de KOKORO

Comprar KOKORO en Amazon.es

Autor: NATSUME SOSEKI
ISBN/ASIN: 9788424935931
Género: Literatura contemporánea
Editorial: GREDOS
Fecha de edición: 2008

Sinopsis:
En esta novela de 1914, Natsume Soseki, el más clásico de los autores del Japón moderno, despliega a partir de una inteligente estructura narrativa, un poético y desolador viaje hacia la auto-conciencia del protagonista, hacia una verdad moral aterradora sólo revelada al final, viaje en el cual el misterioso sense i, el protagonista, arrastra a su joven discípulo de igual manera como, sutilmente, acaba arrastrando al propio lector. La gradual intensidad de las inquietudes de este sensei , un intelectual del Japón moderno, se inserta en la situación de una sociedad cambiante en la que el individualismo y el egoísmo han reemplazado definitivamente las viejas estructuras sociales del Japón premoderno. Sus inquietudes, sin embargo, siguen tan vigentes para el hombre moderno occidental del siglo XXI como para el intelectual japonés de hace 100 años. En Japón sigue siendo un libro leído y admirado. El suicidio del protagonista de la obra en 1912, poco después del suicidio ritual del famoso general Nogi Maresuke (1849-1912), héroe de la Guerra Ruso-Japonesa, representa el fin de los viejos valores y el nacimiento del conflicto de valores opuestos que impone una modernidad, léase occidentalización, asimilada a marchas forzadas por Japón a partir de 1868. Kokoro es la recreación penetrante y desgarradora de la complejidad moral existente en las relaciones humanas donde hay tanto que queda sin decirse, incluso en los ámbitos más íntimos. En este sentido, los silencios de la obra, más elocuentes que las palabras, y las alusiones indirectas, sirven de puente al corazón de las cosas y de las personas. Un corazón observado tanto desde la especial perspectiva de la cultura japonesa, como desde la condición humana en general. Kokoro , que quiere decir precisamente corazón, es una lectura sobre el amor y la vida que se hace inolvidable por su sobria, poética intensidad.

 
Ordenar reseñas:

PUES NO
4.5 con 4 votos

No es una novela (otra novela) sobre el cisma postbélico de la sociedad nipona. Este cuadro, descrito hasta la saciedad en multitud de textos contemporáneos, aparece sólo como un óleo decorativo en la pared de fondo del escenario donde se desarrolla el argumento. El conflicto a mí me suena más a generacional y clasista que a la dichosa pérdida de los valores tradicionales, y tampoco este conflicto es el tema central. Con todo, hay contrastes muy curiosos como viajar en tren o escuchar la radio y salir a comprar el pan o dar un paseo en kimono medieval. Tiempos interesantes.

La novela es mucho más universal: sencillamente habla del paso de la adolescencia a la madurez y las primeras pérdidas, alegrías y desdichas duraderas o, digamos, reales. Un narrador opaco y básicamente anodino y prescindible nos cuenta la vida de un amigo suyo, un mentor maduro oprimido por el peso de la existencia. Dado el hermetismo y la peculiaridad orientales respecto a los sentimientos (su término para "amor" y muchos otros nacen de la necesidad de entenderse con los yankis ya bien entradito el s. XIX; hasta entonces se referían a ello como "la sensación primaveral del rocío sobre el melocotón a punto de madurar" y cosas así), dado esto, decía, en cuanto hay carga emocional intensa los japoneses se revelan intrínsecamente neuróticos y cualquier novela psicológica de pureza oriental se vuelve, para nosotros, por momentos de lo más desconcertante. Personajes con dilemas de apariencia incomprensible, nacidos de valores, tradiciones y etiquetas que no conocemos o no comprendemos.

"Kokoro" es legible en este aspecto. Desde luego su orientalidad es genuina, pero Soseki y otros de su tiempo ya vienen muy influenciados por la literatura europea y su lenguaje: además de leer, y educarse unos años en el Reino Unido o Alemania o Francia, a menudo traducían para sus paisanos. Y supongo que ya eran conscientes de que su público se había multiplicado dramáticamente: de limitarse a las islas natales, a llegar en potencia a EEUU y toda Europa, donde sus viejos colegas estarían deseando hojear sus creaciones.

Relato, en suma, que va de todo o de nada según el momento del lector, del crecimiento, de las decisiones vitales, de la crudeza cotidiana y de la responsabilidad. Regado todo ello con una fina melancolía continua en la elegante prosa de Soseki. Puede ser un libro de leer y olvidar, pero no es tiempo perdido.

Escrito por Minaith hace mas de un año, Su votacion: 7