En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

ESPERANDO A GODOT

Tendencia a subir 7.63
32 votos
Portada de ESPERANDO A GODOT

Comprar ESPERANDO A GODOT en Amazon.es

Autor: SAMUEL BECKETT
Título original: En attendant Godot
ISBN/ASIN: 9788472238657
Género: Teatro
Editorial: TUSQUETS
Fecha de publicación: 1952
Fecha de edición: 1995
Número de páginas: 136

Sinopsis:
Cuando en 1953 se estrenó en París Esperando a Godot, casi nadie sabía quien era Samuel Beckett, salvo, quizá, los que ya lo conocían como ex secretario de otro irlandés, no menos genial, James Joyce. Por aquellas fechas, Beckett tenía escrita ya gran parte de su obra literaria; sin embargo, para muchos, pasó a ser "el autor de Esperando a Godot". Se dice que, desde aquella primera puesta en escena -que, realizada por el gran Roger Blin, causó estupefacción y obtuvo tanto éxito- hasta nuestros días, no ha habido año en que, en algún lugar de nuestro planeta, no se haya representado Esperando a Godot. ¡Más de cuarenta años en los escenarios del mundo! El propio Beckett comentó en cierta ocasión, poco después de recibir el Premio Nobel de Literatura en 1969, que Esperando a Godot era una obra "horriblemente cómica". Sí, todo lo horriblemente cómica que puede resultar, a fin de cuentas, la angustiosa situación límite de dos seres cuya vida y grotesca solidaridad se forjan en la absurda y vana espera de ese quién sabe qué (o quién) al que llaman Godot.

 
Ordenar reseñas:

¿EL ABSURDO ES ABSURDO?
4.44 con 9 votos

Llevo unos cuantos días navegando por internet a la busca de interpretaciones de esta obra, las he leído de todo tipo: que si Godot en realidad es Dios; que si Beckett hace una metáfora sobre las tres grandes preguntas de Kant (¿Qué puedo conocer? ¿Qué debo hacer? ¿Qué puedo esperar?); que si lo que cuenta en realidad es la soledad, la desesperanza y la angustia a la que está condenada eternamente el ser el humano; que si es el retrato de la ausencia del sentido de la vida y del existir...

Y yo (que debo ser más simple) la única conclusión que he obtenido de esta redundancia de interpretaciones es la siguiente cadena de preguntas: ¿por qué y/o cómo debe ser analizada una obra cuya denominación o género es el absurdo?, ¿por qué ha de ser una cosa y no todas juntas o ninguna?, ¿por qué Beckett no cuenta su perspectiva y el resto del mundo filosofa y se pajea mentalmente con sus magníficas y acertadísimas visiones de Estragón, Vladimir y el esperado Godot?, ¿es un libro para eso precisamente, para que nos comamos la cabeza dándole un sentido?, ¿por qué tenemos que encontrarle sentido a todo en un libro o en cualquier expresión artística, y luego (en general) en nuestras vidas no nos planteamos nada?. Yo me siento absurdo al hablar sobre el teatro absurdo (la misma sensación me sucede con el cine de Luís Buñuel).

Estoy convencido que Beckett se debe echar unas buenas risas a costa de las críticas y opiniones vertidas acerca de "Esperando a Godot". Como los personajes, yo esperaré a Godot, a ver si él me cuenta cuál es el secreto de la obra, la verdad sobre ella (si es que la hay...).

Escrito por DeanMoriarty hace mas de un año, Su votacion: 10

TRES, QUE SON DOS (O DOS QUE SON TRES)
3.67 con 6 votos

“-¿Y qué hacemos ahora?
-No sé.
-Vayámonos.
-No podemos.
-¿Por qué?
-Esperamos a Godot.”

Con un par de personajes esperpénticos, incompletos y frágiles, llegamos a un camino en el campo, con un solo árbol... entre zapatos difíciles de quitarse..y sombreros vacíos... y nos disponemos a esperar...
La historia de una espera... pero..¿qué o a quién esperan Vladimir y Estragon? Es posible que lo único que esperen es a ti... a ese alguien que abre esta pequeña gran obra, para que compartas su búsqueda y los acompañes en la espera.
Y...¿qué esperas tú?
Godot, es justamente eso que tú desees esperar, si es un "quién" o es un "qué", es lo de menos...
Todos tenemos un Godot..

Escrito por Nastenka hace mas de un año, Su votacion: 9