En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

EL GATO

6.67
3 votos
Portada de EL GATO

Comprar EL GATO en Amazon.es

Autor: GEORGES SIMENON
ISBN/ASIN: 9788415277989
Género: Literatura contemporánea
Editorial: ACANTILADO
Fecha de edición: 1967
Número de páginas: 176

Sinopsis:
Émile, un obrero retirado y un algo tosco, conoce a Marguerite, una mujer afectada y puritana que vive en el recuerdo de un pasado mejor, con quien temina casándose para compartir su soledad. Pero pronto las desaveniencias entre ambos se hacen evidentes y la vida matrimonial se transforma en un infierno. La desaparición del gato de Émile es el detonante de un cruel enfrentamiento que lleva a los ancianos a la destrucción.

Ficha creada por Guille

 
Ordenar reseñas:

EL IDIOLIO CONTINÚA
5 con 1 votos

En la reseña que hice de otra de sus obras –La nieve estaba sucia, fantástica novela que me gustó algo más que esta de ahora- expresaba mi duda acerca de si una de sus cualidades más notables era algo propio de aquella novela o, como sospechaba, una de esas características definitorias de la obra de Simenon. Ya no hay duda, lo primero que llama la atención en sus novelas es precisamente esa aparente facilidad con la que desde las primeras palabras consigue crear atmósferas sórdidas, un aire que nos incomoda, que desde el primer momento nos predisponen a la alarma y al desasosiego. Frases como esta son un ejemplo:

“Para quienes no la conocían, expresaba dulzura, melancolía y resignación.”

Esta frase también encierra uno de los temas del libro: la crueldad, de andar por casa en este caso, que puede surgir en cualquiera de nosotros, en esa persona de la que menos te lo esperas, solo hay que encontrar el botoncito que la pone en marcha… y la persona capaz de pulsarlo.

Dos ancianos se unen como remedio a sus soledades para entrar en un mundo de mezquindades, odios y venganzas. La chispa pudo ser un malentendido, una sospecha sin base que la sostuviera, no es algo relevante. Lo importante es que surgió, que uno de ellos sintió que una línea roja fue traspasada; algo que para muchos pudiera ser disculpable o comprensible resultó ser determinante, cambiando por completo lo que pensaba, lo que sentía por la otra persona. A partir de aquí todo se desborda; cualquier incidente que antes era disculpado, perdonado o pasado consciente o inconscientemente por alto toma ahora un aspecto mucho más dramático y fatal para la relación, haciéndola imposible… o no.

Este párrafo, perteneciente a uno de esos magníficos relatos de Alice Munro del libro cuya lectura he simultaneado con este (una de esas pequeñas casualidades que da la vida), explica perfectamente el giro que da la historia.

“Acaso la vida que estaba iniciando no le ofreciera a nadie con quien enfadarse, o a quien deber algo, o que fuera premiado, castigado o francamente afectado por lo que ella pudiera hacerle. Acaso sus sentimientos no tuvieran importancia para nadie que no fuera ella misma, y sin embargo se removerían por dentro, oprimirían su corazón y la dejarían sin aliento.”

Pero, como dije al principio, este libro me ha gustado algo menos de lo que esperaba. El primer capítulo, y el segundo si se me apura, es genial, llegando a cotas muy altas que los capítulos posteriores no llegan a alcanzar y a las que solo se vuelve en el capítulo final… bueno, no en el final porque el último es, en mi opinión, totalmente prescindible.

En cualquier caso, en mi reciente idilio con Simenon no se registran daños de consideración.

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 7