En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

CAGLIOSTRO. ¿ALQUIMISTA, INICIADO O VULGAR IMPOSTOR?

10
1 votos
Portada de CAGLIOSTRO. ¿ALQUIMISTA, INICIADO O VULGAR IMPOSTOR?

Comprar CAGLIOSTRO. ¿ALQUIMISTA, INICIADO O VULGAR IMPOSTOR? en Amazon.es

Autor: MICHAEL HARRISON
Título original: CAGLIOSTRO. ¿ALQUIMISTA, INICIADO O VULGAR IMPOSTOR?
ISBN/ASIN: 9788496129528
Género: Biografías, Memorias
Editorial: CÍRCULO LATINO, S.L.
Fecha de publicación: 2005
Fecha de edición: 2005
Número de páginas: 256

Sinopsis:
La sola mención de Cagliostro, aun en pleno siglo XXI, da paso, de inmediato, a las cimas de la fantasía. La tradición popular le atribuye, entre otras singularidades, la capacidad de dominar los misterios de la alquimia, la de lograr esas curas que sólo pueden llamarse milagrosas y la de predecir los números que tienen como destino la fortuna. Por si todo esto no bastara, el mundillo de las cortes europeas que frecuentaba vio en él desde un simple y vulgar estafador hasta un reformador social enfrentado por oscuros mandatos a la monarquía y el Papado. Demasiado para ser apenas un pillo, como se lo suele caracterizar, y también bastante poco si se lo considera (como muchos lo han hecho) como un iniciado en las cosas del espíritu.

A más de doscientos años de su muerte, la misteriosa vida de este italiano de procedencia humilde, que se pretendía noble, se mantiene aún ceñida entre los límites de la conjetura, la duda y la sospecha.

Lo único cierto es que el enigma que encarna Alessandro di Cagliostro, nacido Giuseppe Balsamo, pertenece hoy al territorio de la leyenda. A pesar de la multitud de testimonios que se refirieron a su figura, reconstruir los pasos de su tránsito terrestre no es tarea sencilla, y mucho menos lo es desentrañar el verdadero espíritu que lo impulsó a recorrer el continente europeo para fundar las bases de la Masonería Egipcia, atrayendo a algunos personajes y obteniendo el visceral rechazo de tantos otros. Cualesquiera fuesen sus objetivos, Cagliostro tuvo la virtud, común en su época, de cosechar enemigos por doquier, muchos de los cuales fueron muy poderosos.
De sus andanzas y de los vaivenes de su existencia novelesca trata este ensayo biográfico de Michael Harrison que, con el afán de echar luz sobre su existencia, hoy edita Círculo Latino.

Etiquetas: Biografías, Alquimia, Alquimistas, Personajes polémicos

Ficha creada por EKELEDUDU

 
Ordenar reseñas:

EXTRAÑA BIOGRAFÍA DE UN PERSONAJE ENIGMÁTICO Y COMPLEJO
0 con 0 votos

Algunas biografías, lejos de echar realmente luz sobre el carácter del personaje del que se ocupan, crean todavía más polémica en torno a su figura de la que ya había, y eso sin que necesariamente sea culpa del autor: ahí tenemos como ejemplo EL REY DAVID, de Steven L. McKenzie, que ya hemos comentado, y que de un modo curioso abordaba la biografía de un monarca de cuya existencia existen algunos indicios, sin pruebas arqueológicas referentes a hechos concretos de su reinado. Parienta de dicha biografía bien podría ser esta otra en la que Michael Harrison se atreve a vérselas con otra figura de difícil aproximación, el Conde Alessandro di Cagliostro. A diferencia del Rey David, que podría ser un personaje ficticio aunque la mayoría de los historiadores no lo crean así, no cabe la menor duda de que Cagliostro fue un personaje real, que vivió en la Europa del siglo XVIII. Y podríamos decir que es casi lo único fehaciente que puede afirmarse sobre él. Se acepta comúnmente, pero no unánimemente, que en un principio se llamaba Giuseppe Balsamo y que había nacido en Palermo, Italia. Harrison resulta convincente cuando intenta demostrar que, en efecto, Balsamo y Cagliostro son una misma y única persona. Ahora bien, Balsamo fue famoso sólo porque lo fue Cagliostro y porque se supone que éste fue un alias del primero. ¿Y por qué fue famoso Cagliostro? Pues ahí está: es difícil decirlo. Tal como se dice desde el título del libro, pudo haber sido un charlatán extremadamente astuto y audaz, un sincero creyente en la alquimia, la masonería y el ocultismo en general, un idealista o todo ello junto. En su tiempo, y quizás también ahora, sus defensores sostenían que casi no había cosa que este hombre no pudiera hacer: transformar el plomo en oro, lograr curaciones extraordinarias, predecir el futuro... Pero tuvo tantos detractores como partidarios, y decididamente ningún biógrafo contemporáneo imparcial. Nos legó una autobiografía, pero de más está decir que si era un farsante, poco peso podrá tener lo que diga, aunque no todos los datos que consigne sean inventados. Y además, por mucho que se lo defienda, lo innegable es que era vanidoso y, como tal, dado a la exageración. Hacia el fin de su carrera, fue interrogado por la Inquisición, y de esos interrogatorios se conservan los registros; pero tampoco resultan totalmente fiables, puesto que aquella siniestra institución, más que de llegar a la verdad, se ocupaba de hallar culpables, y si Cagliostro había caído en sus garras, pocas posibilidades habría tenido de salir bien librado incluso si su moral hubiese sido digna de un santo. En resumen, no importa a qué fuente se recurra, hay que tomar con pinzas la información que nos dé, como Harrison mismo expone en algún momento de esta obra.

Algo que me resulta difícil de conciliar con el carácter de ensayo serio de esta biografía es el hecho de que su autor crea sinceramente en la clarividencia y lo paranormal. Por otra parte, he de ser justo y humilde y admitir que el hecho de que YO no crea, no significa necesariamente que estas cosas no existan, tal y como EL afirma. Así y todo, como es de público conocimiento que, en el mejor de los casos, Cagliostro tuvo un flanco bribonesco (que Harrison no niega ni por un segundo) cuando el autor relaciona por primera vez al personaje con lo paranormal,, el pensamiento que sobrevien, al principio, es que el autor es un tonto crédulo, y que se hubiera dejado embaucar miserablemente por el biografiado, de haberlo conocido personalmente. Pero también aquí hay un problema; cuanto más se avanza en la lectura, más se desvanece esa impresión inicial, hasta que termina asemejándose a Wade Davis, quien en LA SERPIENTE Y EL ARCO IRIS decía haber visto cosas increíbles al investigar el vudú haitiano, pero cuyo estilo exento de sensacionalismo hacía pensar que no inventaba ni exageraba, sino que hablaba de cosas reales cuya naturaleza ni el mismo entendía bien. Y yo quisiera contar con más información concreta acerca del propio Harrison, pero no la he encontrado; por lo que debo conformarme con la imagen que da de sí mismo en su rol de biógrafo. Salvo por el tema paranormal, sobre el que por otra parte no hace desmedido hincapié, la calidad de este trabajo no me merece reproches y parece muy profesional, así que tendré que aceptar, tal como afirma, que Cagliostro, al margen de su charlatanería poseía algún poder psíquico en grado indeterminado, tanto más cuanto que los episodios que durante la estancia del Conde en Inglaterra lo tuvieron como víctima de otros bribones bastante menos simpáticos que él, no resultan fácilmente explicables de otro modo, y tal como los cuenta el autor, por otra parte tampoco suenan a ficción.

En resumen: ¿qué decir de este libro?... Harrison coteja sus conclusiones con las de otros autores, y temo que leyendo todas las biografías que existan sobre Cagliostro (hombre complejo si los hubo), jamás podremos estar seguros de que alguna de ellas se acerque con veracidad al personaje. No obstante, ¿quiere un libro ameno, con chispazos de humor y que lo fuerce a pensar, aunque más no sea para decidir por sí mismo de qué o quién habla realmente su autor? En ese caso no lo dude, helo aquí.

Escrito por EKELEDUDU hace mas de un año, Su votacion: 10