En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

BACANTES

8.5
2 votos
Portada de BACANTES

Comprar BACANTES en Amazon.es

Autor: EURÍPIDES
ISBN/ASIN: 9788424906399
Género: Clásicos de la literatura
Editorial: GREDOS
Fecha de edición: 2010
Número de páginas: 112

Sinopsis:
Eurípides (c. 480-406 a.C.) vivió en la época del mayor esplendor político y económico de Atenas, asistió a la construcción del Partenón y los más hermosos monumentos de la Acrópolis, y compartió con sincero patriotismo el orgullo de los ideales democráticos. De su vida tenemos datos poco fiables. Se nos han conservado dieciocho tragedias, casi todas ellas pertenecientes a la plena madurez del autor. Medea, que se representó el 431 a.C., es seguramente la obra maestra de Eurípides. Jasón, esposo de Medea y padre de sus hijos, va a repudiarla y a casarse con la hija de Creonte, rey de Corinto. Medea, enfurecida y colérica, se vengará. Simula haber sido convencida por Jasón y envía a sus hijos con ricos regalos para la novia al palacio de Creonte; pero esos regalos tienen un conjuro mortal que acaban con Creonte y su hija primero y luego, para engrandecer la desgracia de Jasón, con los hijos de éste, que son los suyos propios. Medea es la mujer enfurecida por el repudio del marido que trama un crimen para vengarse.
En Bacantes (representada el 405 a.C.) el rey tebano Penteo, emblema del poder del estado y lo racional, de lo más próximo y asible y directamente comprensible, se ve castigado por su oposición al culto dionisíaco y a las fuerzas vitales e irracionales que éste representa. Penteo se enfrenta con el dios y es destrozado por las Ménades, cuyo ejército preside su propia madre Agave con sus hermanas.«Eurípides fue el dramaturgo decisivo para el teatro posterior, tanto en el griego como en el romano. Séneca se inspiró en él constantemente, y luego su huella ha resurgido en cualquier intento de teatro neoclásico, en Racine, por ejemplo. Muchos han visto en él no sólo al trágico más moderno, humano y realista, sino al más trágico de los trágicos» (Carlos García Gual)

Ficha creada por SokraM