En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

1Q84 (LIBROS 1 y 2)

Tendencia a subir 7.45
22 votos
Portada de 1Q84 (LIBROS 1 y 2)

Comprar 1Q84 (LIBROS 1 y 2) en Amazon.es

Autor: HARUKI MURAKAMI
Título original: Ichi-kyu-hachi-yon (1, 2)
ISBN/ASIN: 9788483832967
Género: Narrativa
Editorial: TUSQUETS
Fecha de publicación: 2009
Fecha de edición: 2011
Número de páginas: 744

Sinopsis:
En japonés, la letra q y el número 9 son homófonos, los dos se pronuncian kyu, de manera que 1Q84 es, sin serlo, 1984, una fecha de ecos orwellianos. Esa variación en la grafía refleja la sutil alteración del mundo en que habitan los personajes de esta novela, que es, también sin serlo, el Japón de 1984. En ese mundo en apariencia normal y reconocible se mueven Aomame, una mujer independiente, instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de matemáticas. Ambos rondan los treinta años, ambos llevan vidas solitarias y ambos perciben a su modo leves desajustes en su entorno, que los conducirán de manera inexorable a un destino común. Y ambos son más de lo que parecen: la bella Aomame es una asesina; el anodino Tengo, un aspirante a novelista al que su editor ha encargado un trabajo relacionado con La crisálida del aire, una enigmática obra dictada por una esquiva adolescente. Y, como telón de fondo de la historia, el universo de las sectas religiosas, el maltrato y la corrupción, un universo enrarecido que el narrador escarba con precisión orwelliana.

Ficha creada por PGS

 
Ordenar reseñas:

DOS LUNAS
4 con 4 votos

Como dos soles son los protagonistas de esta historia, Aomame y Tengo, un brillante profesor de matemáticas que escribe novelas en sus ratos libres y una atractiva fisioterapeuta de gimnasio que asesina a hombres malos en sus momentos de ocio, tanto monta tanto cabe, capítulos alternos para que respiren los personajes y corriente continua para que el lector este siempre enchufado a la historia.
Acaban de alcanzar la treintena, son personas extremadamente solitarias que no se relacionan con nadie, y NADIE es NUNCA, bichos raros, independientes y autosuficientes, que no se han vuelto a ver desde que tenían diez años cuando coincidieron una tarde en el aula vacía de un colegio cualquiera y unificaron para siempre sus universos paralelos de niños a los que les habían robado la infancia. Un solo minuto juntos, la mano de ella agarra la de él, los ojos de ella atraviesan los de él, y al día siguiente la ausencia de ella descubre el vacío de él. Ellas siempre tomando la iniciativa, porque el misterio de su influjo siempre consigue imponerse al rayo de luz.
20 años sin verse más allá del recuerdo de un momento grabado en el alma y una canción desesperada: La Sinfonietta de Janácek (se recomienda escucharla en youtube cada vez que "suenen sus notas" en el libro).
Como dos mundos paralelos donde vivir siendo tu mismo, desdoblándote entre el sueño y la vigilia, como tu que visitas este espacio, que lees esto desde una pantalla que calla, chissst silencio por favor, ¿es música eso que suena… que sueña?
Con tu vida real a cuestas en el presente orwelliano de 2011, intentando escapar al portento de la imaginación virtual en que te trasformas cuando atraviesas la entrada de tu pensamiento más intimo, ese que transcurre en el mundo paralelo de 2Q11. Porque todos vivimos dos vidas, si ese es realmente nuestro deseo, una en la que intentamos pasar desapercibidos entre las normas sociales establecidas y otra en la que decimos lo que realmente queremos decir, vivimos como realmente queremos vivir, y nos importa un pimiento y medio lo que el vecino universal pueda pensar.
Puede que no creas en las dobles vidas, en los dobles mundos, pero te aseguro que existen y que puedes encontrarlos si escarbas entre la basura en que se ha convertido tu existencia desde que has dejado de soñar con algo, con alguien, con lo desconocido, con lo que conoces pero todavía no lo suficiente. Con Gobelga, con lo que quieras.
Como dos putas lunas allá en el horizonte, te frotas las sienes, cierras los ojos y vuelves a comprobarlo, no hay duda: Una grande y amarilla, la de siempre. Otra más pequeña que gravita a su alrededor, pequeñita y verde, la de nadie, la de nunca… la tuya. Ese es el primer síntoma que uno percibe cuando atraviesa esa puerta que conduce hacia lo que vive en su profundo interior, una de esas puertas de emergencia que solo se abre en una dirección, la de entrada ¿o debería decir de salida?, de escape en todo caso. Si la atraviesas, ya no puedes volver atrás, se cierra a tus espaldas con un ligero click y aunque sigues siendo tu mismo ya te has adentrado en lo desconocido, con una flor en la mano y una Heckler & Koch alemana de 750 gramos y seis balas letales en la recámara en la otra, una pistola semiautomática negra… con un retroceso imperceptible.
Y sigues sin creerte nada de esto, jodido lector, a ver como te lo explico…
Intenta recordar por ejemplo tu última polución nocturna, en ese momento tú sueñas y no puedes verlas, pero te aseguro que en el cielo brillan dos lunas. Te has follado a quién has querido, has fantaseado sin burbujas adicionales de censura, has tenido una eyaculación prolongada y más abundante que de costumbre, te has estremecido como nunca, más allá de la Locura, y has prolongado el instante de felicidad todo el tiempo que has podido, al final abres los ojos con cautela y compruebas que todo va bien, y regresas a Cordura. Crees que ha sido un delirio onírico pero compruebas tu ropa interior y esta pegajosa, después tocas la sabana santa que protege tu espina dorsal y adviertes que también está mojada. ¿es eso elixir de realidad o tan solo fluido de balsámica pesadilla? Te levantas como un zombie epiléptico y te diriges sigilosamente hacia el lavabo, refrescas el prepucio bajo un hilo de agua fría para matar los últimos estertores de placer, enciendes la luz, te desdoblas en el espejo, atraviesas las pupilas de tu otro yo, le saludas sin palabras mientras él te devuelve algo parecido a… una sonrisa cómplice de felicidad.-

* El libro 3 ya ha dejado de ser un embrión en la retorcida mente de Haruki Murakami, y a pasado a ser toda una crisálida de aire que se ha formado en su fascinante imaginación. Te aconsejo que no leas este todavía, o que esperes a que la editorial correspondiente saque a la venta la versión integra con los libros 1,2 y 3.
En mi caso, me niego a gastar los 22€ que esta sucia maniobra de marketing en que se ha convertido el Libro 3 puede suponer para mi bolsillo (esa es mi idea, si lo resisto, aunque espero leer una buena reseña que me desvele el final...), en su momento lo compré, este, con los ojos cerrados pero ahora me niego a volver a pasar por caja. Pueden llamarlo ustedes: reducción de gastos en tiempos de crisis, o una manera de revelarme contra esta estúpida moda de mutilar las obras con unos más que evidentes intereses comerciales. Hay que ver como esta el mundo!
Mi mundo, tu mundo, su mundo, nuestros mundos, vuestros mundos… los mundos de ellos.-

Escrito por _567_ hace mas de un año, Su votacion: No ha votado