En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

Reseñas de arspr Opciones de perfil

Primera Anterior ... 1 2 3 4 5 ... Siguiente Última

Portada de a47fe893609a079c7445
VIAJE ANTES QUE DESTINO en EL CAMINO DE LOS REYES (EL ARCHIVO DE LAS TORMENTAS #1)
Bueno, en un tour-de-force que por ciertas circunstancias ha sido posible en un plazo corto, me he metido entre pecho y espalda los tres primeros tomos de la serie, (los publicados hasta el momento), y esta reseña es por tanto para dicho conjunto. Os recuerdo que aparentemente el señor Sanderson pretende ni más ni menos que escribir DIEZ tochos de +1000 páginas cada uno y es probable que la historia no se pueda considerar cerrada hasta al menos la mitad (es decir, dos pentalogías). Esta introducción es importante porque, aunque en cada tomo discurren historias parciales bastante cerradas, pues evidentemente el marco completo se ve que está abierto. No obstante lo anterior, aunque algunos detalles indican (o parecen indicar, seamos justos y dejémoslo abierto), que hay ciertas improvisaciones, la sensación general que tengo es que sí, que más o menos, el sr. Sanderson tiene bastante planificado el esquema general de la trama. Es decir, aparentemente la serie no desbarra y cambia de dirección según vaya el viento sino que el destino parece más o menos enfocado en el horizonte. Ciertamente apostaría a que finalmente no va a ser un producto tan pulido y cerrado como Nacidos de la Bruma, pero no tengo la sensación de vagabundeo que finalmente me llegaba en Canción de Hielo y Fuego. No obstante, el problema (o la virtud) de la saga es precisamente su largura. Es la aplicación del motto de los Caballeros Radiantes: Viaje antes que destino. Es decir, con tanta longitud, la historia global, el destino, es casi lo menos importante. De nada me valdrá un sorprendente y logradísimo cierre después de n-mil (ni siquiera n-cientas) páginas de tránsito si dicha peregrinación no tiene suficiente valor en sí misma. ¿Y está siendo fructífero el viaje? Pues como dice el arago-catalán Pau Donés en un arrebato de tópico gallego: "Depende ¿de qué depende? De según como se mire, todo depende". Sí, el libro es juvenil. Sí, pero no obstante está bien escrito. Sí, pero tampoco más. Sí, pero tampoco menos. Sí, el libro está relativamente trufado de reflexiones morales acertadas sobre qué es el bien y el mal. Sí, es que de hecho ese es (afortunadamente en mi opinión) el eje, el espíritu, el "spren" de todo el libro, de hecho. Sí, es muy acertada la reflexión general que permea de aquello de que "quién esté libre de pecado que tire la primera piedra". Sí el libro intenta que todos los personajes (incluso los buenos buenísimos y los malos malísimos), no sean solo eso (los buenos hacen cosas malas y los malos cosas buenas o simplemente muy entendibles si te pones en su lugar). Sí, hay múltiples giros de tuerca al respecto. Sí, los Voidbringers (¿los "Que Traen el Vacío" en la traducción?) no son los que te esperas ni siquiera los que primeros parecen que van a ser... Sí, todo eso, pero tampoco para tirar cohetes. Sí, todo eso, pero es más que probable que aunque la lectura no se me haya hecho pesada, la verdad es que con los tres tochos que ya me he leído hubiera sido más que suficiente para cerrar la historia. Varias veces, además. Sí, pero aunque la parte moral está bien, pues tampoco es que sea una obra maestra. Sí, aunque intenta ajustar la parte fantástica, quizás hay demasiados deux-ex-machina y poderes milagrosamente mágicos aparecidos en el último momento. Sí todo eso pero lo del mojigatismo sexual, (toma ya palabro inventado), del mormón Sanderson es hasta risible en algunos momentos (digo yo que entre Houellebecq y Sanderson debería haber kilómetros, casi años luz, de punto medio)... Es decir, que tengo la sensación de que sin ser un desastre ni mucho menos, (es más he puntuado los tres libros con un siete), salvo que seas un devoto del género, pues quizás sea más verdad que nunca aquello de que lo bueno si breve dos veces bueno.

0 comentarios, puntuación: 5 con 1 votos
Escrita 13 de Febrero de 2019
Añadir a mis favoritas

Portada de 8a498da34c76aeebf090
EJERCICIO LITERARIO en LA CASA VERDE
Bueno pues mi segundo Vargas Llosa ha sido claramente un motivo claro de divorcio con él. Si, como parece, este libro es ejemplo más o menos de su estilo y obra más potente creo que me tendré que bajar del tren apenas iniciado el viaje. Es claro que cualquier libro es siempre suma de continente y contenido. Es suma (y producto) de aquello que cuenta y de cómo lo cuenta. Y va en gustos valorar más una cosa que en otra, y en general yo soy más de los que se fijan en el contenido que en el envoltorio (ya lo reconocía contradictoriamente en El Obsceno Pájaro de La Noche). Por tanto es claro que esta novela pues como que no es mi tipo (y no lo ha sido por mucho que lo he intentado). La Casa Verde es una novela compleja por el simple hecho de que Mario lo ha decidido así. Está narrada de manera no lineal y llevando esa no linealidad hasta el extremo de que en ciertos momentos se mezclan conversaciones del presente y el pasado en un mismo pasaje. Es decir, dos personajes por ejemplo están hablando de lo que pasó hace tiempo y en vez de introducir esa potencial conversación pasada, esta se entremezcla como si tal cosa en la narración actual. Y este es solo uno de los múltiples cambios de estilo, capítulos con un párrafo larguísimo y redacción muy alegórica, y otras figuras que pueblan el libro. Si alguien disfruta con este "sudoku" literario, pues evidentemente se lo pasará bomba y desde luego hay que reconocer que para tener la estructura tan artificialmente enrevesada que tiene, en general no se le ven las costuras. Pero a la postre yo no he conseguido sacudirme durante toda la lectura la venenosa pregunta de "y todo esto, ¿para qué?". Es decir, todo el libro me ha parecido un virtuoso ejercicio literario más que una novela en sí. Sí, me quito el sombrero ante usted, sr. Vargas Llosa, sabe usted escribir como los ángeles, ahora por favor escríbame una novela, no un ejercicio para obtener un 10 en "Arte y Composición Literaria" del taller de escritura xxx. Y este ha sido mi problema principal con la novela. Mucho "ruido", (por muy armonioso y melódico que sea), para pocas nueces. Además con la impresión que me llevo de que posiblemente sean aún menos nueces de las que realmente haya porque parte de las líneas argumentales se me hayan ofuscado (y no me haya enterado) por la forma narrativa empleada. Es un libro que necesita obligatoriamente una segunda lectura forzosa una vez que más o menos tienes el marco genérico en la cabeza para conseguir entenderlo de veras. Es la primera vez que casi, casi recomiendo al potencial lector futuro de la misma que se lea un resumen argumental del mismo antes de comenzar su lectura para precisamente habilitarle a disfrutar de su "arte" sin tener que estar además pendiente de comprender qué diantres está pasando. Hombre, siempre es lógico que un libro de calado tenga muchos más detalles y matices que los que uno pueda aprehender en una primera vuelta. Pero considero que no es lógico que, para contar una mera narración de vidas paralelas y cruzadas de unos cuantos personajes con sus luces y sombras, pero tampoco con una profundidad sobrecogedora, sea necesario una segunda lectura simplemente por la forma narrativa escogida por el autor. (Aunque posiblemente para otros muchos, esto mismo sea un aspecto positivo y no negativo del libro). Además, tal es el dominio que el estilo ejerce sobre el contenido que las pequeñas costuras que se le ven, al menos a mí, me han resultado bastante tramposas. Por ejemplo, se evita sistemáticamente el nombre de un determinado sargento cuando TODOS los demás personajes se identifican siempre con él... E igualmente, me chirrían un poco ciertos aspectos argumentales. Bien puede ser porque, como decía, se hayan tratado pero a mí se me han escapado por la forma en que está narrada la novela. Pero creo más bien que es simplemente porque, como he mencionado antes, hay mucho ruido para pocas nueces y además es que las nueces tampoco es que sean las más sabrosas del mundo. Como algunos ejemplos: el incendio de la primera Casa Verde me parece bastante cogido con pinzas y exactamente igual el "abandono" de don Anselmo que hasta tres páginas antes era el tío más echado para adelante del mundo. E igualmente la "transformación" del sargento innombrado del tío más decente al más bruto. O incluso su encarcelamiento, ¿exactamente qué delito cometió? No sé, todos estos puntos me refuerzan en mi planteamiento de que es todo un mero "ejercicio literario". Lo que se me cuenta es realmente lo menos importante, la "historieta" de fondo es una mera excusa. La carne en el asador está al 100% en cómo se cuenta. Esto para mí ha sido un claro detrimento, pero eso mismo puede que sea maravilloso para cualquier otro.

3 comentarios, puntuación: 5 con 2 votos
Escrita 13 de Enero de 2019
Añadir a mis favoritas

Portada de b66085847c30a3833b77ce2387fbad
BRANDON ME LA HA LIADO POR SEGUNDA VEZ en LEGIÓN Y EL ALMA DEL EMPERADOR (LEGIÓN #1)
Bueno, esta es la segunda vez que Brandon Sanderson me "obliga" a hacer una reseña doble en el primer libro de una trilogía: una vez para el primer libro y otra segunda para TODO el conjunto... (La vez anterior fue en la trilogía Nacidos de la Bruma). Este señor se está ganando todo mi respeto a pasos agigantados. Bien pues con Legión y sus sucesivas dos novelas cortas me ha pasado exactamente lo mismo. Por favor, leedlas porque el giro de tuerca de Legion: Lies of the Beholder que cierra la trilogía es para quitarse el sombrero. Bien es cierto que a diferencia de Nacidos de la Bruma, donde una vez visto el conjunto se nota que todo seguía un plan meticulosamente trazado, aquí es claro que NO era un viaje planificado desde el principio. Pero me da igual, Brandon Sanderson consigue hacer verdadera magia con su tercer tomo, (bueno "tomito", que no dejan de ser novelillas cortas), elevando a la enésima potencia el valor de toda la saga en su conjunto. Con un final luminoso, precioso, circular, amante de los libros y de la literatura, de la diversidad, planteándote qué es o no real y sobre todo que qué mera importancia tiene la realidad o no. (Y ya estoy diciendo más de lo que debo para no hacer "spoiler"). Además ha coincidido justo tras la lectura de un maravilloso libro de cuentos de Ende sobre nuestra mente y anhelos, de manera que, siendo esnob, puedo decir que el maridaje global ha sido simplemente perfecto. Así pues, si no os importa leerlo en inglés, (el segundo y el tercer libro no están publicados aún en castellano, y no puedo más que recomendar leerlos todos seguidos), ya estáis tardando en hacerlo. Como decía en mi reseña inicial un soberbio ejemplo de cómo hacer literatura de masas sin obligar al lector a matar su inteligencia por vergüenza ajena.

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 5 de Enero de 2019
Añadir a mis favoritas

Portada de e4600556ec2ce62ae702
... O BIEN SU COMPLEMENTO: LA FELICIDAD DEL ESCLAVO en LA PRISIÓN DE LA LIBERTAD
Bueno, tras mi fracasado contacto con el Ende infantil (Jim Botón y Lucas el maquinista) un total acierto con un desconocido libro para mí del Ende adulto, surrealista y onírico. (Me voy a plantear releerme El espejo en el espejo). Esta es una colección de cuentos bastante más realista que El espejo... lo cual no es decir mucho, pero a lo mejor sirve para atraer a aquellos a los que este se les atragantase por excesivo en ese aspecto. Y a mí me ha encantado. Porque dentro de su sencillez consiguen darle vueltas al archiconocido debate entre libre albedrío (y sus "riesgos") y el determinismo absoluto, así como otras vueltas de tuerca sobre nuestra mente y deseos. Nada nuevo en el horizonte pero casi casi me estaba recordando a múltiples paradojas de la recomendable bestia "Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle". Y es que, como ocurre en el cuento que le da título al libro, jugar con intentar cuadrar un Dios Todopoderoso (y por tanto omnisciente, y por tanto conocedor exactamente de lo que hacemos y, lo que es más crítico, de lo que vamos a hacer), con la supuesta libertad de actuación y por extensión responsabilidad individual sobre nuestros actos es cuando menos difícil. (Vamos, es imposible). Y claro los teólogos sufren (y han sufrido a lo largo de los siglos) enormemente con ello. ¡Ah, la pérfida paradoja del mentiroso, vamos el matemático teorema de Gödel disfrazado de asignatura de lengua, también conocido como los sistemas formales haciéndose el harakiri a la que te descuides! Lo cual es un entretenimiento dominical muy ameno y sesudo, (como un sudoku nivel 30), salvo cuando lo que hace saltar por los aires es tu sistema moral de referencia. (De ahí que los "filósofos", y cualquiera que reflexione mínimamente sobre su supuestamente perfecta religión, a la postre huyan como de la peste de ni acercarse a este nudo gordiano; Dios es todopoderoso e infinito y más bueno que el Kinder ese, pero tampoco pensemos mucho sobre qué se deriva EXACTAMENTE de esta premisa porque puede ser muy desagradable...) Y como este cuento, y siempre relacionado en temática con la mente y nuestros anhelos, pues otro sobre los peligros de perseguir nuestros sueños por encima de todo, pero también y contradictoriamente otro sobre cómo tener sueños que perseguir, (y no terminar de alcanzarlos nunca), es posiblemente lo mejor que nos puede pasar, otros directamente más surrealistas sobre la percepción del espacio (aunque uno como una metáfora muy muy potente sobre el agujero negro que el nacismo supuso en Alemania), etc. etc. Además todo aderezado de la portentosa imaginación de Ende para plasmar escenas plásticamente apabullantes. Finalizo la reseña indicando además mi favorito: Las catacumbas de Misraim. De nuevo con una temática extremadamente actual: la difícil decisión entre libertad (y el peligro que ella supone en todos los aspectos) o bien sacrificar toda (o parte) esa libertad por el supuesto bienestar de que alguien me cuide y dirija... Ya sabéis, aquello de la pastilla azul o roja de cierta película.

2 comentarios, puntuación: 5 con 1 votos
Escrita 3 de Enero de 2019
Añadir a mis favoritas

Portada de d49d882db971ddd382af
MISTICISMO CI-FI en LA CIUDAD Y LAS ESTRELLAS
Un libro en mi opinión bastante flojito y hasta casi contrario al espíritu central de la ci-fi "dura" y máxime en el propio Arthur C. Clarke. Un libro que se contradice a sí mismo. Y es que una de las fijaciones de Arthur C. Clarke es la religión. Está claro que les tenía una tirria que no las podía ni ver fundamentalmente basada en el famoso adagio "Dios es una X en la frontera del conocimiento humano,...". Y como ya comentaba en mi reseña de "Cánticos de la lejana tierra", a la que puede, zasca: ser religioso es un residuo de las cavernas, la razón poco a poco debería irnos haciendo superar la superstición (en cualquiera de sus formas). Y posiblemente, en líneas generales estoy hasta de acuerdo con ello, (aunque alguna que otra vez reflexiono si "ser religioso en más o menos medida" no será una característica genética que como grupo nos aporte cierta ventaja de supervivencia, pero eso es debate para otro día y lugar). Pero lo que cuadra mal es que tras este zasca te montes una especie de misticismo ateo de padre y muy señor mío y sueltes una historia cosmológica de inteligencias sin cuerpo (pero que a la vez son capaces de destruir, es decir, de alterar la materia), mientras insistes que los dioses y ángeles (es decir, esos supuestos Grandes Unos, -Great Ones en inglés-) son una tontería mu' tonta. Un poquito de coherencia, por favor. Porque ese es el problema de este libro. La ciencia ficción "dura" funciona bien cuando te permite extrapolar la realidad contante y sonante para contar algo de todos los días bajo una luz diferente. Cuando te pones en plan grandilocuente en plan billones de años, y miles de "tecnologías" cuasi mágicas (recordemos ese otro adagio de tecnología vs magia) capaces de hacer no se sabe bien qué cosas sí y qué cosas no pues como que el pastiche que queda es tremendo. Y máxime si uno de los puntos centrales es darle caña a la magia por excelencia que es cualquier religión. Eso sí como punto tremendamente favorable, y por lo que posiblemente le he subido un puntito la nota, cabe reconocer que ha envejecido francamente bien. Es decir, como buena ci-fi, al no centrarse en describir los detalles de esas tecnologías, (que a la mínima quedarían descripciones obsoletísimas por mera comparación con la tostadora "inteligente" que acabe de sacar cualquier marca china), se puede leer hoy casi casi exactamente igual que en 1960.

0 comentarios, puntuación: 4 con 1 votos
Escrita 29 de Diciembre de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 87e9f33f1b487aabaa93
CREO QUE HA ENVEJECIDO UN TANTO en JIM BOTÓN Y LUCAS EL MAQUINISTA
Bueno, lectura de un libro que tenía pendiente desde siempre. Como podréis comprobar con mis reseñas de Momo y La Historia Interminable, Michael Ende fue uno de mis escritores fetiche de mi infancia. Pero este libro (y su continuación) se me había quedado en el tintero. Quizás porque es aún más antiguo que yo y ya no era "novedad" en dicha infancia mía, o por lo que fuese. Así pues tenía que saldar esa deuda... y quizá hubiera sido mejor no saldarla. El libro es efectivamente una correcta historia infantil con todos los elementos "made in Ende" que ponen de manifiesto su portentosa imaginación que explotará definitivamente en La Historia Interminable. Pero en mi opinión tiene dos grandes peros, valga la redundancia. El primero de ellos quizás no lo sea tanto, pero no obstante soy incapaz de eludirlo. Y no es otro que esta es una historia estrictamente infantil. Al igual que en Momo y La Historia... existen elementos "ocultos" en un segundo plano que pueden hacer el libro interesante también como adulto, en este caso no es así. Es un cuentecillo (largo) para niños con dos reflexiones morales simples y sin ningún otro fin que entretener a un niño... Y claro yo ya no lo soy y me veo incapaz de juzgar si visto como niño me hubiese entretenido o no. (Mi mujer, que sí que lo leyó en su época, no guarda ningún recuerdo de él, ni bueno, ni malo). Y el segundo de sus peros es que está claramente viejuno en algunos aspectos. Porque sin quererlo es ligeramente racista y machista. Chirría un poco con los ojos del S.XXI. Vamos que yo no pondría especial interés en dárselo a mis vástagos. Ojo, no es que sea un libro racista y machista, es que simplemente la concepción social de 1960 no tiene nada que ver con la actual. Pero claro, visto con los ojos de hoy en día, el hacer una historieta con un negrito y chinitos (y esquimalitos), "intentando ser normales" más que "siendo normales de base y punto pelota", tiene un ligero tufillo a caspa. E idem con las princesitas florero. Insisto, no es que Ende fuese nazi ni muchísimo menos. Pero en una época en la que ¿afortunadamente? a los millenials les extraña cantar una canción de Mecano por homófoba porque dice que algo es una mariconez, a este libro se le empieza a oler un pelín a rancio. Y para simplemente entretener a nuestros hijos, (que tampoco sé si lo conseguiría), seguro que hay bastantes libros más frescos y actuales totalmente similares. Pues eso, quizá un libro que se queda como nostalgia para aquel que lo leyó adecuadamente en su época.

0 comentarios, puntuación: 5 con 1 votos
Escrita 22 de Diciembre de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 293b2604c850fc580fff
LE FALTA ALGO en LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE (LA GUARIDA)
Escribir un libro sobre mansiones encantadas es ya de por sí complicado. Porque o haces una historia de género total donde todo valga, o a ver cómo le puedes dar un medio toque de realismo para plasmar una historia interesante (desde un punto de vista "convencional" quiero decir; que no quiero yo parecer un pedante despreciando la literatura de género, donde hay buenas, malas y regulares como en todo). Bien, esta segunda vía, que es el aún más difícil todavía, es la escogida por la autora en este caso. Y el resultado es simplemente pasable. Porque creo que, al final, el libro se queda a medio camino en muchas de sus temáticas, e incluso de sus formas. No quiero tampoco destripar el libro y por tanto me voy a centrar en eso de sus formas como ejemplo extrapolable al resto. Al poco que comencéis la lectura veréis que el libro tiene dos formas narrativas claras, bien la típica y común de narrador omnisciente ajeno a la trama en tercera persona, bien una especie de narración personal más centrada en el punto de vista de uno de los personajes: Eleanor. Y aunque se mantiene la forma de tercera persona, esta narración está llena de pensamientos y reflexiones de Eleanor, mientras que eso no se hace con ningún otro personaje. Es decir, se intenta en cierta forma adoptar una especie de narración desde el punto de vista desde este personaje, y por tanto abriendo las puertas a que parte de esos hechos y vivencias puedan no ser confiables. Y este aspecto es necesario para darle sustancia, porque a la postre, (y no quiero desvelar más pero es claro que va a ser así por su protagonismo), Eleanor es quien más va a verse afectada por la estancia en Hill House. Pero como decía, se le ve demasiado el truco y la intención. Quizá si el libro hubiese estado narrado en su totalidad desde los ojos de Eleanor, hubiese sido distinto. (O alternativamente desde los ojos de cada personaje). Pero este medio camino adoptado se queda en ni chicha ni limoná hasta el punto de conseguir que mi párrafo anterior no sea spoiler ninguno... Y así un poco con todo y especialmente con los aspectos argumentales, que tampoco quiero exponer, hasta llegar al OBVIO final. E incluso el potencial retorcimiento de la historia que le podría haber hecho subir algún entero, (que TODOS estén "embrujados"/conchabados y se comporten como se comportan al final a sabiendas de dicho OBVIO final de dos párrafos más adelante), creo que es demasiado elucubrado y que solo existe en mi calenturienta mente más que en las páginas del propio libro. Total que un librillo para pasar el rato y poco más.

0 comentarios, puntuación: 5 con 2 votos
Escrita 25 de Noviembre de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 2c7be6ab5506c1949262ffb36dc203
VAGANDO EN (UN FALSO) CARABANCHEL en TE QUIERO PORQUE ME DAS DE COMER
Una pena. Este libro es una pena. Y es una pena por dos motivos por hipérbole y por inexactitud, (aunque ambas se mezclan). Como bien se encarga de indicar la reseña, este libro, dentro de ser unas aventuras (o desventuras) de un asesino en serie como habrá otros cincuenta mil, intenta ser distinto en su forma de narrar la historia. Aprovechando esa historia, se entremezclan mil pequeñas y grandes historias corales para intentar dar al mismo tiempo una pincelada, una descripción, una ¿crítica? social de ese supuesto barrio o distrito madrileño de Carabanchel. Y el formato escogido está además bastante bien llevado a cabo. Lo que serían párrafos muy, muy cortos, cada uno dedicado a un tema distinto, se convierten en frases, (es decir con su punto final), en un párrafo larguísimo que constituye el capítulo, para acentuar la sensación de simultaneidad de las tramas. Y cada "frase" real dentro del minipárrafo pues se puntúa con dos puntos (:). Bueno una forma original, que aunque tampoco es que sea la bomba, (el libro podría estar puntuado ortográficamente de manera mucho más convencional y sería exactamente igual), le aporta un cierto aire fresco que siempre es bienvenido. Además, los saltos continuos de personajes, tramas y subtramas, están perfectamente guiados. David repite sistemáticamente datos rápidos y concretos para que el lector no se pierda, (salvo cuando quiere lógicamente perderle, por ejemplo, quien es el que en un momento determinado está describiendo pisos para venta), ni tenga que cargar con una agenda para consultar constantemente quién era o dejaba de ser Fulanito o Menganito. Hasta aquí todo correcto y más que correcto. Por lo menos de 7 como poco. Pero el problema comienza precisamente no con el continente, sino con el contenido. En referencia a lo que reseñé en "In the rogue blood", (y no digamos ya al truño de "Las partículas elementales"), parece haber una moda en ser hiperviolento y, (además), hipersexual, para "molar". Pero como con todos los perfumes y especias fuertes, o se usan con arte y moderación, o to' mezclado a tutiplén resultan infumables. Y esto es lo que creo que pasa aquí. No puede ser que pretendas hacer una especie de descripción social de Carabanchel, de un instituto de bachillerato del barrio, de lo que sea y prácticamente TODA la población sean unos tarados, borrachos, maníacos sexuales, tíos hiperviolentos, (lo que toque). O si lo haces tienes que tener muchíiiisimo arte para hacer colar esa "tarantinada". Para muestra un botón, (y pongo uno hasta naif, por no ser especialmente desagradable): en un momento habla de una madame de puticlú cutre de barrio y acaba diciendo al respecto de sus vecinos: "a veces (cuando sale a pasear) cuenta los hombres con los que no se ha acostado y no le salen más de diez". Y así todo el rato (y más). Además es que en este contexto las "inexactitudes", (qué demonios, los errores), sientan especialmente mal. O yo me he confundido de país y barrio (soy de Campamento, al lado de Carabanchel), o el 911 jamás se ha empleado en España (¿no será el 091, alma de cántaro?). E igualmente creo que el "Ayuntamiento de Carabanchel" es solo un poco anterior a esta novela. Y si quieres hablar de los orígenes de las "cundas", mezclar un Seat 124, (como coche familiar además), con euros, es decir, a partir del 2002 como poco, roza ya lo cuasi-imposible por muy atractivo que te sea imaginarlo lleno de yonquis. Y máxime si pretendes llevar a esos yonquis al poblado de Jauja, desmantelado en 1999-2000 (lo acabo de consultar en internet). Y de verdad que, en los aspectos "logísticos", me cuesta mucho creer la descripción medieval, (o directamente de campo de concentración de Mauthausen), que se hace de la cárcel de Carabanchel. Total, que como dije igualmente en "In the Rogue Blood", temo mucho que se trata de un libro muy prescindible...

0 comentarios, puntuación: 5 con 2 votos
Escrita 10 de Noviembre de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de 81b197d6f2bf797f5c18
LÁGRIMAS DE K en NUNCA ME ABANDONES
He marcado esta reseña como spoiler porque mucho me temo que voy a tener que reventar completamente el libro para explicarme medianamente. Es más, el título era ya un poderoso spoiler, y por eso lo he camuflado un poco... Mi resumen de esta reseña podría ser el oxímoron "erróneamente acertado". La novela comienza con Kathy, de 31 años, narrándonos su vida. Pero en un primer instante lo que nos cuenta es que su trabajo es ser "cuidadora" de "donantes", entreviendose que estos están muy delicados de salud en un entorno hospitalario. E inmediatamente pasa a narrarnos su infancia (y luego será su adolescencia, y luego su etapa adulta), en un internado llamado Hailsham. Inmediatamente, y más en cuanto empieza la narración de Hailsham, queda claro que aquí hay gato encerrado. Nada en esta Inglaterra de los años 1970, 80 y 90 es "normal". Hay un tufo claro a distopía chunga por detrás. Y de hecho gran parte de la narración de esa infancia en el internado sirve para ir mostrando escena a escena qué se cuece realmente. Y aquí comienzan los "errores", los problemas, del libro. Porque quizás si hubiese estado escrito hace 40 años, (en esos años 80 que menciono), pues podría haber sido sorpresivo. Pero hoy en día creo que el 95% de los lectores habremos adivinado ya, (es decir, en la cuarta página del libro), que ese "sorpresón" que nos tiene guardado es que Kathy y sus compañeros no son más que clones criados simplemente para ser troceados de adultos, (es decir ya creciditos), como donantes de sus órganos vitales a los seres humanos pata negra. A costa claro está de que el susodicho "estudiante", (clon), muera en el proceso, (y a nadie le importe), es decir, y según el eufemismo empleado en el libro, "se complete". No sé, yo es que hasta recuerdo un libro con muy pero que muy parecido argumento, (el flojísimo "Clones" de Michael Marshall Smith, que leí hace la tira y del que ya no me acuerdo de casi nada). Es decir, primer punto potencialmente interesante (el descubrir al gato) muerto, matado y enterrado antes de casi empezar. E inmediatamente se produce el segundo fallo. El libro es artificiosamente tramposo. Es como decía que pasaba en El Asesino Ciego de Margaret Atwood. El libro comienza como el autodescubrimiento del mundo real que la rodea según los ojos de esa niña Kathy. Y está bien planteado, está bien escrito, en donde cada una de la pequeñas vivencias o anécdotas que nos narra Kathy va arrojando algo de luz sobre esa (supuestamente) desconocida distopía de manera milimétricamente calculada. Pero se le ven las costuras a esta estructura porque recordemos que el libro está narrado por Kathy adulta y por tanto perfectamente consciente de la trampa que en cambio me está intentando colar poco a poco. Me narra como si no supiese nada, cuando está claro que lo sabe todo. Vamos que el truco de prestidigitador es muy pero que muy chusco. A partir de aquí, se produce también el tercer y último punto erróneo del libro antes de pasar a sus puntos fuertes. Y es que la distopía en sí no es creíble. Es decir esto de criar clones para matadero implicaría una sociedad muy pero que muy chunga detrás, no esa Inglaterra sensiblemente similar a la real. No sé, si hay manifestaciones y grescas (muy justificables y más o menos justificadas, o no) sobre la caza del zorro, los visones, los toros, el maltrato y los derechos de los animales en general, imaginémonos lo que sería si existiesen criaderos de (pseudo)humanos para matadero, por muy pseudos que sean. Y en cambio esto se diluye en el libro con una mera disquisición sobre si los clones tienen alma o no, sobre cómo los gestores de Hailsham intentan ser "humanos" con sus niños, y sobre cómo la sociedad en general pues simplemente cierra los ojos y mantiene a los parias en una zona gris sobre la que no pensar demasiado. Y como se puede ver en esta última frase, aunque la situación concreta del libro es insostenible e increíble, la ciencia ficción comienza a hacer su función de reflejo de las miserias de nuestra sociedad. Porque tampoco es tan extraño aquello de cerrar los ojos a las injusticias y salvajadas de nuestro miserable mundo salvo cuando real o artificiosamente son salpican de lleno. Vamos que nuestro mundo está plagadito de trastiendas y zonas grises a las que no miramos para no asquearnos de lo hijoputas que, por subrogación, todos somos... E igualmente con la respuesta de los clones a su situación. Porque de nuevo, de manera totalmente increíble para el planteamiento distópico concreto del libro, no hay en ningún momento ningún atisbo de rebelión a su insostenible esclavitud. Tan solo una pequeña lucha, sueño personal que ni ellos mismos se creen realmente, intento administrativo de trámite, para, si acaso, conseguir que me retrasen un poco la fecha de troceo... En definitiva, no se trata de un libro sobre Nexus 6 u 8, sino más bien sobre los incondicionalmente obedientes Nexus 9, aunque no se explica en ningún momento por qué son tan sumisos. (Para el que se pierda: Blade Runner y su magnífica secuela, no los teléfonos de Google). Y de nuevo esto, que en primer término resta credibilidad a la distopía, vuelve a convertirse en un punto fuerte poco a poco. Porque al final, de nuevo vuelven a volar por la mente (o por lo menos por la mía), muchas situaciones de parias terrenales sobre los que, aunque lo más inmediato es pensar "¿cómo no se levantan de una vez?", lo verdaderamente magnífico es ver cómo hacen su vida tan feliz o infeliz como cualquiera, tan humanos como cualquiera, incluso en las circunstancias más inhumanas. Y esto es de lejos lo que más me ha gustado del libro. Que en su mayor medida, y aunque suene raro, es un mero libro intimista con sobre los mil y un detalles intranscendentes pero vitales, que les van sucediendo al triángulo formado por Kathy, Ruth y Tommy desde su infancia. Con su amistad en principio incondicional, que luego no lo es tanto, con sus pequeñas y grandes falsedades, dobleces y puñaladas traperas, con ese devenir en pareja, y en pareja equivocada y luego acertada pero a destiempo, con sus distanciamientos, con su correspondiente duelo cuando van faltando, etc., etc. Exactamente análogos a cualquiera de los que yo haya vivido (o hubiera podido vivir). Además le aporta un punto extraño, pero a la vez entrañable, la rareza general con que se traza a nuestros clones. Es decir, ya desde el principio queda claro que no son "humanos normales" sino más bien androides queriendo ser "humanos normales", justamente como con gran maestría se dibuja a los replicantes en las mencionadas películas (magnífico Roy Batty, magnífica pareja K-Joi, magníficas lágrimas de Luv). O mejor dicho no queriendo ser nada sino simplemente siendo lo que son. Y es que el que uno tenga incorporado de serie una especie de ligero síndrome de autismo o de Asperger, no quiere decir que no sufra o disfrute. Simplemente que lo hace en otras coordenadas, tan buenas o tan malas como las de cualquiera. Total, que como decía con el oxímoron que empezaba, no entiendo qué pretendía conseguir el autor con este libro. Porque aparentemente todos los planteamientos iniciales y evidentes del mismo no funcionan. Y en cambio él solito evoluciona hacia otro tipo de libro que casa mal con la complejidad distópica elegida en primer lugar. Para mostrarnos las pequeñas (o grandes) alegrías de tres amigos (y amantes), un poco "especiales" además, a lo largo de toda su (corta e injusta) vida, no hacía falta montar tal tinglado, la verdad...

1 comentarios, puntuación: 3 con 2 votos
Escrita 3 de Noviembre de 2018
Añadir a mis favoritas

Portada de ef6c4c8b31ae897e0de7
INOCENTE, INOCENTE SE HA ADELANTADO A OCTUBRE en LAS PARTÍCULAS ELEMENTALES
De verdad que no sé ni cómo calificar al "engendro" este. Lo primero que me viene a la mente es la saga de "Entrevista con el vampiro" que leí hace ni se sabe cuánto tiempo, que en su momento me pareció un correctísimo libro de entretenimiento, continuado con mucha gracia en "Lestat", y un cataclismo sumo en "La reina de los condenados". Porque, ¿me puede explicar alguien cómo en una novelilla de vampiros podemos acabar en un complot para asesinar a todos los hombres del mundo, menos unos cuantos sementales que se quedarían para continuar la especie ya sólo constituida por féminas y sus asesores vampíricos? Bueno, el desbarre como se puede ver es total y absoluto. Pero en cierta forma hasta se puede considerar medio justificado en una novelilla kirsch de superventas dirigida a público adolescente. Vamos, giros de guión tipo sueño de Resines, illuminati, espíritus egipcios en el origen de los vampiros y lo que se tercie para que la fiesta no decaiga... Pero, ¿encontrarse lo mismo en una novela "seria" de un tío en teoría en la "crème de la crème" de la literatura actual francesa? ¿Me queréis decir que me he tragado lo que me he tragado solo para que al final resulte que todo era una reflexión "sesuda" sobre cómo el hombre creaba descendientes inmortales? Es decir, que todo mi esfuerzo por no tirar el libro a t.p.c. las diez mil veces que no podía bien con la pedantería del "pesao" este, bien con la pseudociencia, bien con la pseudometafísica, bien con la chuminada suprema de poner porno por poner porque así soy políticamente incorrecto, era para llegar a semejante imbecilidad. Lo que digo: para haberme hecho un retrato al finalizar... Ni el ecce homo de Borja, ya os lo digo yo... No sé, es que no tiene NADA bueno. Porque vale a lo mejor el destino es un truño, pero el camino hubiera podido merecer la pena. Pero va a ser que no. Sobre todo por lo absurdamente pedante e ignorante que es el tipo este. Como uno de los personajes es científico, (el padre de la "ciencia" que posibilita crear nuestros sucesores inmortales), y como el menda este debe tener ínfulas de gran genio de la filosofía, resulta que debe ser muy pero que muy cool hablar de ontología, positivismo, Kant y Einstein, espacios de Hilbert e interpretación de Copenhague, junto con el nombre científico de la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster), así todo "arrejuntado" y "arremezclado" en el mismo párrafo (y casi en la misma frase)... Y se queda tan ancho. Y luego para qué contar el machismo y lo salido que debe estar este tío... Porque vale que en cierta forma yo soy de los que opina que ya está bien de opinar que hombres y mujeres somos exactamente iguales. Ya está bien del feminazísmo imbécil, estúpido y políticamente correcto que parece imperar hoy en día. Hombres y mujeres somos (o deberíamos ser) iguales en derechos y oportunidades, NO en resultados o en formas de conducirnos por la vida porque está claro que nuestros esquemas mentales de base son distintos, posiblemente porque nuestros conjuntos hormonales son distintos. Vale, hasta aquí puedo hasta medio coincidir con ciertas reflexiones del tío este. Pero, ¿alguno os podéis creer que el summum que las mujeres en general esperan del sexo es chuparsela a su medio novio mientras que en corro van llegando desconocidos para follárselas? Bueno, pues esta es exactamente una escena del libro. Así tan normal, y sobre todo tan "real". Tío, tú tienes un problema serio, de verdad. Deja de ver porno que se te están secando las meninges... E igual con cualquier tema "conflictivo". Yo que sé, por ejemplo la religión y en particular el islam, sobre el que hace ataques gratuitos sin sentido (cito textualmente: "la más estúpida, la más falsa y la más oscurantista de todas las religiones", así, a palo seco sin más elaboración). Y mira que yo soy el primero en opinar que cualquier religión es una soberana imbecilidad nacida de nuestro miedo a la muerte. No sé, casi, casi, es como un niño pequeño con problemas de conducta, que lo único que hace es ser gamberro por ser gamberro simplemente porque así llama la atención. Pues exactamente lo mismo con el tío este. Parece que se está preguntando cada cinco minutos a ver qué barbaridad puede decir para llevar la contraria a todo, (en general y en particular), porque si no su autoestima se desploma. Os puedo asegurar que primer y último libro de Houllebecq. Vamos, no me pillan en otra como hace tiempo que me juré que no vuelvo a ver una película de Almodovar ni así esté pensando en suicidarme.

0 comentarios, puntuación: 0 con 0 votos
Escrita 22 de Octubre de 2018
Añadir a mis favoritas

Primera Anterior ... 1 2 3 4 5 ... Siguiente Última