En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LAS PARTÍCULAS ELEMENTALES

Autor: MICHEL HOUELLEBECQ
ISBN: 9788433967305
Género: Narrativa
Editorial:ANAGRAMA
Edición: 2002
Número de páginas: 320

INOCENTE, INOCENTE SE HA ADELANTADO A OCTUBRE
0 con 0 votos

De verdad que no sé ni cómo calificar al "engendro" este.

Lo primero que me viene a la mente es la saga de "Entrevista con el vampiro" que leí hace ni se sabe cuánto tiempo, que en su momento me pareció un correctísimo libro de entretenimiento, continuado con mucha gracia en "Lestat", y un cataclismo sumo en "La reina de los condenados". Porque, ¿me puede explicar alguien cómo en una novelilla de vampiros podemos acabar en un complot para asesinar a todos los hombres del mundo, menos unos cuantos sementales que se quedarían para continuar la especie ya sólo constituida por féminas y sus asesores vampíricos? Bueno, el desbarre como se puede ver es total y absoluto. Pero en cierta forma hasta se puede considerar medio justificado en una novelilla kirsch de superventas dirigida a público adolescente. Vamos, giros de guión tipo sueño de Resines, illuminati, espíritus egipcios en el origen de los vampiros y lo que se tercie para que la fiesta no decaiga...

Pero, ¿encontrarse lo mismo en una novela "seria" de un tío en teoría en la "crème de la crème" de la literatura actual francesa? ¿Me queréis decir que me he tragado lo que me he tragado solo para que al final resulte que todo era una reflexión "sesuda" sobre cómo el hombre creaba descendientes inmortales? Es decir, que todo mi esfuerzo por no tirar el libro a t.p.c. las diez mil veces que no podía bien con la pedantería del "pesao" este, bien con la pseudociencia, bien con la pseudometafísica, bien con la chuminada suprema de poner porno por poner porque así soy políticamente incorrecto, era para llegar a semejante imbecilidad. Lo que digo: para haberme hecho un retrato al finalizar... Ni el ecce homo de Borja, ya os lo digo yo...

No sé, es que no tiene NADA bueno. Porque vale a lo mejor el destino es un truño, pero el camino hubiera podido merecer la pena. Pero va a ser que no. Sobre todo por lo absurdamente pedante e ignorante que es el tipo este. Como uno de los personajes es científico, (el padre de la "ciencia" que posibilita crear nuestros sucesores inmortales), y como el menda este debe tener ínfulas de gran genio de la filosofía, resulta que debe ser muy pero que muy cool hablar de ontología, positivismo, Kant y Einstein, espacios de Hilbert e interpretación de Copenhague, junto con el nombre científico de la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster), así todo "arrejuntado" y "arremezclado" en el mismo párrafo (y casi en la misma frase)... Y se queda tan ancho.

Y luego para qué contar el machismo y lo salido que debe estar este tío... Porque vale que en cierta forma yo soy de los que opina que ya está bien de opinar que hombres y mujeres somos exactamente iguales. Ya está bien del feminazísmo imbécil, estúpido y políticamente correcto que parece imperar hoy en día. Hombres y mujeres somos (o deberíamos ser) iguales en derechos y oportunidades, NO en resultados o en formas de conducirnos por la vida porque está claro que nuestros esquemas mentales de base son distintos, posiblemente porque nuestros conjuntos hormonales son distintos. Vale, hasta aquí puedo hasta medio coincidir con ciertas reflexiones del tío este. Pero, ¿alguno os podéis creer que el summum que las mujeres en general esperan del sexo es chuparsela a su medio novio mientras que en corro van llegando desconocidos para follárselas? Bueno, pues esta es exactamente una escena del libro. Así tan normal, y sobre todo tan "real". Tío, tú tienes un problema serio, de verdad. Deja de ver porno que se te están secando las meninges...

E igual con cualquier tema "conflictivo". Yo que sé, por ejemplo la religión y en particular el islam, sobre el que hace ataques gratuitos sin sentido (cito textualmente: "la más estúpida, la más falsa y la más oscurantista de todas las religiones", así, a palo seco sin más elaboración). Y mira que yo soy el primero en opinar que cualquier religión es una soberana imbecilidad nacida de nuestro miedo a la muerte. No sé, casi, casi, es como un niño pequeño con problemas de conducta, que lo único que hace es ser gamberro por ser gamberro simplemente porque así llama la atención. Pues exactamente lo mismo con el tío este. Parece que se está preguntando cada cinco minutos a ver qué barbaridad puede decir para llevar la contraria a todo, (en general y en particular), porque si no su autoestima se desploma.

Os puedo asegurar que primer y último libro de Houllebecq. Vamos, no me pillan en otra como hace tiempo que me juré que no vuelvo a ver una película de Almodovar ni así esté pensando en suicidarme.

Escrito por arspr hace 29 días, Su votacion: 2

Debes estar logueado para escribir un comentario