En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

AL FINAL DEL ARCO IRIS

Autor: VERNOR VINGE
ISBN: 9788466637763
Género: Ciencia Ficción
Editorial:EDICIONES B
Edición: 2009
Número de páginas: 418


Ficha creada por Faulkneriano

MALO. (SIN PALIATIVOS)
5 con 3 votos

Vaya tremenda decepción...

He llegado a este libro después de la agradabilísima sorpresa que en su momento me ocasionó Un Fuego sobre el Abismo, por su desbordante originalidad, por la cantidad de temas tocados, por su enorme coherencia, en fin, por todo aquello que me suele hacer disfrutar como un enano con la buena ciencia ficción (sea más o menos "seria").

Pero este libro es un verdadero desastre que solo puede contentar a los más adeptos, fieles y abnegados seguidores del género... (Un poco como Star Wars VII, que, sin entrar en fanatismos pro- o anti- a priori, -esto es cine de palomitas, no se le pide más que pasar un buen rato de "indios y vaqueros" versión galáctica-, que alguien me explique cómo puede calificar como "buena película" a tanta imbecilidad, incoherencia, absurdez y pésimas actuaciones una tras otra... Eso sí, las naves, los rayos y las explosiones preciosísimos).

Ya lo decía Arthur C. Clarke: "Cualquier tecnología suficientemente avanzada será indistinguible de la magia". Y, como corolario, podemos coger el compendio de Brandon Sanderson sobre que lo importante no es la magia en sí, (que salgan uno tras otros conejos de la chistera, Deux-ex-machina variados, y a saber qué más, eso sí todo muy espectacular y grandioso), sino precisamente ponerle unas reglas claras y concisas a dicha magia y precisamente explorar (y explotar) lo que NO puede hacer. (Lo interesante no es Batman con mil cacharros "mágicos" para solucionarlo todo, sino verle sufrir como lo hizo Nolan...)

Bueno pues este libro peca de todo eso y de algo más. De repente estamos con una tecnología de la información espectacular, con venga jerga inventada, donde suceden "cosas" y más "cosas" y aún más "cosas" y, luego, de repente, otras "cosas" no pueden suceder sin que en ningún momento uno entienda realmente los límites, ni de hecho la mitad de las "cosas" que pasan. (El ejemplo más paradigmático puede ser simplemente mencionar a Alice volviendo al curro y a hacer algo que cincuenta páginas antes la había vuelto loca, literal, cuando además en teoría es de lo más chungo que te puede pasar y sin solución ninguna...)

Y adicionalmente el libro comete otro de los enormes errores de las novelas/películas de intriga: es muy fácil generar misterio al tun tún. Lo difícil es cerrar el argumento sin recurrir a que sea un sueño de Resines. (O a simplemente inventarse, una vez más, y ya van tres, otra puta Estrella de la Muerte...) Bueno pues este libro es que ni intenta cerrar dicho misterio. Ni bien ni mal. Si pensabais llegar al final, (como yo), para descubrir más o menos el desenlace de cada uno de los personajes, (es más, incluso quién es alguno de los personajes), os vais a quedar con las ganas... Porque según parece lo importante es el desarrollo emocional de Robert Gu... Siento chafarle sus aspiraciones señor Vinge: creo que, hombre, quizá debería usted revisar sus expectativas literarias. Porque como escritor intimista, delicado y sutil la verdad verdadera es que como que no le veo...

Escrito por arspr hace 3 meses, Su votacion: 3

Faulkneriano hace 3 meses

Muy buena no es, precisamente, esta novela. Yo confundía a este autor, que no me gusta nada, con Joan D. Vinge, la autora de Los proscritos del cinturón de cielo, de lo más simpática.

Y tienes toda la razón en cuanto a la necesidad de trazar los límites de la magia.

Debes estar logueado para escribir un comentario